Valencia: la candidatura de la America's Cup renuncia de repente por falta de financiación
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
CANON MILLONARIO

Valencia: la candidatura de la America's Cup renuncia de repente por falta de financiación

Una semana ha durado la ilusión de rescatar la regata. Los organizadores neozelandeses pedían un canon millonario y los aspirantes pretendían que lo pagará la Generalitat y el Ayuntamiento

Foto: El Team New Zealand tras ganar la última edición de la America's Cup. (EFE)
El Team New Zealand tras ganar la última edición de la America's Cup. (EFE)

Una semana ha durado la ilusión de rescatar una nueva edicion la megarregata de la America's Cup en Valencia. El Real Club Náutico de la ciudad, que hace apenas siete días comunicó que su candidatura había sido elegida finalista para acoger el evento deportivo de vela más conocido del mundo, informó este viernes a última hora de su decisión de retirarse del proceso. La razón es que no ha logrado reunir las garantías financieras que exigía el Real Escuadrón de Yates de Nueva Zelanda (Emirates Team New Zealand), ganador de la última edición celebrada en Auckland, para defender su título en un nuevo emplazamiento en 2024.

Tal como marcan las reglas de esta competición, el 'defender' tiene la potestad de elegir la sede de la regata y de organizarla. El sindicato neozelandés no había alcanzado un acuerdo económico con el gobierno de su país y consideraba insuficientes los patrocinios privados que obtenía repitiendo la sede en Auckland. Por ello abrió hace varios meses un proceso de subasta en busca de candidatos, con el foco puesto en Europa, donde confiaba en que la implicación de las marcas sería mayor.

En el caso español, el Club Náutico se lanzó a preparar una candidatura junto con Niccolò Porzio di Camporotondo, un consultor que trabajó para el equipo Malta Altus Challenge en su oficina de estrategia. Este sindicato también se retiró en el último momento de la útima edición en 2019. El director general del New Zealand, Grant Dalton, calificó de "vergüenza" la renuncia de los malteses.

La semana pasada, el Team New Zealand remitió una carta a varios de los aspirantes, explicando que Valencia, Cork (Irlanda) y Yeda (Arabia Saudí) eran las tres ciudades elegidas en la última terna. Una consultora británica llamada Origin Sports es la que está evaluando las ofertas.

El Gobierno irlandés se ha implicado para tratar de atraer la competición. Encargó a Ernst & Young un informe de viabilidad y, según publicó The Irish Times, la factura para la caja pública podría alcanzar los 200 millones de euros.

placeholder Un barco en la última edición de la America's Cup. (EFE)
Un barco en la última edición de la America's Cup. (EFE)

Se trata de una cantidad que incluye la ejecución de obras que, en teoría, no tendría que asumir Valencia, pues ya transformó su fachada marítima con una inversión de 400 millones de euros cuando acogió las regatas en 2007. Pero los promotores no han logrado reunir las garantías financieras. "A pesar de que València contaba con las infraestructuras y la experiencia del equipo, tras meses de colaboraciones constructivas con los titulares de los derechos de la 37ª America’s Cup, las partes no pudieron alinear sus intereses mútuos", señala el comunicado difundido a última hora de este viernes.

Foto: Barcos de la America's Cup, en una regata en Valencia. (EFE)

Algunas fuentes señalan que el canon exigido por el Emirates Team New Zealand ronda los 35 millones de euros y que una parte estaba cubierta por patrocinadores privados, cuya identidad no ha hecho pública, por lo que quedaba pendiente de definir la aportación de las Administraciones. Pero desde la Generalitat sostienen que la cantidad que reclamaban los neozelandeses se elevaba hasta los 75 milones de euros y era inasumible para las arcas públicas. La Administración autonómica ha tenido un perfil muy bajo en este proceso. Recibió una carta en petición de apoyo y hubo contactos informales, pero no ha llegado a recibir públicamente a los promotores.

De igual modo, el alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís), firmó la carta de respaldo institucional para que el club náutico pudieran mantenerse en el proceso. Advirtió esta semana que el Ayuntamiento colaboraría poniendo al servicio de los organizadores de la regata todas las infraestructuras que fueran necesarias, aprovechando los espacios que ya se construyeron en la Marina de Valencia para las ediciones de 2007 y 2010, pero que la aportación financiera correspondía a los inversores privados. "La labor del Ayuntamiento y la Generalitat es aportar infraestructuras; la labor de las empresas es trabajar, entre otros temas, en la financiación", dijo el alcalde, que recordó que la ciudad todavía está pagando deudas de la anterior edición en que fue sede.

Infraestructuras sí, dinero no

Los impulsores de la candidatura valenciana, Porzio di Camporotondo, Alejandro Fliquete y Carlos de Beltrán (presidente y gerente del RCN València respectivamente) y Antonio Alquezar (socio de Redstone Advisory Partners), señalaron a través de una nota que durante estos meses han defendido "la celebración de una nueva America´s Cup con un modelo económico sostenible y como el revulsivo que necesita esta región para volver a situarse entre los principales destinos turísticos del mundo. Todo ello con la firme voluntad de brindar a Valencia la oportunidad de reactivar la economía local, regional y nacional a través del impulso a la industria náutica, el turismo, la tecnología y la innovación que supone el evento".

Todo indica que los promotores fiaban el éxito de su candidatura a que las Administraciones cubriesen el montante económico que reclamaban los neozelandeses al no obtener el respaldo suficiente de inversores privados. La cuestión es si el Club Náutico sabía esto cuando lanzó la pasada semana una comunicación asegurando que Valencia era finalista en el proceso y que apenas faltaban dos semanas para que se tomase la decisión final.

Valencia Millonarios
El redactor recomienda