El milagro de Regals Maribel: del todo a cien a proveedor covid por la vía de emergencia
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
LOS CONTRATOS DE LA PANDEMIA

El milagro de Regals Maribel: del todo a cien a proveedor covid por la vía de emergencia

Una pequeña empresa de Lleida dedicada al menaje de hogar firma tres contratos por un millón con la Generalitat Valenciana. Su caso revela las distorsiones en los contratos pandémicos

placeholder Foto: La tienda de Fiel Hogar (Regals Maribel) en Balaguer.
La tienda de Fiel Hogar (Regals Maribel) en Balaguer.

El último de los tres contratos que Regals Maribel ha firmado con la Generalitat Valenciana fue formalizado el pasado 19 de octubre. El encargo implica el suministro de 6 millones de guantes de nitrilo por un valor estimado total de 651.000 euros. Esta empresa con sede en un polígono industrial de Anglesola, en Lleida, ha acumulado desde el inicio de la pandemia de covid tres acuerdos con la Conselleria de Sanidad por importe de algo más de un millón de euros. Es casi la misma cantidad que todo lo que facturó el año pasado, cuando la enfermedad no había aparecido y Regals Maribel se dedicaba a la que ha sido su actividad habitual durante años: el comercio al por menor de muebles, aparatos de iluminación y otros artículos de menaje para el hogar a través de sus cinco tiendas repartidas por la comarca del Urgell y la propia Lleida. Fiel Hogar es su marca comercial.

Siete meses después del primer estado de alarma decretado por el Gobierno como consecuencia del coronavirus, la Conselleria de Sanidad sigue nutriéndose de material de protección por procedimiento negociado sin publicidad y tramitación de emergencia motivada por la "situación de extrema urgencia" de la pandemia. La vía de urgencia a la hora de contratar ha agilizado procesos, pero a la vez ha propiciado la aparición de proveedores que en circunstancias normales, con licitaciones ordinarias, difícilmente hubieran acabado sirviendo material sanitario a un gobierno regional, desde el chino Chen Wu Keping, que nutrió de mascarillas o trajes EPI cuando el mercado internacional estaba colapsado entre marzo y abril, hasta esta empresa de Lleida de apenas una quincena de trabajadores que no importa directamente, sino que hace de intermediaria de sus proveedores mayoristas.

A la espera de la formalización del acuerdo marco multimillonario anunciado por la Generalitat que preside Ximo Puig, pero atascado en los despachos, fuentes cercanas al equipo responsable de las contrataciones en la Administración valenciana explican que el proveedor se acercó a ofrecer su producto, que el precio (0,10 céntimos por guante) encajaba y era competitivo y que esto explica que se decidiese contratarlo.

Foto: El almacén de Feria Valencia con la reserva estratégica de material de protección anticovid. (EFE)

Antonio Hurtado, dueño de Regals Maribel, explica su aventura como proveedor sanitario por razones de necesidad. "Desde que empezamos en 1992 con una tienda, hemos ido evolucionando. Empezamos con el todo a cien, pero los chinos nos fueron aplastando. Con la pandemia tuvimos que cerrar todas las tiendas menos una, los trabajadores están en ERTE. Tenemos un almacén con venta al por mayor y ante la situación que se había generado pensé que teníamos que hacer algo porque tenemos que pagar los alquileres". Así fue, dice, como comenzó a comprar geles hidroalcohólicos a la empresa valenciana Flor de Mayo para distribuirlos y como contactó con la Generalitat "a través de un farmacéutico conocido de Valencia".

"No sé si vamos a poder cumplir el contrato. Teníamos que haber cobrado hace dos semanas"

No obstante, el propio Hurtado reconoce que todavía no tiene claro si podrá surtir el tercer pedido, el más voluminoso, porque todavía no ha cobrado el segundo contrato encargado por la Conselleria de Sanidad pese a haber servido el material. La demora en el cobro le ha generado tensiones de tesorería que está tratando de solventar y que impiden obtener los recursos para hacerse con el último lote de seis millones de guantes y servirlo a su cliente. A esto se une que el mercado sigue siendo complicado porque "conseguir estos guantes no es fácil". "Hay fondos de inversión que han acaparado toda la producción", dice.

"No sé si vamos a poder cumplir el contrato. Teníamos que haber cobrado hace dos semanas. Estamos trabajando con los préstamos ICO que nos han dejado y con una carta de crédito de CaixaBank. Todo esto es un riesgo y a veces no sé si he hecho bien o mal porque mi empresa es muy pequeña".

Autonomías, ayuntamientos y organismos estatales siguen contratando 'a dedo' por vía de urgencia

Hurtado confirma que la valenciana es la única administración regional con la que está trabajando como proveedor. "En Cataluña no ha podido ser con la Administración", dice, aunque explica que está sirviendo a algún centro ocupacional con plazas concertadas con la Generalitat Catalana.

Foto: María José Mira, en uno de los pabellones de Feria Valencia, supervisando material sanitario. (Pau Llorca)

El administrador de Regals Maribel se defiende cuando es interpelado sobre la excepción que supone que una empresa cuya actividad principal es la venta de productos de importación para el hogar esté contratando textiles sanitarios para un Gobierno autonómico que ni siquiera importa directamente, sino que compra a mayoristas con presencia en España. "Debería ser así, que todos tuviéramos la oportunidad de contratar con la Administración pública. Parece que siempre son los mismos", responde.

Comparación de precios

Lo cierto es que los guantes de Regals Maribel tampoco están saliendo más caros que los de otros contratistas con más experiencia y volumen. Otro contrato reciente de guantes de la Conselleria de Sanidad a Barna Import Médica (Bimédica) ha sido por importe de 1,9 millones de euros, con un valor de la unidad al mismo precio, 0,10 céntimos, aunque Medline Internacional Iberia los está proporcionado a un precio comprometido de 0,07 céntimos, según se extrae de los contratos publicados en la Plataforma de Contratación del Estado.

La valenciana no es la única autonomía que sigue recurriendo a los contratos 'a dedo' para nutrirse de material nueve meses después de declararse la pandemia. Autonomías, ayuntamientos y organismos estatales han publicado recientemente la adjudicación de contratos negociados sin publicidad por vía de urgencia motivada por el covid. Así ha sido, por ejemplo, con el contrato de mantenimiento del hospital Isabel Zendal de Madrid, que el Ejecutivo regional de Isabel Díaz Ayuso ha adjudicado sin concurso público por 1,2 millones de euros a Ferrovial Servicios.

Proveedores Generalitat Valenciana Coronavirus Valencia
El redactor recomienda