Ximo Puig intenta pasar página a otra crisis de Podemos con un relevo exprés
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
ILLUECA, NUEVO VICEPRESIDENTE

Ximo Puig intenta pasar página a otra crisis de Podemos con un relevo exprés

Los socialistas buscan evitar la desestabilización del Consell del Botànic en el arranque del curso. El nuevo vicepresidente, Héctor Illueca, es ahora director general en el Ministerio de Trabajo con Yolanda Díaz

placeholder Foto: Héctor Illueca, con la vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz. (EFE)
Héctor Illueca, con la vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz. (EFE)

El Consell del Botànic, que preside en Valencia el socialista Ximo Puig, se ha propuesto acelerar el relevo en la vicepresidencia segunda, que corresponde a Unidas Podemos, para pasar página lo antes posible a la enésima crisis de la formación morada en la Comunidad Valenciana. La decisión del actual vicepresidente y 'conseller' de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, de abandonar su puesto y regresar a la labor docente en la universidad por discrepancias irreconciliables con la coordinadora autonómica, Pilar Lima, ha abierto la puerta de la Generalitat a Héctor Illueca, todavía director general de Inspección de Trabajo en el ministerio que ocupa Yolanda Díaz, vicepresidenta del Gobierno.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Está previsto que el martes de la semana que viene el Consejo de Ministros apruebe el cese del alto cargo morado, que este miércoles celebró un comida con sus colaboradores en Madrid para despedirse. El miércoles o jueves, Puig dará cuenta del cese de Dalmau y el nombramiento de Illueca para que el viernes 10 de septiembre esté sentado en su primera reunión plenaria con el resto de integrantes del Consell. No habrá más cambios en el Gobierno, más allá de que el nuevo vicepresidente haga algún relevo en el equipo de Vivienda. Por ahora, ya ha trasladado a los colaboradores de Dalmau que su intención en el corto plazo es dar continuidad al trabajo y los altos cargos, si bien podría haber alguna salida a medio plazo, como la de Adoración Guamán, directora general de Coordinación y mano derecha del vicepresidente saliente.

Illueca ha sido el perfil elegido en el seno de Podemos y el político que deberá afrontar el complicado reto de reflotar la imagen y el proyecto morado en la Comunidad Valenciana, perdido en mil batallas orgánicas e incapaz de sostener en el medio plazo liderazgos estables. Hasta cuatro personas han pasado ya por la portavocía en las Cortes, que ahora desempeña Lima, desde que se produjo el cambio político en la autonomía en 2015. Adscrita al sector pablista hasta la decisión de Pablo Iglesias de abandonar la primera línea política, Lima contó con el apoyo de Illueca en su segundo intento de hacerse con el control regional del partido. Los dos forman parte del oficialismo de Ione Belarra en Podemos.

placeholder La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra (2ª d), la ministra de Igualdad, Irene Montero (2ª i), la coordinadora autonómica de Podem en la Comunidad Valenciana, Pilar Lima, y el vicepresidente segundo del Consell, Rubén Martínez Dalmau. (EFE)
La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra (2ª d), la ministra de Igualdad, Irene Montero (2ª i), la coordinadora autonómica de Podem en la Comunidad Valenciana, Pilar Lima, y el vicepresidente segundo del Consell, Rubén Martínez Dalmau. (EFE)

Ahora se producirá una bicefalia en teoría no forzada en la que muchos ven al nuevo vicepresidente del Gobierno valenciano como futuro cartel electoral en 2023 de una formación muy castigada por sus conflictos internos. En las filas socialistas, Dalmau era una figura cómoda, que apenas ha alimentado discrepancias internas y que incluso se ha posicionado con Puig en temas como la estrategia covid o el rescate de concesiones sanitarias, frente a las posiciones divergentes de la dirección de su partido y Compromís. El barón socialista, que todavía no ha hablado con Illueca, se reúne este jueves con Lima para cerrar el relevo exprés. La principal preocupación de los socialistas es que los morados busquen elevar su perfil en el segundo tramo de la legislatura remarcando sus diferencias políticas con sus socios y trasladando la inestabilidad al seno del Gobierno. Hasta ahora, esas discrepancias se ventilaban principalmente en el Parlamento.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Con todo, Illueca no es visto con malos ojos por los socios de Podemos. Desde el Palau, destacan su experiencia de gestión en el ministerio de Yolanda Díaz y su perfil ejecutivo y poco dado a las conspiraciones internas. "Sabe lo que son la Intervención y la Abogacía; no es alguien ajeno a la Administración", señalan. Pese a ello, Puig reclamará a Lima "lealtad" en su encuentro, señalan fuentes de su entorno. La propia Lima trataba de calmar las aguas este miércoles. “Somos garantía de estabilidad y hemos demostrado ser responsables”, afirmaba. “Que cambie una persona no quiere decir que cambien las políticas”, remarcaba.

Puig opta a revalidar el cargo de líder del PSPV sin oposición interna por primera vez

Más allá de la convivencia gubernamental, el gran temor en el seno de otros dos integrantes del Botánic, PSPV y Compromís, es que Podemos se quede a pocas décimas del 5% necesario para tener representación parlamentaria y sus votos se pierdan propiciando una nueva mayoría de PP, Vox y, si logra conservar la representación, Ciudadanos. Las tensiones internas en los morados, sus problemas para consolidar equipos y liderazgos y los giros en su discurso no ayudan a frenar su declive.

Aun así, hay quien ve en la designación de Illueca un paso más, con perspectiva territorial, en el proyecto pospablista. La cercanía con Yolanda Díaz, con quien ha trabajado desde que fue nombrada ministra de Trabajo en enero de 2020, lo sitúa en la órbita del nuevo proyecto. Ambos se conocen desde hace años por su actividad política en Izquierda Unida. Illueca, inspector de trabajo y profesor de la Universidad de Valencia, es uno de los fundadores junto con el fallecido Julio Anguita del llamado Frente Cívico, un movimiento social de reflexión contra las políticas neoliberales nacido tras la crisis inmobiliaria de 2008 que es considerado una de las semillas de Podemos.

Es pronto para saber el impacto que la nueva crisis interna tendrá en Podemos en la Comunidad Valenciana. La gran incógnita política en la autonomía es saber cuándo convocará Ximo Puig las elecciones. Todo indica que no será en el corto o medio plazo. La salida de Dalmau ha trastocado la hoja de ruta de arranque de curso de los socialistas valencianos, de ahí el deseo de cerrar la crisis cuanto antes.

El plan, según colaboradores del 'president', pasa por gestionar este otoño el final de la pandemia del covid gracias a la extensión de la vacunación y desplegar los fondos europeos Next Generation. En clave orgánica, está prevista la celebración del congreso federal del PSOE en Valencia los días 15, 16 y 17 de octubre, del que saldrá reelegido casi por aclamación Pedro Sánchez como secretario general. Un mes después, el segundo fin de semana de noviembre, ha sido convocado el congreso autonómico del PSPV, en el que Puig, que este miércoles ha formalizado su candidatura, será reelegido sin oposición interna y sin candidato alternativo por primera vez desde que optó al liderazgo de los socialistas valencianos.

Ximo Puig Yolanda Díaz Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda