Es noticia
Menú
Ximo Puig usa el último cartucho para activar el Botànic a un año de las próximas elecciones
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
CAMBIO DE CICLO

Ximo Puig usa el último cartucho para activar el Botànic a un año de las próximas elecciones

El barón socialista agota la bala de la crisis de gobierno agitando su gabinete para marcar agenda y encarar el último tramo de legislatura con la oposición pisándole los talones

Foto: Ximo Puig, en la comparecencia del Palau de la Generalitat de este sábado. (EFE)
Ximo Puig, en la comparecencia del Palau de la Generalitat de este sábado. (EFE)

Adiós, pandemia; hola, gigafactoría. Ese es, condensado, el mensaje que el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, trató de transmitir este sábado en la comunicación del que será previsiblemente el último Consell del Botànic antes de las elecciones autonómicas que planea convocar en mayo, junto con las municipales. El barón socialista, que venía arrastrando problemas de falta de iniciativa política y de anquilosamiento en el gabinete, ha logrado agitar la coctelera de una crisis gubernamental que venía barruntando desde antes de Navidad. El objetivo era doble, transmitir imagen de renovación a la ciudadanía y activar internamente al Ejecutivo autonómico, tratando de implicar a la vez a sus socios para relanzar la gestión.

Han sido cinco de once las carteras que han cambiado de manos, cuatro de ellas socialistas y una de Compromís, si bien los relevos apenas han significado la entrada de una persona ajena hasta ahora a la Generalitat, el nuevo 'conseller' de Sanidad, Miguel Mínguez, jefe de digestivo del Hospital Clínico de Valencia, un independiente.

Foto: Rebeca Torró, hasta ahora secretaria autonómica de Economía.

Arcadi España ha pasado a Hacienda procedente de Política Territorial, conselleria a la que se ha elevado a Rebeca Torró, hasta ahora secretaria autonómica de Economía. También asciende Raquel Tamarit (Compromís) a Educación en sustitución de Vicent Marzà, que deja el gobierno por voluntad propia tras siete años para centrarse en su partido Més, la pata nacionalista de la coalición valencianista. Es el único cambio en las carteras de Compromís. La vicepresidenta Mónica Oltra, a la espera de conocer si será investigada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV), no contempla moverse. Tampoco Mireia Mollà (Agricultura) y Rafael Climent (Economía). Este último ocupa el cargo desde 2015.

La senadora Josefina Bueno toma el relevo en Innovación y Universidades de Carolina Pascual, una persona de perfil muy técnico que no encajaba en el plan del 'president' de elevar el tono político de un departamento ubicado en Alicante, provincia en la que el Partido Popular es mayoritario, y donde los socialistas aspiran a mejorar resultados en 2023. En las propias filas del PSPV-PSOE, no obstante, se muestran dudas sobre la capacidad de Bueno para asumir el reto electoral alicantino. La candidatura al Ayuntamiento sigue en el aire. El nombre de Ana Barceló, que ha pasado de gestionar la pandemia en Sanidad a ocupar la portavocía socialista en las Cortes Valencianas, también suena para ese cometido. Pero nada está decidido todavía.

Esas tres claves (Alicante, pospandemia y nuevo ciclo político), están detrás de una remodelación más estética que real

Esas tres claves (Alicante, pospandemia y nuevo ciclo político), están detrás de una remodelación más estética que real y que, el 'president' aseguró, tiene por objetivo "relanzar la Comunitat Valenciana" en un año "decisivo". Según justificó, los cambios de cartera coinciden con el “punto de inflexión” que suponen tanto la superación de la pandemia como la activación de los fondos europeos. Ximo Puig citó llegada de la fábrica de baterías de Volkswagen como "símbolo" de la transformación iniciada. La infraestructura industrial, que significará una inversión de más de 3.000 millones directos, va a ser uno de los banderines de enganche a la hora de hacer balance y armar la propuesta política en el camino de una posible reelección.

El discurso de la comunicación de la remodelación del Consell, muy enfocado en aspectos económicos, emanaba ya aroma electoral: polo de atracción de multinacionales líderes, polo de movilidad sostenible en el sur de Europa, polo de innovación con Distrito Digital en Alicante… Una "vía valenciana" del progreso y búsqueda de "nuevas metas de modernidad". El Botànic afronta su último ejercicio necesitado de armar un relato con un Partido Popular pisándole los talones. Los conservadores liderados por Carlos Mazón aseguran contar con sondeos que les dan una mayoría parlamentaria junto con Vox, y están apretando en la labor de oposición.

La presentación del nuevo Consell en el solemne Saló de Corts del Palau de la Generalitat ha sido, en realidad, el primer acto electoral de una larga e incierta campaña electoral.

Adiós, pandemia; hola, gigafactoría. Ese es, condensado, el mensaje que el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, trató de transmitir este sábado en la comunicación del que será previsiblemente el último Consell del Botànic antes de las elecciones autonómicas que planea convocar en mayo, junto con las municipales. El barón socialista, que venía arrastrando problemas de falta de iniciativa política y de anquilosamiento en el gabinete, ha logrado agitar la coctelera de una crisis gubernamental que venía barruntando desde antes de Navidad. El objetivo era doble, transmitir imagen de renovación a la ciudadanía y activar internamente al Ejecutivo autonómico, tratando de implicar a la vez a sus socios para relanzar la gestión.

Ximo Puig Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda