De investigar a Fabra a dimitir por vacuna irregular: la caída del fiscal jefe de Castellón
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
DIMISIÓN A DOLORES DELGADO

De investigar a Fabra a dimitir por vacuna irregular: la caída del fiscal jefe de Castellón

Jose Luis Cuesta dio luz verde a las causas contra el exdirigente provincial del Partido Popular. El CGPJ investigaba su labor tras una queja de los jueces de instrucción por "injerencias"

placeholder Foto: José Luis Cuesta, cuando fue reelegido fiscal jefe de Castellón.
José Luis Cuesta, cuando fue reelegido fiscal jefe de Castellón.

Ha sido la semana de pasión del fiscal jefe de Castellón, José Luis Cuesta. El pasado lunes trascendió que los jueces de instrucción de esta provincia habían elevado el pasado mes de julio una queja contra él al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por presuntas "injerencias" en procedimientos en los que no ejercía acusación. Dos días después, la revelación de que se había vacunado de coronavirus de forma irregular el pasado 11 de enero en un centro sanitario de Castellón le ha costado su puesto en la jerarquía del Ministerio Público.

"Tras constatar el incumplimiento por parte del Fiscal Jefe de Castellón, José Luis Cuesta, de lo dispuesto en la Estrategia de vacunación COVID-19 en España, aprobada por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y ejecutada por las Comunidades y Ciudades Autónomas, la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ha aceptado la renuncia del Fiscal Jefe de la Fiscalía Provincial de Castellón, quien ha alegado para ello motivos personales", señaba la escueta nota de prensa oficial difundida esta mañana.

Cuesta ha terminado así, de una forma un tanto deshonrosa, con una etapa de ocho años al frente de la fiscalía provincial, a la que accedió en 2012 con Eduardo Torres-Dulce al frente de la Fiscalía General y Alberto Ruiz-Gallardón en el Ministerio de Justicia. Considerado independiente, ya entonces su desginación propició una ajustada votación que Cuesta ganó por la mínima frente a Javier Carceller, adscrito a la Unión Progresista de Fiscales, que hasta ese momento había ocupado el puesto.

Foto: Imagen: Learte

Reelegido cinco años después, su llegada al puesto en un momento de hegemonía del Partido Popular no impidió que siguiesen adelante las investigaciones contra el gran cacique político de su demarcación, el expresidente de la Diputación de Castellón y de los populares de esta provincia, Carlos Fabra. «Los tipos de respuesta tienen que ser rápidos y soy el primero disgustado en este y otros muchos asuntos en que la tramitación de una causa se dilata excesivamente en el tiempo», señaló en 2012 cuando tomó posesión del cargo y fue preguntado por las dilaciones de la primera causa contra Fabra, que terminó en una condena de cuatro años por delito fiscal. Él era jefe provincial, pero las pesquistas e investigaciones estaban dirigidas por la Fiscalía Anticorrupción.

No obstante, el propio Cuesta informó, cuatro años después de su nombramiento, en 2016, de la presentación de otra denuncia de la Fiscalía por los millonarios patrocinos deportivos firmados por la empresa pública del aeropuerto de Castellón, Aerocas. Uno de ellos, de más de tres millones de euros al piloto de motoclismo Álex Debón, tuvo como continuidad un préstamo del deportista al expolítico por el 10% de esa cantidad, 360.000 euros. Esta operación junto a otras como los créditos del dueño de Pamesa, Fernando Roig, están bajo sospecha en la causa que investiga si Fabra ocultó patrimonio para no hacer frente a sus responsabilidades económicas de su primera condena por delito contra la Hacienda Pública. Y también en este último caso se instruye con la fiscalía de José Luis Cuesta ejerciendo de acusación tras presentar una denuncia ante el juez.

Pese a esa labor, la vacunación irregular, desvelada por 'Eldiario.es', le ha costado el puesto a un profesional del universo de la Justicia que en los últimos meses mantenía enfrentamientos con algunos de los instructores de la provincia. El malestar que llevó a estos a presentar una queja por injerencias "gravísimas" en procedimientos está relacionado con incidencias como comunicaciones con la Policía Nacional para que le remitiesen atestados que, a juicio de estos jueces, deberían haber pasado a reparto inmediato: como un caso de abusos en un centro de internamiento de discapacitados. No se dictó orden de alejamiento inmediata, y volvieron a producirse agresiones por parte del presunto abusador.

Carlos Fabra Dolores Delgado Vacunación Coronavirus Fiscal General del Estado Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda