La factura del congreso de UGT en Valencia: a cargo del Botànic y con patrocinio del Ibex
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
HOTELES, COMIDAS, FOLLETOS

La factura del congreso de UGT en Valencia: a cargo del Botànic y con patrocinio del Ibex

Ayuntamiento, Diputación y Generalitat justificaron por interés general y promoción del turismo 280.000 euros para el evento en el que participó Sánchez. Iberdrola, El Corte Inglés o BBVA colaboraron

placeholder Foto: Pepe Álvarez fue reelegido secretario general de UGT en el congreso confederal de Valencia. (EFE)
Pepe Álvarez fue reelegido secretario general de UGT en el congreso confederal de Valencia. (EFE)

"Hay una escala de valores y se somete a esa escala de valores. Se tiene que aplicar a una concejalía y se aplicó a Turismo porque tiene que ver con esto del turismo congresual. Se podría haber puesto en otro sitio". Con una argumentación algo trastabillada trató de justificar el concejal del ramo del Ayuntamiento de Valencia, Emiliano García (PSOE), una ayuda de 100.000 euros que la Junta de Gobierno del Consistorio, que dirige Joan Ribó (Compromís), aprobó para colaborar en la financiación del 43 Congreso Confederal de UGT, celebrado en la ciudad entre el 18 y 20 del pasado mayo.

García tuvo que dar explicaciones en la asamblea de la Fundación Visit Valencia, el organismo municipal de promoción turística, ante los reproches de algunos empresarios del sector, que no entendían la razón de la ayuda directa al sindicato para su convención nacional en plena pandemia. "El ayuntamiento recibe muchas peticiones de asociaciones, instituciones, científicas o sociales, como es este caso, en las que se pide ayuda en la mayoría de veces para turismo congresual. El ayuntamiento lo valora y fruto de esa valoración se toma una decisión, una resolución positiva o negativa".

El cónclave del sindicato que sirvió para reelegir a Pepe Álvarez como secretario general y contó con un desembarco de miembros del Gobierno, desde el presidente, Pedro Sánchez, hasta ministros como Nadia Calviño, Yolanda Díaz, Teresa Ribera, José Luis Ábalos o José Luis Escrivá. Del ámbito internacional fueron invitados el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Luca Visentini; el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder; el presidente del Grupo de Trabajadores del Comité Económico y Social Europeo (CESE), Oliver Röpke; la secretaria general de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Sharan Burrow, y el secretario general de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), Rafael Freire. El coste total del congreso ascendió a 646.338,12 euros.

placeholder Pedro Sánchez, en el 43 Congreso Confederal de UGT celebrado en Valencia en mayo. (EFE)
Pedro Sánchez, en el 43 Congreso Confederal de UGT celebrado en Valencia en mayo. (EFE)

La factura fue mucho más elevada para la caja de las instituciones públicas que esos 100.000 euros que puso la ciudad de Valencia, cuyos fondos sirvieron para pagar al alquiler del Palacio de Congresos y los servicios de exposición y montaje. Entre el ayuntamiento, la Diputación y la Generalitat, gobernadas las tres por coaliciones de izquierda, se financiaron gastos por valor de casi 280.000 euros, según reflejan tanto la relación de justificantes remitida por UGT al consistorio, y a la que tuvo acceso El Confidencial, como las resoluciones de concesión de ayuda directa publicadas por las tres administraciones. El alojamiento de los 800 delegados asistentes corrió en su mayor parte a cargo de la Diputación de Valencia, que preside el también socialista Toni Gaspar. La corporación provincial realizó tres pagos por el coste de los hoteles. Dos a cuenta de 20.000 y 50.000 euros, y un tercero de 30.000. 100.000 en total. El sindicato, por su parte, abonó casi 50.000 euros por parte de la estancia.

Las tres administraciones valencianas también subvencionaron el Congreso de Directivos de Fainé

El dinero de la Generalitat se destinó principalmente a cubrir gastos operativos. La Conselleria de Hacienda liberó crédito hasta un máximo de 80.000 euros como ayuda directa justificada para "la promoción y fomento de actividades de interés público, sociocultural, económico o humanitario de la Comunitat Valenciana", según la resolución publicada en el Diario Oficial. En la relación de gastos remitida al Consistorio, UGT imputa a gastos cubiertos por la Administración autonómica el coste del alquiler de furgonetas, compra de 'walkies' para personal de organización, adquisición de fotocopiadoras o el servicio de voto electrónico o de interpretación en lengua de signos traducción.

