Es noticia
Menú
Feijóo arranca obviando a Vox y desafiando a Sánchez: "No somos un partido populista"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
PRIMER ACTO EN VALENCIA

Feijóo arranca obviando a Vox y desafiando a Sánchez: "No somos un partido populista"

El presidente gallego visita Valencia en su primer acto orgánico para el congreso del PP de abril. Dice que comprende "la decepción" de sus colegas europeos por el pacto de CyL, pero culpa al PSOE

Foto: Carlos Mazón, Núñez Feijóo y María José Catalá, en el balcón del Ayuntamiento de Valencia. (EFE)
Carlos Mazón, Núñez Feijóo y María José Catalá, en el balcón del Ayuntamiento de Valencia. (EFE)

Alberto Núñez Feijóo arrancó este viernes en Valencia su ruta por ciudades españolas previa al congreso nacional de abril de su formación en Sevilla con muchas apelaciones al Partido Popular de las grandes mayorías, constantes críticas al Gobierno de Pedro Sánchez y un elefante en la habitación: el del pacto con Vox en Castilla y León, sobre el que trató de surfear durante toda la jornada.

El presidente autonómico gallego obvió cualquier referencia al partido de Santiago Abascal en sus intervenciones, aunque dijo comprender "la decepción" de sus colegas europeos por el acuerdo con la formación de extrema derecha, algo que, sin embargo, atribuyó a la negativa del PSOE a propiciar una mayoría diferente en la junta castellanoleonesa. "Al PP europeo le gusta la estabilidad institucional, que los partidos de Estado puedan pactar entre sí, y lamentablemente en España el PSOE no tiene ningún interés en pactar con partidos de Estado. Prueba de ello es que está gobernando con partidos que ni siquiera creen en el Estado. Por tanto, comprendo la decepción de mis colegas del Partido Popular Europeo", dijo al ser interpelado por los medios de comunicación tras un acto con medio millar de militantes.

Foto: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Lavandeira jr) Opinión

Al aspirante a suceder a Pablo Casado se le ve muy incómodo en la cuestión de su relación con Vox. Feijóo está tratando de defender una imagen autónoma de su partido, ajena a la necesidad de depender de terceros y moderada en la forma de entender la política. El pacto de su compañero Alfonso Fernández Mañueco se percibe como una situación política heredada de la anterior dirección. "No he capitulado de nada porque no soy presidente de mi partido, llevo 24 horas de candidato", contestó sobre si había renunciado a su ideario moderado.

"No creo en los gobiernos que se pactan en los despachos. Yo reivindico el PP de las mayorías contundentes que he tenido en Galicia. Nunca seremos un partido populista que se beneficia de conseguir el mayor descrédito institucional para crecer", afirmó. "A veces es mejor perder un Gobierno que ganarlo desde el populismo", señaló en el acto con los militantes. Mayorías es uno de los conceptos sobre los que quiere construir su proyecto. Feijóo reivindicó a Manuel Fraga y las mayorías de José María Aznar y Mariano Rajoy. "Podemos volver a ser la casa común de la mayoría de los españoles. Tenemos las puertas abiertas para que vuelvan los que nos votaron para que nos vuelvan a votar y los que no nos votaron". Habló de conservadores, liberales, reformistas y, también, de socialdemócratas y socialistas moderados. "Los que votaron durante mucho tiempo al PSOE, pero no están dispuestos a votar al partido sanchista", dijeron en referencia al líder del PSOE, Pedro Sánchez, "que ha modificado y manipulado el Partido Socialista", asestó.

placeholder Feijóo y Ximo Puig coincidieron en el Ayuntamiento de Valencia.
Feijóo y Ximo Puig coincidieron en el Ayuntamiento de Valencia.

Pese a reivindicar una política moderada, alejada del cortoplacismo de las redes sociales ("esto no va de selfis ni de tuits", señaló) Feijóo fue especialmente duro con Sánchez, al que acusó de gobernar el país en función de sus propios intereses y no de los del conjunto de la población. "Los españoles reclaman una alternativa. Una alternativa sólida, solvente y creíble. Nos están invitando a dar un paso al frente, sin condiciones", señaló para justificar su decisión de lanzarse al ocupar el liderazgo del PP. Según dijo, el país vive "uno de los momentos más complejos de su historia reciente". "No hemos recuperado la normalidad de la pandemia. Es la economía que más ha sufrido de toda Europa y la segunda que más ha bajado el PIB de todo el mundo después de Argentina", manifestó, advirtiendo que ahora se añaden los efectos de la guerra de Ucrania.

