Tiendas de ropa, peluquerías... los comercios abiertos desde el 4 de mayo en la fase 0 de la desescalada en España
  1. España
  2. Coronavirus
atienden con cita previa

Tiendas de ropa, peluquerías... los comercios abiertos desde el 4 de mayo en la fase 0 de la desescalada en España

En la fase 0 de la desescalada, todas aquellas tiendas que no superen los 400 metros de superficie podrán abrir sus puertas a los clientes, mientras que para visitar centros comerciales habrá que esperar

Foto: Tiendas de ropa, peluquerías... los comercios abiertos desde el 4 de mayo en la fase 0 de la desescalada en España
Tiendas de ropa, peluquerías... los comercios abiertos desde el 4 de mayo en la fase 0 de la desescalada en España

Una parte de la actividad económica se ha reactivado en España desde este 4 de mayo, fecha en la que la mayor parte del territorio español se ha situado en la fase 0 de la desescalada por el coronavirus SARS-CoV-2, la etapa de transición hacia la 'nueva normalidad', a excepción de aquellos territorios insulares que se han visto menos afectados por la emergencia sanitaria del covid-19 y que han entrado directamente en la fase 1. Tal y como recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE) en las órdenes ministeriales que regulan las primeras etapas de la desescalada en el país por el covid-19, desde el 4 de mayo se permite la reapertura de "todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales cuya actividad se hubiera suspendido tras la declaración del estado de alarma", salvo aquellos que tengan una superficie superior a los 400 metros cuadrados así como los centros o parques comerciales, que abrirán al público en la fase intermedia del desconfinamiento, es decir, en la fase 2.

Antes de que se produzca ese cambio, "peluquerías, centros de estética o fisioterapia, servicios de arreglos y reparaciones o comercios similares", parte de los establecimientos que el BOE pone como ejemplo de los comercios que tienen permiso para reabrir en la etapa de preparación a la desescalada, ya pueden atender a sus primeros clientes aunque no sin condiciones, ya que tienen que establecer un sistema de cita previa que garantice la permanencia en el interior del establecimiento de un solo cliente por cada trabajador. Sólo en la isla balear de Formentera y en El Hierro, La Gomera y La Graciosa, territorios pertenecientes a las islas Canarias, no es necesario tomar esta medida restrictiva ya que dichas islas han entrado directamente en la fase 1 de la desescalada, la etapa inicial de la transición a la 'nueva normalidad'.

No obstante, en las islas que hacen de avanzadilla en el plan de desescalada sólo podrán llenarse los locales comerciales en un 30% de su aforo como máximo y, si no se pueden cumplir con las medidas de distanciamiento social, los clientes tienen que acceder de uno en uno al establecimiento siguiendo el mismo protocolo que estará vigente en el resto de España. Además de la estricta limpieza que tienen que llevar a cabo las tiendas que abran desde el 4 de mayo, las normas para la fase 0 de la desescalada que regula el BOE apuntan también al uso obligatorio de equipos de protección individual para los trabajadores, un protocolo que tienen que seguir asimismo los clientes cuando no se pueda mantener el distanciamiento social de al menos dos metros, y a la dispensión de geles hidroalcóholicos para garantizar el lavado frecuente de manos.

Foto: Ir a la peluquería en tiempos de coronavirus: consejos de expertos para reabrir sin miedo y garantizar la seguridad

Ya se puede comprar ropa con cita previa

De acuerdo con lo que avanzó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este sábado en rueda de prensa, comercios de servicios que permanecían cerrados como talleres, peluquerías, tiendas de arreglo de ropa o reparación de calzado, ferreterías o librerías, entre otros locales, pueden atender al público en estas primeras jornadas de la desescalada. Siguiendo lo que dicta la orden ministerial recogida en el BOE y siempre bajo el requisito de no superar los 400 metros cuadrados de superficie, en esta fase de transición también pueden abrir zapaterías o tiendas de ropa que ofrezcan atención individual a sus clientes, a quienes deben garantizar el máximo de protección individual. En el caso de los comercios minoristas del sector textil, los probadores deben utilizarse por una única persona y después de su uso hay que desinfectarlos.

A partir de la fase 1, establecimientos como las tiendas de ropa o las librerías podrán seguir abriendo sus puertas en condiciones más normales siempre que cumplan con las condiciones de ocupación máxima del 30% del aforo y el distanciamiento social. Los centros comerciales no se podrán visitar hasta la fase II —que de avanzar la provincia en la que se reside a buen ritmo en la desescalada se introduciría el 25 de mayo— con un aforo limitado del 40% y con la prohibición de permanecer en zonas comunes o áreas recreativas, un veto que no se levantará hasta la fase 3 de la desescalada. Para poder comprar, por ejemplo, una novela en una librería se apela a la venta 'online' en primer lugar. No obstante, con cita previa y siempre que el local en cuestión disponga de mostradores y mamparas de protección para la atención individualizada de los clientes se puede acudir a dichos comercios.

Coronavirus
El redactor recomienda