Es noticia
Zaplana cumple el guion y pide que el 'yonqui del dinero' aclare por qué habla de "montaje"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
ESCRITO DE SU ABOGADO

Zaplana cumple el guion y pide que el 'yonqui del dinero' aclare por qué habla de "montaje"

El abogado del exministro presenta un escrito en el juzgado para que Marcos Benavent comparezca como testigo y aclare el origen de los 'papeles del sirio'

Foto: Eduardo Zaplana. (EFE)
Eduardo Zaplana. (EFE)

El abogado del exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, ha remitido un escrito al juzgado que instruye el caso Erial reclamando la citación como testigo de Marcos Benavent para que aclare a qué se refería cuando el pasado miércoles declaró ante el juez del caso Taula que los llamados 'papeles del sirio' fueron empleados para crear "un montaje" contre el también expresidente de la Generalitat.

El autodenominado 'yonqui del dinero', que acaba de recibir otro auto de procesamiento por el caso Taula, se refirió así a los documentos que según explicó le entregó Imad Ahmad Al Naddaf Yalouk, un ciudadano sirio que estuvo alojado en una vivienda de Valencia anteriormente usada por Zaplana y en los que aparecía un primer esquema de sociedades en Luxemburgo vinculadas a la familia Cotino y el vínculo con la adjudicación de contratos de la Generalitat en la etapa de Zaplana.

Esos papeles sirvieron para iniciar la investigación de la que surgió una compleja trama de sociedades 'offshore' que los investigadores vinculan a Zaplana y cuyo recursos económicos consideran de origen ilícito. La jueza instructora se ha incautado ya de casi nueve millones de euros en cuentas en el extranjero ligadas a personas que considera testaferros de Zaplana, como Joaquín Barceló 'Pachano' o Fernando Belhot, el asesor financiero que ha identificado al expolítico del PP como titular real de todos esos recursos. El investigado lo niega.

Foto: El autodenominado 'yonqui del dinero', Marcos Benavent. (EFE)

La petición de declaración coincide con otra relativa al excomisario, José Antonio Villarejo, después de que declarase igualmente en el Congreso de los Diputados a preguntas de Luis Santamaría, diputado amigo personal de Zaplana, que los papeles del sirio tenían una vinculación con el CNI en una presunta operación auspiciada por el PSOE para "destruir" al exministro de José María Aznar.

Foto: Marcos Benavent, en su comparecencia ante el juez del caso Taula. (EFE)

En su nuevo escrito, el abogado Daniel Campos, afirma: "Entiende esta defensa que las manifestaciones del Sr. Villarejo la pasada semana y las del Sr. Benavent en ésta, demandan una explicación, tanto para los investigados en la presente causa, como para el Ministerio Fiscal y el propio Juzgado. Si bien el principal perjudicado de una eventual operación política o de un montaje es Don Eduardo Zaplana, los destinatarios del engaño o montaje no eran otros que el Ministerio Fiscal y el Juzgado".

Y añade: "Si realmente, el ilustre representante del Ministerio Fiscal o la titular del Juzgado fueron engañados y tomaron decisiones procesales con base en unos papeles inveraces, deberían ser los primeros interesados en aclarar cualquier duda y, en su caso, expulsar del procedimiento aquellas partes afectadas por actuaciones contrarias a la legalidad. Si no lo hicieron cuando el propio contenido de los papeles demostraba que no se le podían atribuir al Sr. Zaplana, al menos sí deberían hacerlo ahora, que uno de los intervinientes en su incorporación los califica de montaje".

La comparecencia de Benavent el miércoles se produjo en un cambio de estrategia de defensa que ha coincidido también con relevo de su abogado defensor. De presentarse como colaborador de la justicia, la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, el expolítico del Partido Popular ha pasado a reclamar la anulación de las grabaciones que dieron origen al caso Taula y, de paso, echar un capote a Zaplana en el caso Erial, pese a que él no figura como investigado en ese procedimiento. La defensa de Zaplana contactó este verano con la de Benavent para buscar complicidades en el caso de que éste fuese citado a declarar como testigo en la instrucción del exministro. No ha sido hasta ahora, con el relevo de letrados, que Benavent ha dado un giro a su estrategia.

Eduardo Zaplana Centro Nacional de Inteligencia (CNI)
El redactor recomienda