Oltra eleva el tono contra Puig y evidencia la fuerte fractura en el Gobierno de coalición
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
BRONCA POR LA ESTRATEGIA DE RECUPERACIÓN

Oltra eleva el tono contra Puig y evidencia la fuerte fractura en el Gobierno de coalición

El acto de presentación de la estrategia de recuperación promovida por el 'president' acaba en una crítica abierta de la vicepresidenta tras un amago de plante de 'consellers' de Compromís

Foto: Ximo Puig, en el acto de presentación del documento 'Estrategia valenciana de recuperación'. (GVA)
Ximo Puig, en el acto de presentación del documento 'Estrategia valenciana de recuperación'. (GVA)

El Gobierno autonómico valenciano ha iniciado una escalada en la que cada vez son mayores las evidencias de una fuerte fractura interna entre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta, Mónica Oltra, y sus respectivas formaciones políticas, el PSPV-PSOE y Compromís, respectivamente. El último episodio se vivió este martes, a propósito de la presentación de la llamada 'Estrategia valenciana de recuperación', un documento que Presidencia está trabajando sobre una serie de líneas básicas encargadas al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y que pretende servir de guía para encajar los diferentes proyectos susceptibles de financiarse con fondos del mecanismo Next Generation de la Unión Europea, una vez aceptados por el Gobierno de Pedro Sánchez dentro del llamado Plan España Puede, que elevará en enero a Bruselas.

Del mismo modo que el control o asignación de esos recursos ha suscitado una crisis en el Ejecutivo central entre el PSOE y Unidas Podemos, la mera escenificación del esbozo del plan valenciano, del que todavía no hay concreción oficial de proyectos ni dinero asignado, propició desde el viernes discrepancias entre los socialistas y Compromís que estuvieron a punto de terminar en un plante completo de 'consellers' de la formación valencianista. Los de Mónica Oltra exigieron que quedara claro que se trataba tan solo de un "borrador" y un "documento de trabajo" (pinche aquí para ver el documento de 125 páginas) del IVIE al que todo el Gobierno regional debe hacer todavía aportaciones. Incluso cuestionaron que se haya encargado al 'think tank' dirigido por Francisco Pérez la elaboración de esas bases, algo que consideran una "privatización" de la fabricación de ideas y políticas públicas de la Generalitat.

Por contra, los socialistas defienden el rigor intelectual del IVIE y la capacidad de sus investigadores para realizar aportaciones a la hoja de ruta de la reconstrucción económica en un momento crítico, como es la lucha contra la pandemia del coronavirus y sus efectos sobre el tejido productivo regional. El plan valenciano está siendo tutelado por el equipo del propio Puig, que ha nombrado un director general de Coordinación, Juan Ángel Poyatos, de perfil muy técnico, para poner en marcha la llamada Oficina Valenciana de Recuperación, con el fin de coordinar la relación entre el sector público y el privado tanto en la selección de proyectos como en su ejecución, toda vez que la Generalitat confía en gestionar al menos el 40% de los fondos europeos territorializados, con un horizonte máximo de 12.000 millones de euros, según explicó el barón socialista.

Momento de la intervención de Ximo Puig en el acto de presentación de las líneas básica de la 'Estrategia valenciana de recuperación' en el Museo de las Ciencias. (EFE)
Momento de la intervención de Ximo Puig en el acto de presentación de las líneas básica de la 'Estrategia valenciana de recuperación' en el Museo de las Ciencias. (EFE)

El enfoque sobre cómo vender ese plan en el acto este martes generó tantas fricciones en las últimas horas que, tras la amenaza de plante de los valencianistas, incluso se pactó una asistencia controlada de miembros del Gobierno, una suerte de protocolo político pacificador: dos 'consellers' del PSPV-PSOE (Arcadi España y Vicent Soler) y dos de Compromís (Mireia Mollà y Rafael Climent), además de presencia institucional del alcalde de Valencia, Joan Ribó, y del presidente de las Cortes, Enric Morera, los dos de Compromís. Sin embargo, finalmente acudió también al evento organizado en el Museo de las Ciencias el resto de consejeros socialistas (Gabriela Bravo, Carolina Pascual y Ana Barceló), un gesto que fuentes socialistas, que ven excesivo el celo de Compromís, encardinan en "la libertad" de los 'consellers' de ir a los actos institucionales que deseen.

