Es noticia
Menú
El PP hace del enfado del sector turístico su nuevo caballo de batalla contra Ximo Puig
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
LA ÚLTIMA POLÉMICA

El PP hace del enfado del sector turístico su nuevo caballo de batalla contra Ximo Puig

Feijóo defenderá este viernes en Benidorm las políticas del PP para el sector, mientras el líder en Valencia carga contra la tasa turística y ahonda en la división interna de los socialistas por la medida

Foto: Varias turistas se fotografían en Valencia. (EFE/Ana Escobar)
Varias turistas se fotografían en Valencia. (EFE/Ana Escobar)

Este verano está llamado a ser (ahora sí) el de la vuelta a la normalidad en el sector turístico. Pero la inflación, la incertidumbre económica y otras cuestiones sobrevenidas, como el inicio de la tramitación de la ley que permitirá implantar la tasa turística en la Comunidad Valenciana, han puesto en pie de guerra al sector en la región. Y el PP busca capitalizar ese enfado contra el ‘president’, Ximo Puig. El líder de los populares valencianos, Carlos Mazón, contará este viernes con un ‘ariete’ extra, Alberto Núñez Feijóo. El presidente del PP visitará Benidorm, capital turística, corazón del potente sector hotelero de la autonomía.

Y el motivo de la visita de Feijóo a la capital de la Costa Blanca no deja lugar a la duda: presentación de las políticas turísticas del PP frente a la tasa y la “chapuza del Imserso”, según apuntó Mazón este miércoles. La oposición de la formación a un impuesto que grava las pernoctaciones de los visitantes no es nueva, pero los populares están redoblando las críticas y hurgando en la herida de la división interna que la propuesta está dejando en los socialistas.

Foto: Varios turistas pasean por Valencia. (EFE/Juan Carlos Cárdenas)

El inicio de la tramitación parlamentaria de la ley que deberá regular el impuesto el pasado jueves, en el último pleno, ha sido la polémica que ha marcado el fin del curso político en la Comunidad. El debate llegó a Las Cortes precedido de las dudas que los socialistas sembraron sobre la posición que iban a mantener. El PSPV acordó en diciembre con Compromís y Podem, los otros dos partidos que sustentan el Consell del Botànic, la iniciativa, pero la división interna por la feroz postura de las patronales del sector han empujado a los socialistas a un difícil juego de equilibrios.

Si Puig llegó a defender que no era el momento de poner sobre la mesa la tasa, y se ausentó de la votación que dio luz verde al inicio del trámite, la mayor oposición en el seno del partido la está librando el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, un héroe para la oposición, un traidor para los socios del PSPV.

placeholder Varios turistas disfrutan en una terraza de Benidorm. (EFE/Manuel Lorenzo)
Varios turistas disfrutan en una terraza de Benidorm. (EFE/Manuel Lorenzo)

Es un error muy grave. Es otro palo más en la rueda de la recuperación y de la defensa de un sector que es fundamental”, denunció ayer Mazón en referencia a la tasa. Señaló a Puig: “Ha decidido inclinarse definitivamente del lado de los radicales y de los extremistas a los que no les gusta el turismo”, pero también ensalzó a Colomer. Le mostró su “apoyo”, como luego dejó constancia en Twitter, y le pidió que no dimitiera —el secretario ha llegado a anunciar que abandonará su puesto si la tasa turística se acaba aprobando—. Para el líder de los populares Colomer viene a ser el último dique de contención con el que "revertir una situación que es dramática para el turismo".

Pero si Colomer cuenta con el respaldo de la oposición, su figura se ha convertido, especialmente las últimas semanas, coincidiendo con la llegada de la tasa a las Cortes, en uno de los elementos de enfrentamiento entre los partidos que conforman el Gobierno de la Generalitat. La brecha se ha pronunciado a raíz de que el área de Turismo encargarse un informe sobre la idoneidad del impuesto y el PP está aprovechando el momento. Los socios de los PSPV han deslizado que era un documento de parte, con un único objetivo, sustentar las voces críticas con la tasa turística. Precisamente, el estudio, realizado por la Universidad de Alicante, y presentado este miércoles, concluye que la implantación del impuesto no es “oportuna”, al menos “en el medio plazo” y señala que sería "infructuosa" en destinos de sol y playa y "contraproducente" en ciudades como Valencia.

Foto: Edificios en Benidorm. (Booking)

Los datos disponibles apuntan a que la Comunidad Valenciana podría recuperar el volumen de turistas previo a la pandemia. Los primeros 15 días de julio, la región registró cifras de ocupación prácticamente iguales a las del verano de 2019, según la patronal Hosbec, no obstante la inflación y la incertidumbre económica se ciernen sobre un sector que a comienzos de la temporada alta, el pasado junio, ya se levantó en pie de guerra después de que el Gobierno central se negase a actualizar los precios del Imserso. La revuelta, aunque nacional, estuvo liderada por los hoteleros valencianos, en concreto los de Benidorm con un grandísimo peso en la actividad.

Este verano está llamado a ser (ahora sí) el de la vuelta a la normalidad en el sector turístico. Pero la inflación, la incertidumbre económica y otras cuestiones sobrevenidas, como el inicio de la tramitación de la ley que permitirá implantar la tasa turística en la Comunidad Valenciana, han puesto en pie de guerra al sector en la región. Y el PP busca capitalizar ese enfado contra el ‘president’, Ximo Puig. El líder de los populares valencianos, Carlos Mazón, contará este viernes con un ‘ariete’ extra, Alberto Núñez Feijóo. El presidente del PP visitará Benidorm, capital turística, corazón del potente sector hotelero de la autonomía.

Ximo Puig Partido Popular (PP) Valencia Benidorm Inflación Noticias de Comunidad Valenciana