Mazón, en precampaña: tensiona al PPCV y se apunta a los impuestos bajos de Casado
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
ACTIVA A LOS CUADROS DEL PARTIDO

Mazón, en precampaña: tensiona al PPCV y se apunta a los impuestos bajos de Casado

El líder de los populares valencianos teme un adelanto electoral de Ximo Puig y lanza acciones de notoriedad con la intención de aprovechar la convención de Valencia como palanca

Foto: Una de las vallas de la campaña desplegada por el PP en la Comunidad Valenciana. (PPCV)
Una de las vallas de la campaña desplegada por el PP en la Comunidad Valenciana. (PPCV)

¿Habrá elecciones anticipadas en la Comunidad Valenciana? La pregunta se la hacen todos los días los dirigente de la oposición autonómica, con el popular Carlos Mazón a la cabeza. Pero la respuesta solo la tiene el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, el único con capacidad legal para pulsar el botón rojo de la disolución de las Cortes. Los mensajes que trasladan desde el entorno del barón del PSPV-PSOE es no hay todavía una decisión sobre la fecha de la próxima cita con la urnas, pero lo que parece es seguro es que no serán en el corto plazo. El escenario que se baraja es comenzar a pensar en elecciones tras el verano del año que viene. Formalmente el límite tope está en abril de 2023 y no está resuelto si sería jurídicamente posible tensionar el calendario para hacerlas coincidir con las municipales de mayo.

Con todo, en las filas populares no se fían de los planes de Puig. Mazón, que fue elegido nuevo presidente regional y es la apuesta de Génova pata intentar recuperar la Generalitat perdida en 2015, ha activado a la organización con el fin de tenerla preparada para cualquier escenario. La mejor prueba del nivel de respuesta a esa llamada es comprobar si los consevadores son capaces de llenar la Plaza de Toros de Valencia el próximo 3 de octubre, en lo que pretende ser un golpe de efecto de arranque del curso 2021-2022 con la clausura de la convención nacional, en la que estarán presentes desde el líder del PP, Pablo Casado, a numerosos presidentes autonómicos.

El PP valenciano concibe el cónclave como una palanca para el que será su candidato a la Generalitat. Busca altavoces para su discurso. Este mismo viernes anunciaba un plan de reforma fiscal que presentará el miércoles y cuyo primer avance es una propuesta de rebaja de IRPF para que los salarios más bajos tributen en el tramo autonómico del 10% al 9%, el nivel más bajo que permite la ley. "Con la receta fiscal del PP vamos a convertir a la Comunidad Valenciana en la autonomía donde las rentas más bajas, los salarios más bajos, menos tributan en España", explicó Mazón, que avanzó que su intención es "tocar todos los impuestos" si llega a la presidencia autonómica. Desde el Botànic le afean el alcance de sus propuesta y le acusan de esconder una reforma que beneficiará a las rentas y grandes patrimonios.

Foto: Un mitin del PP en la Plaza de Toros de Valencia en 2015. (EFE)

El dirigente territorial se ha enganchado así a la bandera en materia tributaria que Casado ha convertido en uno de los ejes de su discurso con el concepto de "revolución fiscal", en otra evidencia de la sintonía entre Génova y la sede del PPCV en la Plaza de América de Valencia. La dirección nacional, en especial su secretario general, Teodoro García Egea, tiene confianza en el dirigente alicantino y ve en la Comunidad Valenciana la posibiidad de propiciar un cambio que serviriá de anticipo de un vuelco a su favor en las mayorías en unas generales.

Pero además de tratar de articular su relato como principal fuerza de oposición, los conservadores valencianos han realizado dos movimientos que están relacionados con sus perspectivas electorales. El primero tiene una clave interna y a la vez externa: el nombramiento de la secretaria general del PPCV y portavoz municipal en Valencia, María José Catalá, como síndica y responsable de la dirección del grupo en el Parlamento autonómico. Mazón ha potenciado al figura política de Catalá para tratar de ponerla en valor en Valencia ciudad. Las encuestas reflejan que la formación, aunque absorbe a gran parte del electorado de Ciudadanos, sigue teniendo en la provincia valenciana sus mayores problemas para superar a la mayoría que sustenta al Consell del Botànic.

En esta misma clave, la de reforzar la notoriedad, el PPCV ha contrado una campaña de cartelería, con inserciones en vallas publicitarias y 'mupis' con la imagen de Mazón y el lema 'El presidente de todos'. El coste asciende a 43.000 euros e incluye más de 260 inserciones. La estética y el eslógan tienen un claro aroma prelectoral. Encajarían perfectamente en una precampaña, pero tiene como objetivo elevar el nivel de conocimiento de Mazón, todavía bajo en las provincias de Valencia y Castellón. No tanto en Alicante, donde es presidente de la Diputación. Catalá reconocía es doble función el pasado miércoles en el programa televisivo El Faro, de La 8 TV.

Partido Popular (PP) Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda