Es noticia
Menú
La posible imputación augura una tormenta contra Oltra y enciende alarmas en el Botànic
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
EL TSJ, MÁS CERCA DE INVESTIGARLA

La posible imputación augura una tormenta contra Oltra y enciende alarmas en el Botànic

El TSJ está más cerca de admitir la causa y la oposición ya reclama la dimisión de la vicepresidenta. Además de 'consellera' de Igualdad ejerce de portavoz del Consell

Foto: La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra. (EFE)
La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra. (EFE)

Se avecina tormenta veraniega para el Consell del Botànic. La decisión de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia valenciano de respaldar la exposición razonada enviada por el juez instructor contra Mónica Oltra por el presunto encubrimiento del caso de abusos que condenó a su exmarido deja a la vicepresidenta valenciana más cerca de ser investigada. El Ministerio Público considera que hay "indicios relevantes" como para que el TSJ asuma la competencia, toda vez que la también 'consellera' de Igualdad es aforada autonómica. Ella, que se ha personado en esta fase previa, tiene previsto alegar contra la apertura de diligencias, al tiempo que otros investigados, como la que era directora territorial en Valencia en el momento de los hechos, Isabel Serra, han reclamado directamente el archivo de la causa y el sobreseimiento por entender que no hay comisión de delito alguno.

Son pocos en el ecosistema político-judicial valenciano los que creen que el ponente Antonio Ferrer, que comparte tribunal con la presidenta del TSJ, Pilar de la Oliva, y Vicente Torres, no admitirá la causa. Fue él mismo quien archivó una denuncia anterior contra Oltra por los mismos hechos, pero dejando la puerta abierta a retomar las actuaciones en caso de aparición de nuevos indicicios suficientes en una instrucción ordinaria. El principal indicio ha resultado ser la propia afirmación pública de Oltra admitiendo que ella encargó el expediente administrativo paralelo a la investigación judicial que concluyó que el relato de la menor no tenía credibilidad. Es lo contrario de lo que sentenció el juzgado que condenó al exmarido de Oltra, Luis Eduardo Ramírez, a cinco años de prisión, fallo recurrido ante el Tribunal Supremo, que tiene pendiente resolver. El contraste entre la verdad judicial y las conclusiones administrativas sobre la situación de la menor es lo que sustenta el caso contra Oltra y más de una decena de cargos y funcionarios de su departamento.

Foto: Ximo Puig, a la entrada del Palau de la Generalitat. (EFE) Opinión

La política valenciana se desdijo días después de sus afirmaciones, pero la causa ha cogido formalmente fuerza suficiente como para seguir viva al menos hasta que ella comparezca para dar las explicaciones oportunas, algo que debe hacer inevitablemente con abogado y en calidad de investigada. Es cuestión de días, no más de dos o tres semanas, que los tres magistrados adopten una decisión. Y si la lideresa de Compromís es citada como investigada se augura un tormenta política que tiene ya encendidas las alarmas en Consell del Botànic que comparten socialistas, valencianistas y Unidas Podemos.

El Partido Popular ha convertido la causa contra Oltra y las diligencias abiertas contra el hermano del 'president' Ximo Puig en su principal eje de oposición. A un año de las elecciones, los sondeos apuntan a un resultado muy ajustado, con ligera ventaja de la izquierda botánica, que los conservadores creen que pueden revertir si cae una pieza clave en el cambio político que se produjo en 2015, como es la experimentada dirigente de Compromís.

La consigna es orientar todas las antenas al desgaste de la vicepresidenta, y el popular Carlos Mazón ya ha convenido con Génova la estrategia para amplificar al máximo la causa judicial. También la investigación a Francis Puig y la parte del caso Azud que alcanza a los socialistas, complicado a largo plazo esto último porque se trata de un expediente que parte de presuntas comisiones durante la etapa de Rita Barberá (PP) en el Ayuntamiento y los investigadores consideran prescritos posibles delitos electorales en las filas del PSOE. Tienen previsto concentrar las pesquisas en el cohecho y la prevaricación y malversación en el Consistorio valenciano.

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, apenas tardaba unas horas en conceder una entrevista al diario 'Las Provincias' para reclamar a Puig el cese de Oltra si ésta no daba un paso atrás. El propio Mazón calificaba de "escalofriante" e "incomprensible" que el presidente de la Generalitat "mantenga a Mónica Oltra tutelando a los menores de la Comunitat Valenciana".

Foto: Joan Baldoví y Mónica Oltra. (EFE)

Por ahora, la estrategia de Oltra es aguantar. Su entorno sostiene que la investigación del TSJ terminará en archivo e insiste en señalar una intencionalidad política en el origen de la denuncia, interpuesta por la víctima con el asesoramiento de José Luis Roberto, abogado de la ultraderechista España 2000. También está personada Cristina Seguí, la activista fundadora de Vox a la que la Fiscalía acaba de abrir diligencias por difundir un vídeo de las menores presuntamente violadas en Burjassot.

El alcalde de Valencia y persona cercana a Oltra, Joan Ribó, señalaba este sábado que la vicepresidenta valenciana "no debe dimitir" tras el posicionamiento de Fiscalía. Para Ribó se trata de "una acusación que viene de un abogado de extrema derecha, de un señor de España 2000".

La imagen del Consell

La cuestión es si Oltra será capaz de aguantar la presión y el desgaste que conlleva la instrucción judicial y la sombra de la sospecha. Además de vicepresidenta y 'consellera' de Igualdad es la portavoz del Consell. Cada viernes da cuenta de los asuntos tratados por el Ejecutivo autonómico. En teoría es la cara del Botànic, aunque sobre el papel porque realmente los tres integrantes de la coalición de gobierno marcan mucho sus líneas de acción política. Puig, por ejemplo, trabaja mucho su imagen de presidente autonómico. La percepción eso sí, es que el desgaste de una imputación golpeará a todos. No son pocos en la Generalitat quienes creen que debe echarse a un lado de alguna forma hasta resolver sus problemas.

La investigación de Oltra dejaría tocada también la pata valenciana de la plataforma que quiere montar la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz. No obstante, Oltra no es todo Compromís y los tiempos de autonómicas y generales no son los mismos. Hay quien está dando ya por finiquitada la carrera política de la lideresa valencianista. Pero quienes la conocen saben que es pantera enjaulada con mucha experiencia a sus espaldas. Darla por muerta políticamente puede ser prematuro.

Se avecina tormenta veraniega para el Consell del Botànic. La decisión de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia valenciano de respaldar la exposición razonada enviada por el juez instructor contra Mónica Oltra por el presunto encubrimiento del caso de abusos que condenó a su exmarido deja a la vicepresidenta valenciana más cerca de ser investigada. El Ministerio Público considera que hay "indicios relevantes" como para que el TSJ asuma la competencia, toda vez que la también 'consellera' de Igualdad es aforada autonómica. Ella, que se ha personado en esta fase previa, tiene previsto alegar contra la apertura de diligencias, al tiempo que otros investigados, como la que era directora territorial en Valencia en el momento de los hechos, Isabel Serra, han reclamado directamente el archivo de la causa y el sobreseimiento por entender que no hay comisión de delito alguno.

Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda