El PSOE rechaza blindar el trasvase Tajo-Segura y cierra en falso la guerra del agua
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
DEBATE DE ENMIENDAS

El PSOE rechaza blindar el trasvase Tajo-Segura y cierra en falso la guerra del agua

La comisión de enmiendas tumba la pretensión manchega de autosuficiencia de cuencas pero rechaza también la exigencia de murcianos y valencianos de explicitar la protección del trasvase

Foto: Pedro Sánchez, en el Congreso del PSOE. (EFE)
Pedro Sánchez, en el Congreso del PSOE. (EFE)

El PSOE sale de su 40 Congreso federal con un cierre en falso de la guerra del agua. La gestión de los recursos hídricos y en concreto el futuro del trasvase Tajo-Segura suscitó en la segunda jornada del cónclave celebrado en Valencia un intenso debate que implicó a las cúpulas de las federaciones socialistas de la Comunidad Valenciana, Murcia y Castilla-la Mancha, los tres territorios por eso que discurre el trazado del transporte del agua.

La negociación de las enmiendas se saldó con una transaccional en la que los manchegos se apuntaron el tanto de evitar que la ponencia marco haga una referencia concreta al mantenimiento del Tajo-Segura. “Se les ha dejado claro que no se aceptaba la inclusión del trasvase en la ponencia”, señalaban fuentes cercanas al presidente castellano, Emiliano García-Page. Y a su vez, valencianos y murcianos pusieron en valor que se desestimase una enmienda albaceteña que reclamaba la autosuficiencia de cada cuenca hidrográfica, “garantizando la unidad de cuenca y la prioridad de uso de la cuenca cedente”.

Foto: Murcia, junto a Almería, se ha convertido en la huerta de Europa. (EFE)

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, destacaba a media tarde que “tampoco hay nada que afecte al trasvase”, en referencia al texto descafeinado y salomónico pactado finalmente. La federación valenciana proponía incorporar a la ponencia política un compromiso del PSOE de que "los volúmenes disponibles para los regantes y usuarios del trasvase no se verán disminuidos". “En la planificación hidrológica, se dispondrán las medidas necesarias para asegurar este hecho, de manera que, además, el precio del recurso no se vea incrementado”, añadían.

La delegación murciana planteaba incluso elevar las aportaciones desde los embalses de Buendía y Entrepeñas al reclamar una revisión del memorándum del trasvase Tajo-Segura “para exigir la disminución del mínimo trasvasable, permitir riegos de emergencia en periodos de extrema sequía, modificar las normas de trasvase y desembalse, participación con voz y voto de los usuarios en la comisión técnica, todo ello concretado en una ley definitiva del trasvase Tajo-Segura”, se escribía en la enmienda murciana.

placeholder Acueducto del trasvase Tajo-Segura, sistema que ha cumplido 42 años. (EFE)
Acueducto del trasvase Tajo-Segura, sistema que ha cumplido 42 años. (EFE)

Fuentes de la federación murciana, al igual que la valenciana, daban por perdida esta batalla antes incluso de que se abriese el debate en la comisión. Desde la dirección se les trasladó previamente que la intención era dejar fuera del congreso federal, concebido para dar imagen de unidad interna, las posiciones que generaran división interna y, como en el debate sobre financiación autonómica, visibilizasen bloques enfrentados. En este caso Valencia y Murcia, por un lado, y Castilla-La Mancha, por otro. Estas mismas fuentes del partido en Murcia, sin embargo, avanzan que no tirarán la toalla. Subrayan que se buscará un consenso y que se abrirán espacios para profundizar este debate tras el congreso.

Uno de esos espacios, según indican, será el Comité de Política Territorial, que presidirá el alcalde sevillano y secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas. La situación de los regantes en este territorio se ha ido mejorando, indican, aunque subrayan que todavía es “claramente insuficiente”.

El plan es abrir un primer melón en noviembre con la propuesta de nueva definición de 'habitante ajustado' que lanzará Montero

La solución final fue dejar la referencia a las políticas de gestión del agua con una formulación muy genérica. “Vivimos en un país en el que los efectos del cambio climático afectan especialmente al agua, un recurso escaso que históricamente ha estado sometido a una enorme presión territorial y social, a la que hay que dar una respuesta inspirada por principios de equidad social, territorial y con vocación de perdurabilidad, siempre desde la sostenibilidad y el respeto a los ecosistemas y la biodiversidad”, es el texto que ha quedado en el documento político de los socialistas.

La financiación, en breve

La reforma de la financiación también terminó con una enmienda subsumida en la que los defensores de un cambio en el modelo lograron, al menos, arrancar el compromiso en la ponencia política de "alcanzar en la mayor brevedad posible un acuerdo político", tal como reclamaba la federación valenciana en una de sus enmiendas. No hubo concreción en otros aspectos tal como reclamaba el PSPV-PSOE de Ximo Puig y también la federación andaluza. Hasta 10 enmiendas incorporó el PSPV sobre la financiación reclamando una nivelación vertical, que tenga en cuenta la deuda generada por la infrafinanciación o la población como factor determinante en la arquitectura de un nuevo sistema de distribución de fondos en las autonomías.

Los socialistas son conscientes de que existen diferencias entre sus propios territorios y que, además, cualquier modificación de la Lofca, como ley orgánica que es, requiere de mayoría del Partido Popular. El plan es abrir un primer melón en noviembre con la propuesta de nueva definición de 'habitante ajustado' que lanzará la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Murcia Emiliano García-Page Ximo Puig Noticias de Comunidad Valenciana