Es noticia
Menú
La 'superwoman' del deporte español debe elegir: fútbol o atletismo
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
EXCESO DE TALENTO

La 'superwoman' del deporte español debe elegir: fútbol o atletismo

Los expertos instan a Salma Paralluelo a que se decante por una de las dos especialidades en las que podría ser una estrella mundial. El Villarreal le permitiría seguir con el atletismo mientras el Barça la obligaría a dejar las carreras

Foto: Salma Paralluelo. (EFE)
Salma Paralluelo. (EFE)

“Es una 'superwoman”, dice de ella Manoli Alonso, su entrenadora en el Playas de Castellón de atletismo, “es un talento en todos los niveles, no solo el físico; también la disciplina, la organización, la capacidad de trabajo... Es increíble”. “Es pura genética”, añade su entrenador de toda la vida, Félix Laguna, “desde pequeñita podía ganar en 800 metros, 1.500, 3.000, 3.500... Incluso en el triple salto estaría cerca de Ana Peleteiro [bronce en los JJOO de Tokio 2020] si se hubiera dedicado, aunque sus pruebas son el 400 lisos y el 400 vallas”.

El exceso de talento puede resultar, paradójicamente, un problema. A Salma Paralluelo (Zaragoza, 18 años) la han llevado a un jeroglífico difícil de resolver. Podría ser una estrella mundial de los dos deportes que practica desde niña, el atletismo y el fútbol, pero debe elegir uno, según los expertos. La urgen a decidirse; no de ahora, sino desde hace tres años, pero cada día la presión aumenta. Concentrada con la selección española de fútbol, que disputa en Inglaterra la Eurocopa a partir del 6 de julio, Salma barrunta las ventajas e inconvenientes de dos ofertas sobre la mesa: una de renovación con el Villarreal, que le permitiría seguir compitiendo como atleta en el Playas de Castellón, y otra para fichar por el Barça, que acarrearía el alejamiento de las pistas de atletismo.

placeholder Salma Paralluelo controla el balón durante un entrenamiento con la selección. (EFE/Pablo García)
Salma Paralluelo controla el balón durante un entrenamiento con la selección. (EFE/Pablo García)

Tengo una gran responsabilidad al practicar estos dos deportes”, dice Salma, “pero lo hago porque me gustan mucho. El fútbol significa espíritu de grupo, respeto y deportividad; el atletismo, humildad, sacrificio y compañerismo porque, pese a ser individual, nos ponemos en la piel del compañero por lo duro que es”. En fútbol, ya ha sido campeona del Mundo y de Europa sub 17 (en Uruguay y en Lituania, en 2018, respectivamente). “Técnicamente es buena y puede adaptarse a cualquier posición”, explica Toña Lis, su entrenadora en las categorías inferiores de La Roja.

De madre guineana y padre español, Salma ya compaginaba desde muy pequeña el fútbol y el atletismo, el lunes uno y el martes, otro, llegaba a casa destrozada y se levantaba a las cinco de la mañana para estudiar. Nadie la obligaba, pero quería sacar las notas. Tenía carácter. “Siempre se le han dado bien los estudios; más que por los éxitos deportivos, Salma destaca por ser buena persona”, dice su padre, Jaime Paralluelo. Hay precedentes como Mendieta, exfutbolista internacional y corredor de media distancia hasta los 16 años. O Carlota Castrejana, olímpica primero en baloncesto y luego en atletismo. La particularidad de Salma es haber combinado sus dos pasiones hasta los 18 años a un alto nivel.

placeholder Salma Paralluelo compite en Castellón en una prueba de atletismo. (EFE/Domenech Castelló)
Salma Paralluelo compite en Castellón en una prueba de atletismo. (EFE/Domenech Castelló)

“El atletismo es piramidal”, explica Laguna, “necesita una base y después entrenar siete días a la semana para mejorar las marcas. Es una preparación física al 100%. El fútbol, en cambio, son experiencias que te van mejorando: controlar y pasar el balón, regatear...”. “Salma ha entrenado poquísimo”, abunda Manoli, “un 10% de una cuatrocentista de su edad y de su nivel”. De ahí que las marcas no mejoren. A los 15 años ya tenía unas marcas parecidas, 56 segundos en 400 metros y 58 en 400 vallas, registros mundiales a esa edad. “Entrena dos días conmigo y tres con ellos”, agrega Laguna.

Hay una propuesta utópica para sus entrenadores de 400 metros. El enigma podría desvelarse si se dedicara primero al atletismo, hasta los 25 años, disputando los Juegos Olímpicos de París 2024 y de Los Ángeles 2028, y después retomara el balompié. Cumpliría así sus dos sueños. Pero los clubes de fútbol no quieren esperar. Superada la lesión de nueve meses en la rodilla izquierda (rotura de ligamento cruzado anterior), Salma demostró una pureza técnica al marcar un gol antológico al Barça: regateó a varias rivales y mandó el esférico, con la zurda, a la escuadra desde fuera del área.

Foto: María Vicente, en Antequera. (EFE)

¿El dinero decantará la balanza? La marca deportiva Nike la está esperando. Las cifras podrían serán mareantes haga lo que haga, pero siempre que llegue al primer plano internacional. “El dinero en el atletismo va por detrás de las marcas; en el fútbol puede ir por delante”, reflexiona Manoli. “La imagen de Salma es potentísima para cualquier marca deportiva”, remata Félix Laguna, “hay poquísimos deportistas en el mundo que puedan destacar tanto en dos deportes”. Es un fenómeno de la naturaleza y ha llamado la atención hasta del periódico francés L'Equipe. Pero la excelencia en ambos deportes le exige que solo puede quedar uno.

“Es una 'superwoman”, dice de ella Manoli Alonso, su entrenadora en el Playas de Castellón de atletismo, “es un talento en todos los niveles, no solo el físico; también la disciplina, la organización, la capacidad de trabajo... Es increíble”. “Es pura genética”, añade su entrenador de toda la vida, Félix Laguna, “desde pequeñita podía ganar en 800 metros, 1.500, 3.000, 3.500... Incluso en el triple salto estaría cerca de Ana Peleteiro [bronce en los JJOO de Tokio 2020] si se hubiera dedicado, aunque sus pruebas son el 400 lisos y el 400 vallas”.

Fútbol Femenino Noticias de Comunidad Valenciana