Isabel Bonig renuncia a la presidencia del PP valenciano y allana el relevo a Carlos Mazón
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
TIRA LA TOALLA FRENTE A GÉNOVA

Isabel Bonig renuncia a la presidencia del PP valenciano y allana el relevo a Carlos Mazón

La actual lideresa de los conservadores en la Comunitat Valenciana descarta dar batalla a Génova y convoca la junta directiva para fijar la fecha del congreso de este verano

placeholder Foto: Isabel Bonig, con Pablo Casado y Carlos Mazón.
Isabel Bonig, con Pablo Casado y Carlos Mazón.

El Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV) ha convocado este lunes a la junta directiva autonómica para el próximo jueves 6 de mayo, con el objetivo de trasladar una propuesta de fecha para el próximo congreso de la organización territorial, probablemente a finales del mes de junio o principios de julio. La actual presidenta regional, Isabel Bonig, ha trasladado a la dirección nacional del partido que no se presentará a este proceso, en contra de lo que ella misma había asegurado en diversas ocasiones. Finalmente, Génova la ha convencido de la necesidad de dar un paso al lado y despejar el camino para el favorito tanto de Pablo Casado como de su secretario general, Teodoro García Egea. La apuesta para intentar recuperar posiciones entre el electorado valenciano es Carlos Mazón, presidente de la Diputación de Alicante, que hasta ahora ha mantenido silencio sobre sus intenciones.

El anuncio se realiza en plena jornada de reflexión de las elecciones a la Asamblea de la Comunidad de Madrid, con la clara intencionalidad de buscar su espacio informativo en la agenda nacional. Con todo, los populares han tratado de poner sordina a los movimientos internos que se han producido estas últimas semanas para evitar que una imagen de división interna interfiriese en la campaña de Isabel Díaz Ayuso.

La posibilidad de que Bonig desistiese de su intención de revalidar el cargo se venía rumoreando desde hace semanas, después de que el propio Egea comunicase a la política castellonense que no era la preferida por la cúpula nacional. La falta de apoyos internos la ha empujado todavía más hacia la decisión de tirar la toalla. El PP quiere acelerar la renovación orgánica para dar tiempo a Mazón de madurar su liderazgo interno y en previsión de un posible adelanto electoral de las autonómicas por parte del 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, para 2022.

Mazón ha ido gananado apoyos internos en los últimos meses, entre ellos lo de la portavoz municipal y presidenta local de Valencia, María José Catalá, cuyo nombre suena para secretaría regional autonómica o, incluiso, para la dirección del grupo en las Cortes Valencianas, donde es diputada. Mazón no tiene acta de parlamentario autonómico. su principal 'handicap' para hacer oposición al Consell del Botánic.

Foto: Carlos Mazón, con el presidente del Murcia, Fernando López Miras. (EFE)

La duda ahora es saber si Mazón se dará un paseo congresual para ser ungido como único candidato o si tendrá rival enfrente. El alcalde de Ayora, José Vicente Anaya, ha anunciado su intención de concurrir en primarias con su propia candidatura. Cuenta con el respaldo de cuadros del partido de Valencia, entre ellos, los afines al expresidente de la Generalitat, Francisco Camps. También los críticos con Mazón en Alicante han mostrado apoyo a Anaya, aunque está por ver qué porcentaje representan estos sectores en un partido con una cultura orgánica de verticalidad. Génova ya está trabajando para desactivar esa alternativa o achicarle los espacios.

Isabel Bonig renuncia a si deseo de tener una segunda oportunidad para dirigir el partido y presentarse a unas segundas elecciones autonómicas tras haber estado al mando del partido en sus años más complicados desde que los votantes valencianos expulsaron al PP del poder en 2015, tanto en la Generalitat como en los principales ayuntamientos. La actual presiente ha gestionado no solo el impacto de la judicialización de los muchos casos de corrupción que han lastrado las opciones de recuperación de los conservadores, sino también la pérdida de la hegemonía institucional de una formación acostumbrada a señorear sobre la política valenciana, con lo que ello implica e capacidad de repartir salarios y contratos públicos. Este hecho y una cierta incapacidad par aglutinar a su alrededor respaldos orgánicos explican su debilidad interna ante el golpe de la dirección nacional.

El futuro de Bonig es todavía una incógnita. Es muy probable que Génova le haya ofrecido desde un retiro dorado en el Senado hasta la posibilidad de encabezar la lista popular por Castellón en unas próximas elecciones generales. Algunas voces no descartan su salida de la política. Por el momento se queda con el escaño en el Parlamento valenciano.

Partido Popular (PP) Isabel Bonig Teodoro García Egea Pablo Casado Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda