Mazón arrasa a los críticos en unas primarias del PP valenciano con escaso eco en las bases
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
LA MILITANCIA LEGITIMA AL DELFÍN

Mazón arrasa a los críticos en unas primarias del PP valenciano con escaso eco en las bases

El presidente de la Diputación de Alicante logra un contundente 95,5% de los votos. El residual apoyo de su rival Anaya (7,7%) en Valencia ciudad deja tocado también a Francisco Camps

placeholder Foto: Carlos Mazón, nuevo presidente del PP valenciano.
Carlos Mazón, nuevo presidente del PP valenciano.

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ya es el nuevo líder oficial del Partido Popular valenciano. Falta formalizar su estatus en el congreso regional que los conservadores celebran el próximo 3 de julio para renovar a la dirección que dirigía hasta ahora Isabel Bonig. Pero el político alicantino logró este viernes el respaldo de la militancia en unas primarias marcadas por el escaso eco en las bases y que la dirección nacional ha tratado de evitar hasta el final, pero que a la postre han servido para legitimar a su delfín. Con él pretende Pablo Casado abrir una nueva etapa en la Comunidad Valenciana, antaño feudo electoral y hoy en manos de los partidos del Botànic: PSPV-PSOE, Compromís y Podemos.

Mazón arrasó en el proceso electoral y logró el respaldo de algo más del 95,5% (6.679 votos) de los militantes que participaron. La posición en la que queda su rival en las primarias, el alcalde de Ayora, José Vicente Anaya, es delicada, con apenas un 4% de apoyos. Decidió desafiar la hoja de ruta marcada por Casado y su secretario general, Teodoro García Egea. Muchos en el partido señalan detrás a la figura y la influencia del expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, que está librando su propia batalla para rehabilitarse.

Foto: Isabel Bonig. (EFE)

Los críticos no han logrado su objetivo de abrir un espacio alternativo interno. Tampoco en Valencia, ciudad donde Camps aspira a liderar la candidatura municipal en 2023. En la capital valenciana, Anaya apenas obtuvo el 7,7% de respaldo, frente al 92,3% de Mazón. El resultado legitima el liderazgo interno de la portavoz municipal María José Catalá, con la que Mazón ha creado un tándem y que será designada secretaria general.

El triunfo refuerza también al propio Mazón, que llegaba ungido por Génova y necesitaba quitarse la etiqueta de protegido de la dirección nacional. No obstante, el proceso ha revelado un escaso compromiso o implicación de las bases. El nuevo presidente regional logró casi 12.000 avales firmados de militantes, pero al final apenas 7.538 afiliados se inscribieron para votar. Lejos, muy lejos, ha quedado el mito de los más de 100.000 militantes del PP valenciano. En esta ocasión ha participado menos gente que en las primarias de los socialistas valencianos o las de Compromís.

placeholder Francisco Camps, en el centro, con Pedro Agramunt a su derecha.
Francisco Camps, en el centro, con Pedro Agramunt a su derecha.

La jornada de votación no estuvo exenta de incidencias. El candidato no oficialista trasladó al comité organizador del congreso una queja porque sus interventores no pudieron acceder al interior de algunas sedes del partido, sobre todo en Valencia. "Es ilegal toda votación sin representación de las candidaturas. En Cuba, Venezuela, Armenia o el Reino Unido... es causa de nulidad de las elecciones", señalaron fuentes partidarias de la candidatura de Anaya, que en declaraciones a 'A Punt' denunció anoche irregularidades, falta de papeletas suyas en las sedes y escollos a su candidatura.

Fuentes de la organización de los procesos señalaron que a media tarde se habían solventado las incidencias y que algunos de los interventores habían podido acceder a las sedes. No obstante, explicaron que no todas las personas propuestas por Anaya para representarle cumplían con los requisitos: algunos eran afiliados de su municipio y otros ni siquiera ostentaban la condición formal de militante.

Foto: Camps quiere que el PP le designe candidato a la alcaldía de Valencia. (EFE)

En la provincia de Valencia la candidatura de Mazón obtuvo 2.960 votos, lo que supone el 92,07% mientras que Anaya cosechó 245, lo que representa el 7,62%. En esta provincia votaron 3.215 militantes, el 92,04% de los inscritos. En Alicante, Mazón elevó todavía más su victoria con 2.726 votos (98,73%), frente a Anaya que se apuntó apenas 29 papeletas (1,05%). En esta provincia votaron 2.761 militantes lo que supone el 95,34% de los inscritos. En Castellón, el nuevo líder popular cosechó un 97,93% de los afiliados apuntados. Anaya, apenas el 0,89%.

De esta manera, el alicantino concurrirá como único candidato al obtener más del 50% de los votos y una diferencia mayor de 15 puntos con respecto a su rival.

El nuevo presidente regional, en declaraciones difundidas por el partido, dijo sentirse "muy contento por la fuerza del PPCV y por la unión que se refleja en unos datos irrefutables. Esto muy contento con la participación". Además envió un mensaje al candidato perdedor y a todo su equipo para trasladarle que "vamos a seguir trabajando todos juntos, porque esto ya no tiene marcha atrás, la llegada del PPCV para gobernar en la Comunitat Valenciana viene hoy avalada por la fuerza y por la unión". Habrá que ver si la integración se produce o Anaya y quienes le han apoyado terminan aislados orgánicamente. La disidencia se perdona poco en las filas populares.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Partido Popular (PP) Pablo Casado Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda