Es noticia
Menú
Declaran la paella valenciana Bien de Interés Cultural Inmaterial
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
"Un símbolo identitario"

Declaran la paella valenciana Bien de Interés Cultural Inmaterial

"No solamente constituye un plato, sino que el hecho de su preparación la convierte en un fenómeno social"

Foto: La vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano, Mónica Oltra (EFE/Ana Escobar)
La vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano, Mónica Oltra (EFE/Ana Escobar)

El Pleno del Consell ha declarado el viernes 29 de octubre la paella valenciana como Bien de Interés Cultural Inmaterial, en un decreto que recoge la denominación principal de este plato, la elaboración de la receta y sus diferentes versiones a lo largo del territorio. Esta tradicional comida supone el "arte de unir y compartir".

"La paella es un símbolo identitario del territorio valenciano", ha destacado en una rueda de prensa la vicepresidenta, Mónica Oltra. "Hoy la paella no solamente constituye un plato, sino que el hecho de su preparación la convierte en un fenómeno social", ha añadido.

Foto: Son muchas las variedades de arroz que cohabitan en el mercado.

Además de la declaración como Bien de Interés Cultural, el decreto establece una serie de medidas de protección y salvaguardia del plato designado, que se concretarán en realizar tareas de identificación, descripción, estudio y documentación del mismo, incorporar testigos disponibles con apoyos materiales que garanticen su protección y preservación o velar por el normal desarrollo así como por la transmisión a generaciones futuras.

La primera mención en la historia

El origen de la paella valenciana se remonta al año 200 a. C., y fue Alejandro Magno quién llevó el arroz a Europa. Sin embargo, este ingrediente no fue cultivado en grandes cantidades en Valencia hasta la llegada de los árabes. En el siglo XVI se empieza a tener constancia del uso, el blanqueo y la limpieza de la cascarilla del arroz.

Foto: El Madrileño, durante la competición.

Ya en el siglo XVIII puede leerse en un manuscrito de recetas la primera referencia a la paella o 'arroz a la valenciana', en el que se detallaban las técnicas para su preparación y se remarcaba que el arroz tiene que quedar seco.

Al inicio del siglo XX, este plato típico empieza a llegar a ciudades de otros países. Como consecuencia, la paella consigue su cenit con el 'boom' turístico de los años sesenta en España, con la llegada de turistas extranjeros para pasar las vacaciones a las costas españolas.

El Pleno del Consell ha declarado el viernes 29 de octubre la paella valenciana como Bien de Interés Cultural Inmaterial, en un decreto que recoge la denominación principal de este plato, la elaboración de la receta y sus diferentes versiones a lo largo del territorio. Esta tradicional comida supone el "arte de unir y compartir".

Valencia
El redactor recomienda