Gestión y estabilidad son los otros dos ejes sobre los que quiere construir su proyecto. Feijóo quiere hacer valer su labor en la Xunta de Galicia, que ha sido refrendada por mayoría absoluta por su electorado. "España está esperando que alguien la gestione (…). Es posible alcanzar un Gobierno que funcione en España", manifestó.

El aspirante gallego, que ya ejerce de presidente 'de facto' en la organización al acudir a un congreso sin contrincantes, reunió en Valencia a cerca de medio centenar de cuadros y afiliados en el Museo Valenciano de la Modernidad y la Ilustración (MUViM). Los populares tienen muchas expectativas puestas en este territorio, tanto en el ámbito autonómico de la Generalitat como en la ciudad de Valencia. Creen que pueden llegar a recuperar el poder que perdieron en 2015. Las elecciones se auguran a cara de perro en 2023.

Reagrupamiento en Valencia

Feijóo entró en la sala de actos acompañado del presidente regional, Carlos Mazón, que tomó el control del partido en la Comunidad Valenciana apoyado apadrinado por Pablo Casado y Teodoro García Egea y que ha virado velozmente hacia el nuevo liderazgo. “Todo lo que empieza en Santiago, si además decide arrancar en Valencia con una mascletà es imposible que salga mal”, dijo Mazón después de que Feijóo acudiese al balcón del Ayuntamiento de Valencia para asistir a la gran traca diaria. Allí coincidió con el ‘president’ de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, que no dudó en mantener un breve encuentro con el también presidente de la Xunta. Fue oficioso, porque Feijóo no había telefoneado a Puig para comunicarle que visitaba Valencia.

El terremoto tras el pacto.

La decisión de hacer una ruta por los territorios antes del congreso de abril tiene mucho que ver con el respaldo que los barones populares dieron a Feijóo para que diera el paso de descabalgar a Casado y "reiniciar" el partido, tal como lo describió Esteban González Pons, uno de los dirigentes cercano al político de Santiago de Compostela.

Ese respaldo de los territorios, que habían vivido muchas fricciones con la gestión de Casado, entronca a su vez con la visión autonomista de Feijóo. Este viernes volvió a reivindicarla. "Nos gusta mucho que nos digan que somos un partido de régimen el 78. Sí, señor. Somos un partido constitucional, somos un partido autonomista y europeísta, y creemos en todas y cada una de las comunidades autónomas. A pesar de que hay cosas que podemos mejorar, han sido 40 años de un éxito enorme. Sin los presidentes autonómicos, ¿qué hubiera ocurrido con la gestión de la pandemia?", se preguntó.

La financiación autonómica es otro de los asuntos que sobrevuela en la política valenciana desde que Feijóo dio el paso de liderar al PP. El gallego ha encabezado la resistencia de la llamada España Vaciada a perder posiciones en el reparto de recursos en una reforma para reequilibrar en favor de los territorios más perjudicados, como la Comunidad Valenciana, la peor financiada. Este viernes, sorteó el tema admitiendo esa infrafinanciación, pero acusó al PSOE de no dar el paso para hacer una reforma y haber presentado una primera propuesta que solamente ha servido para "enfrentar" de nuevo a los territorios. “Los que no saben gobernar se ven obligados a levantar cortinas de humo”, dijo. Feijóo apostó por una reforma que equipare en recursos a la autonomía valenciana a la media española.

Alberto Núñez Feijóo arrancó este viernes en Valencia su ruta por ciudades españolas previa al congreso nacional de abril de su formación en Sevilla con muchas apelaciones al Partido Popular de las grandes mayorías, constantes críticas al Gobierno de Pedro Sánchez y un elefante en la habitación: el del pacto con Vox en Castilla y León, sobre el que trató de surfear durante toda la jornada.

Alberto Núñez Feijóo Noticias de Comunidad Valenciana