Es noticia
Menú
El agujero económico del Levante por el descenso: pierde 40M de derechos de Tv y 5 de publicidad
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
Grave situación económica

El agujero económico del Levante por el descenso: pierde 40M de derechos de Tv y 5 de publicidad

El club granota se ve obligado a vender a sus jugadores más cotizados para equilibrar su presupuesto. El club se despide de primera tras cinco temporadas en la élite

Foto: El presidente del Levante UD, Quico Catalán. (EFE/Juan Carlos Cárdenas)
El presidente del Levante UD, Quico Catalán. (EFE/Juan Carlos Cárdenas)

Un error fatal del presidente, Quico Catalán, al precipitarse y destituir en la novena jornada de Liga al entrenador, Paco López, ha traído graves consecuencias económicas para el Levante UD con el descenso del equipo granota a Segunda División después de cinco temporadas seguidas en la élite (y un total de 16 campañas en Primera en los 113 años de vida del club azulgrana). El primer y más notable resultado es la drástica caída de los ingresos de los derechos de televisión, que pasarán de 50 millones a 10 con el adiós a Primera. En menor medida, bajarán los patrocinios y la publicidad, de 8 millones, a prácticamente la mitad. En el último escalón de ingresos, los abonos y las entradas a los partidos, de 4 millones, menguarán a 3. En total, unas pérdidas de unos 45 millones paliadas en parte por los cerca de 18 millones procendentes del fondo de compensación de la Liga para los conjuntos que abandonan la máxima categoría.

La situación económica, agravada por un déficit de 23,2 millones de la pasada campaña, obliga a la entidad levantinista a vender a sus futbolistas más cotizados en el próximo mercado de verano: el centrocampista Campaña y el volante De Frutos están en la rampa de salida. Pero no solo ellos. El club necesita reducir considerablemente la masa salarial porque son sueldos, muchos de ellos, que no va a poder pagar con los nuevos ingresos de Segunda División. Urge una reconstrucción total de la plantilla a cargo del nuevo director deportivo, Felipe Miñambres.

Foto: Quico Catalán, en una imagen de archivo. (EFE)

El panorama se ha oscurecido abruptamente en apenas un año por las malas decisiones deportivas. Hace 14 meses, el Levante disputaba las semifinales de la Copa del Rey frente al Athletic y se las prometía muy felices. Los 22.000 socios estaban encantados con el crecimiento de la sociedad granota. Contaba, además, desde agosto de 2020, con un préstamo de 60 millones del grupo bancario Edmond Rothschild, a devolver en 10 años, con el que iba a financiar la remodelación del estadio Ciutat de València (ya está terminada la primera fase), las obras de una nueva Ciudad Deportiva en el barrio marinero de Natzaret (presupuestada en 20 millones), e iba a ir enjugando la deuda de 15 millones (13 con los bancos y dos con el Ayuntamiento de Valencia).

Ahora, al menos, queda el préstamo del fondo de inversión CVC procedente de la Liga, cerca de 70 millones, de los que el Levante ya ha recibido un 20% por las obras ya ejecutadas en la fase 1 del estadio (19 millones). La otra parte del crédito de la Liga se destinará a la fase 2 (la reorganización de todo el interior del recinto para dar cabida al uso terciario) y a las obras de Natzaret: siete campos de fútbol en un terreno estatal de 100.000 metros cuadrados concedidos al Levante para los próximos 50 años. No hay una decisión tomada respecto a la actual ciudad deportiva de Buñol, a 55 kilómetros de la capital valenciana.

Foto: Imagen: Laura Martín.

El descenso también va a afectar al cuantioso sueldo del presidente. Perderá 50.000 euros respecto al salario base de 350.000 que ha tenido en Primera División. En la presente campaña llegó a embolsarse cerca de 500.000 euros por los bonus de la holgada clasificación del equipo de Paco López en la temporada anterior (14º). En la última junta general de accionista, el presidente dijo que, a final del curso, pondría su cargo a disposición del patronato de la Fundación.

Esta, formada por 23 patronos, la mayoría afines al presidente, aprobó en 2019 que Catalán doblara su sueldo. El patronato de la Fundación está formado, entre otros, por siete cargos institucionales, tres directivos del club y otros particulares como las peñas y los veteranos. El verano se intuye caliente para el Levante UD. Van a cambiar muchas piezas.

Un error fatal del presidente, Quico Catalán, al precipitarse y destituir en la novena jornada de Liga al entrenador, Paco López, ha traído graves consecuencias económicas para el Levante UD con el descenso del equipo granota a Segunda División después de cinco temporadas seguidas en la élite (y un total de 16 campañas en Primera en los 113 años de vida del club azulgrana). El primer y más notable resultado es la drástica caída de los ingresos de los derechos de televisión, que pasarán de 50 millones a 10 con el adiós a Primera. En menor medida, bajarán los patrocinios y la publicidad, de 8 millones, a prácticamente la mitad. En el último escalón de ingresos, los abonos y las entradas a los partidos, de 4 millones, menguarán a 3. En total, unas pérdidas de unos 45 millones paliadas en parte por los cerca de 18 millones procendentes del fondo de compensación de la Liga para los conjuntos que abandonan la máxima categoría.

Levante UD Quico Catalán
El redactor recomienda