Es noticia
Menú
La ausencia de electrificación del tren Valencia-Zaragoza perjudicó el aviso a Adif
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
LOS BOMBEROS ANTICIPAN CORTES

La ausencia de electrificación del tren Valencia-Zaragoza perjudicó el aviso a Adif

Los bomberos suelen anticipar cortes de tensión y tráfico para evitar posibles accidentes por electrocución. El convoy de Bejís tampoco llevaba ningún interventor que ayudara a la maquinista con los pasajeros

Foto: El tren regresó a la estación de Caudiel tras dar marcha atrás en una línea no electrificada. (EFE)
El tren regresó a la estación de Caudiel tras dar marcha atrás en una línea no electrificada. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El déficit de electrificación de la línea ferroviaria que une Valencia y Zaragoza no ayudó a que el Consorcio Provincial de Bomberos tuviera en cuenta el posible paso del tren que el pasado martes por la tarde iba a atravesar la comarca del Alto Palancia, azotada por el incendio de Bejís. Los responsables de la lucha contra el fuego suelen anticipar cortes de tensión en comunicación con el operador de las infraestructuras ferroviarias, ADIF, en previsión de que las llamas puedan alcanzar las líneas y se produzcan accidentes por electrocución de las unidades que trabajan sobre el terreno. En esos casos, según señalan fuentes del Sindicato de Maquinistas, el puesto de mando avanzado se pone en contacto con la empresa estatal para solicitar la interrupción del flujo eléctrico, lo que conlleva la suspensión del tráfico durante el tiempo requerido si esta funciona con electricidad.

Difícilmente esto podía haber sucedido en el caso del tren que se adentró en las llamas del incendio de Bejís. La línea es muy deficitaria en prestaciones y no está electrificada en estos tramos. De hecho, el convoy de Media Distancia de la Serie 599 de CAF funciona con locomotoras diésel. Es el caso del servicio 18506, que salió de Valencia a las 16.22 y tenía previsto llegar a Zaragoza a las 21.18 horas, casi cinco horas después. Un motín de pasajeros, mientras la maquinista trataba de cambiar de cabina para dar marcha atrás y regresar, derivó en la apertura de emergencia de puertas y en la huida a pie de una veintena de ellos. Esto retrasó todavía más la puesta en marcha del convoy para regresar a Caudiel. Muchos de los que salieron resultaron heridos y la maquinista los fue recogiendo en el camino de vuelta. Hizo hasta siete paradas y ella misma sufrió quemaduras leves. Hay cinco personas hospitalizadas, dos de ellas con pronóstico grave. La investigación abierta por la Guardia Civil respalda por ahora la versión de la conductora frente a los relatos de algunos pasajeros que optaron por saltar de los vagones.

Foto: Un camión de bomberos calcinado por las llamas del incendio de Bejís. (Cedida: A Punt)

Sobre las razones de que el tren se adentrase en la zona afectada por el fuego, tanto ADIF como Renfe han puesto el foco en que no recibieron ningún aviso de Emergencias de la Generalitat ni de Protección Civil. El mando avanzado del incendio de Bejís, del que es responsable el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón y quien tenía la capacidad técnica de ordenar el corte de comunicaciones, sostiene que un cambio brusco en las condiciones del viento propició que las llamas se acercasen rápidamente a las vías y que no dio tiempo a comunicar un aviso. "Si nosotros hubiéramos tenido esa previsión de comportamiento del fuego, obviamente habríamos cortado las carreteras y las vías que pensábamos que podían ser afectadas", señalaba Fernando Kindelán, director del puesto de mando avanzado en Viver, en declaraciones difundidas por Antena 3.

Es la opinión que traslada también el Gobierno. La ministra de Ciencia, Diana Morant, aseguró este viernes en una visita al puesto de mando que si la dirección del incendio "hubiera sabido que iba a pasar el fuego por allí, habrían tenido un camión" de bomberos. "En muchos casos, la situación real sobrepasa a los escenarios previstos", dijo tras destacar el carácter incontrolable del fuego. Morant también avaló la actuación de la maquinista durante los 26 minutos que duró la tensa parada antes de dar marcha atrás y salir de la zona afectada.

Formaciones con representación en el Congreso, como el Partido Popular, Ciudadanos y Teruel Existe, han pedido la comparecencia de la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, para que explique las razones por las que el tren se adentró en la zona afectada por el fuego. La agrupación de electores aragonesa criticó también que no hubiera en el convoy ningún interventor que pudiera ayudar a la maquinista a controlar la tensión con los pasajeros para que ella pudiera concentrarse en las maniobras de regreso. Tras denunciar que la plantilla de interventores está infradotada en un 50%, Teruel Existe señaló que esto evidencia una vez más "las numerosas carencias de esta línea ferroviaria, con un trazado propio del siglo XIX y sin las medidas de confort y seguridad propias de un servicio adecuado", señalaron sobre el trazado Valencia-Zaragoza.

"Todos los accidentes son una fatalidad y estamos expuestos a ellos, pero en el que se produjo el pasado 16 de agosto parece claro que hubo un cúmulo de errores que exigen una investigación a fondo y que los responsables del gestor ferroviario expliquen qué podría haberse hecho mejor", ha indicado el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte. El parlamentario reivindicó "unos servicios ferroviarios dignos y modernos, como el que merecen los usuarios del ferrocarril que une Valencia con Teruel y Zaragoza".

Para Guitarte, "no es de recibo que uno de los ejes principales de la península tenga unas líneas de tren obsoletas, sin el personal necesario y con unas frecuencias y duraciones de trayecto impropias de los tiempos actuales. Cabría preguntarse por qué el Gobierno no presta la misma atención a estos trenes tan necesarios para la vertebración territorial y que dan un servicio a los ciudadanos de la España vaciada que el que sí presta a las grandes líneas de alta velocidad. Los habitantes de los territorios que no disfrutamos de AVE, merecemos al menos tener unos trenes en las mejores condiciones de calidad y, por supuesto, de seguridad. Es un agravio comparativo inaceptable que llevamos ya sufriendo durante demasiadas décadas", abundó.

Como consecuencia de la presión política de Aragón y la Comunidad Valenciana, el Gobierno ha acelerado las licitaciones para la modernización de la línea ferroviaria. ADIF inició en abril las obras para la electrificación del tramo entre Zaragoza y Teruel. Aunque ya está aprobado el plan director, todavía no están en marcha los trabajos de electrificación del tramo Teruel-Valencia. El tren circula en este trayecto a velocidades que a veces no superan los 60 kilómetros por hora. Es el caso del tramo por el que discurría el convoy afectado por el incendio de Bejís.

El déficit de electrificación de la línea ferroviaria que une Valencia y Zaragoza no ayudó a que el Consorcio Provincial de Bomberos tuviera en cuenta el posible paso del tren que el pasado martes por la tarde iba a atravesar la comarca del Alto Palancia, azotada por el incendio de Bejís. Los responsables de la lucha contra el fuego suelen anticipar cortes de tensión en comunicación con el operador de las infraestructuras ferroviarias, ADIF, en previsión de que las llamas puedan alcanzar las líneas y se produzcan accidentes por electrocución de las unidades que trabajan sobre el terreno. En esos casos, según señalan fuentes del Sindicato de Maquinistas, el puesto de mando avanzado se pone en contacto con la empresa estatal para solicitar la interrupción del flujo eléctrico, lo que conlleva la suspensión del tráfico durante el tiempo requerido si esta funciona con electricidad.

Noticias de Comunidad Valenciana Tren Incendios
El redactor recomienda