La torre campanario de Benicarló es del pueblo, no de la iglesia
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
LA IGLESIA LA INMATRICULÓ

La torre campanario de Benicarló es del pueblo, no de la iglesia

Una juez determina que la torre de un campanario y una calle del pueblo castellonense de Benicarló son de titularidad municipal ya que fueron inmatriculados por la Iglesia en 2015

Foto: El campanario de Benicarló es propiedad del pueblo y no de la Iglesia (Google Maps)
El campanario de Benicarló es propiedad del pueblo y no de la Iglesia (Google Maps)

El campanario barroco de Benicarló es del pueblo. Así lo ha anunciado satisfecha la alcaldesa del pueblo, Xaro Miralles (PSPV-PSOE), en su cuenta de Facebook, después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Vinaròs (Castellón) haya sentenciado que el Ayuntamiento de la localidad es el legítimo propietario del campanario.

La polémica se remonta al año 2015 cuando el Obispado de Tortosa (Tarragona) inscribió a su nombre el campanario en el Registro de la Propiedad, lo que provocó que el Ayuntamiento de Benicarló demandara tal situación.



Tras la celebración del juicio el pasado mes de febrero, en el que declararon todos los alcaldes vivos de Benicarló y diferentes miembros de la Iglesia, la jueza ha ordenado la cancelación de la inscripción del bien a nombre de esa diócesis en el Registro de la Propiedad, según informa el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Cedida por Jaime I de Aragón a Benicarló

La sentencia ha reconocido que tanto la torre campanario, de 37 metros de altura, como la calle que lo separa de la Iglesia de San Bartolomé son propiedad municipal. El fallo judicial ha señalado que tanto el uso como el mantenimiento y obras de reparación del edificio han sido responsabilidad del Ayuntamiento “lo que demuestra su posesión pública, pacífica e ininterrumpida durante más de 30 años” según ha reflejado la sentencia, “sin oposición por parte del Obispado”. Otro hecho relevante y que ha tenido en cuenta la jueza a la hora de emitir su veredicto es que durante la restauración del templo, con motivo de la muestra de la Fundación de La luz de las Imágenes “no se incluyó el campanario porque no era propiedad de la Iglesia”.

Por tanto, a partir de ahora el propietario legítimo será el Ayuntamiento de la localidad castellonense al quedar acreditado tanto el requisito de identificación como el título de dominio, al ser una construcción “exenta”, es decir, independiente de la Iglesia de San Bartolomé. Hay que recordar que la torre-campanario fue cedida por el rey Jaime I de Aragón al municipio tras la Reconquista en la carta puebla del año 1236, aunque el monumento actual data del siglo XVIII.

La sentencia demuestra que queda acreditado el requisito de identificación y el título de dominio

El Obispado de Tortosa, por su parte, ha mostrado su "respeto" a la sentencia en un comunicado, aunque ha confirmado que está estudiando la posibilidad de presentar un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Castellón, para el que tiene un plazo de 20 días una vez publicado el fallo.

Castellón Comunidad Valenciana Iglesia
El redactor recomienda