La Generalitat también pagó a la monologuista valenciana que amenizó una de las jornadas, María Juan, aunque no fue ella quien cobró la factura, sino el sociólogo y activista cultural Marc Benito Ferré. El proveedor que más facturó fue Eventos y Promociones Estandarte, una consultora de comunicación y creatividad de Madrid, que percibió 206.545 euros por la producción gráfica, audiovisuales, carpintería, decoración, mobiliario y resto de ítems asociados al congreso. Este montante lo abonó UGT de su caja.

Iberdrola, BBVA, Renfe o Navantia colaboraron a cambio de expositores en el Palacio de Congresos

Las administraciones valencianas no fueron las únicas que colaboraron con UGT. El pasillo central del Palacio de Congresos diseñado por Norman Foster, que sirve de 'hall' y lugar de encuentro para este tipo de reuniones, se llenó de expositores de grandes compañías. Algunas estatales, como Renfe o Navantia. Otras, cotizadas del Ibex 35 como Iberdrola o BBVA, que un mes antes del cónclave del sindicato había anunciado un ERE de extinción para cerca de 3.000 personas al que han terminado por acogerse más de 4.000 trabajadores por la vía de la adhesión voluntaria. La filial de seguros de El Corte Inglés también tuvo un espacio para ofrecer sus productos a los asistentes.

Impacto económico y proyección

Fuentes municipales señalaron que la ayuda a este tipo de acontecimientos es habitual y tiene como objetivo generar impacto económico y aprovechar el tirón mediático de los eventos para posicionar la imagen de la ciudad, que en otoño acogerá también el congreso del PSOE. El Palacio de Congreso cifró el impacto directo e inducido en 1,5 millones de euros. En este sentido, indicaron que las tres administraciones han sufragado a su vez eventos de empresarios, como fue el caso del Congreso de Directivos CEDE, que en octubre reunió en la capital valenciana a algunos de los máximos responsables de empresas del Ibex 35, como José María Álvarez-Pallete (Telefónica), José Ignacio Goirigolzarri (entonces en Bankia) o Francisco Reynés (Naturgy). A la vez, asistieron el dueño de Mercadona, Juan Roig; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, o el responsable de la entidad organizadora y de la Fundación "La Caixa", Isidre Fainé, que en esos días ultimaba la fusión de Bankia con CaixaBank.

Para estas jornadas de líderes patronales, la Diputación de Valencia presupuestó 75.000 euros, 25.000 menos que los que ha destinado al congreso de UGT. También para el cónclave sindical se habían reservado inicialmente 75.000 euros, pero finalmente los costes se elevaron. En ambos casos, los fondos se liberaron por decreto del presidente de la corporación provincial, Toni Gaspar.

El Partido Popular valenciano, sin embargo, no comparte la ayuda recibida por la central. “Nos parece escandalosa esta cantidad de dinero para subvencionar a un sindicato afín al PSOE”, censuró el concejal del grupo municipal, Juan Giner. "Esta manera de otorgar subvenciones a dedo sin libre competencia no recordamos que se haya hecho con el resto de sindicatos. Ese dinero debería dedicarse a los hosteleros y comerciantes y sector turístico de esta ciudad", denunció el edil.

"No nos parece ético que el dinero de todos los valencianos vaya a parar a pagar los hoteles, las comidas y el transporte de los congresistas de UGT. Si es para renovar los cargos del propio sindicato no se entiende que se pague con dinero de todos los valencianos", añadió Giner.

"Hay una escala de valores y se somete a esa escala de valores. Se tiene que aplicar a una concejalía y se aplicó a Turismo porque tiene que ver con esto del turismo congresual. Se podría haber puesto en otro sitio". Con una argumentación algo trastabillada trató de justificar el concejal del ramo del Ayuntamiento de Valencia, Emiliano García (PSOE), una ayuda de 100.000 euros que la Junta de Gobierno del Consistorio, que dirige Joan Ribó (Compromís), aprobó para colaborar en la financiación del 43 Congreso Confederal de UGT, celebrado en la ciudad entre el 18 y 20 del pasado mayo.

UGT Valencia Patrocinio Noticias de Comunidad Valenciana