Este hecho y un tuit lanzado desde la cuenta oficial de la Generalitat aludiendo a la 'Estrategia valenciana de recuperación' dieron pie a que Oltra, que no acudió al acto alegando razones de agenda, replicase con otro mensaje en la misma red social con la clara voluntad de evidenciar la discrepancia interna, sus diferencias con Puig y el formato elegido para el acto. "Lo que se ha presentado hoy es un documento de trabajo del IVIE, no ninguna Estrategia Valenciana de Recuperación, que obviamente deberá ser dialogada y consensuada en el Consell. Creo que en la comunicación política debe ser preciso por respeto a la ciudadanía", asestó, haciendo pública su crítica y desmereciendo el contenido de la jornada.

Lo que se percibe desde fuera del Consell es que Puig está ganando la mano en cuanto a anticipación en la toma de decisiones e iniciativas, que ejerce además un cierto efecto aspiradora sobre el conjunto de la acción del Gobierno autonómico, con un equipo de comunicación y estrategia muy profesionalizado, y que Compromís no encuentra la forma de poner en valor su propia gestión y de vender sus iniciativas. Esto está generando fricciones importantes, hasta el punto de que Oltra, cuya comunicación directa con el 'president' está cada vez más deteriorada, parece haber tomado la decisión de pasar a la acción y exigir de forma constante la colegiación de las grandes decisiones, incluso aunque sea evidenciando las diferencias y provocando un desgaste en la imagen del llamado Consell del Botànic.

Ximo Puig, entre Joan Ribó y Enric Morera (d), ambos de Compromís. (Ayto de Valencia)
Ximo Puig, entre Joan Ribó y Enric Morera (d), ambos de Compromís. (Ayto de Valencia)

"No se puede estar reclamando cogobernanza hacia Moncloa y a la vez no aplicarse dentro de tu propio Gobierno de coalición", se quejan fuentes de Compromís. "Lo que no se puede es boicotear un acto que va en beneficio de toda la Comunidad Valenciana y de todo el Gobierno, cuando además estaba todo consensuado", replican desde el equipo de Puig, que opta por no dar más trascendencia a la queja de la vicepresidenta para no alimentarla. "Parece mentira que Compromís esté en estas cosas cuando lo que deberíamos hacer todos es estar centrados en combatir la pandemia", reflexionan en el entorno de uno de los 'consellers' socialistas.

Lo cierto es que las diferencias y la escenificación de las mismas están acrecentando la desafección entre los dos socios del Gobierno autonómico, con Unidas Podemos como espectador, aunque con un vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, que no parece compartir la estrategia de Compromís, una coalición en la que tampoco todos comulgan con el estilo belicoso de Oltra. El episodio de este martes se suma al que ya se vivió a principios de este mes, cuando la vicepresidencia de Oltra, tras exigir al área de Hacienda un fuerte incremento de más del 30% en su presupuesto del año que viene, denunció que habían llegado a las Cortes valencianas unas cuentas distintas a las pactadas. Del mismo modo, la vicepresidenta, que tiene bajo sus competencias la supervisión y control de las residencias de ancianos concertadas y en la primera ola de la pandemia optó por un perfil bajo, también reclamó a Puig hace dos semanas medidas de restricción más duras de las que estaba tomando para atajar la transmisión del covid.

Mientras tanto, el barón socialista encaja los golpes y guarda silencio sabedor de que cuenta con dos misiles políticos 'tomahawk': la figura de la presidencia y la capacidad de disolver las Cortes y anticipar las elecciones autonómicas si la convivencia se vuelve irrespirable.

Ximo Puig Mònica Oltra Noticias de Comunidad Valenciana IVIE
El redactor recomienda