MUNICIPIOS COSTEROS ABREN AHORA SUS PUERTAS

De apestados a deseados: la España de la playa se ofrece ante otra fuga de madrileños

Benidorm lanza una campaña para ofrecerse como destino de teletrabajo y Jávea dice que tiene capacidad de absorción. La Generalitat asegura estar preparada con refuerzos en sanidad

Foto: Un grupo de jubilados de Fuenlabrada, la semana pasada en Benidorm. (EFE)
Un grupo de jubilados de Fuenlabrada, la semana pasada en Benidorm. (EFE)

"Vivir en Benidorm, trabajar en el paraíso". Con ese reclamo, se lanzó la semana pasada el Ayuntamiento de Benidorm a tratar de buscar un nuevo nicho de negocio en profesionales capaces de desarrollar su labor teletrabajando y desde la distancia en un contexto de incremento progresivo de contagios en la Comunidad de Madrid. No es casual. La capital de España es un deseado mercado para un destino ahogado este verano por la ausencia de británicos, la suspensión del programa del Imserso y el cierre de fronteras de emisores europeos como Alemania. La capital turística afronta la que puede ser su peor temporada desde que el modelo de 'ciudad vertical con playa' comenzó a andar con fuerzas a finales de los años sesenta y principios de los setenta del siglo pasado.

En otras circunstancias, como por ejemplo los días previos a la declaración del estado de alarma, en la primera oleada de coronavirus, quizás el mensaje habría sido más cauto. Poco antes del confinamiento del país por parte del Gobierno en primavera, cuando el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ya había cerrado los colegios, muchos madrileños abandonaron su primera residencia en busca de espacios menos asfixiantes en pueblos familiares de Castilla-La Mancha y Castilla y León, en los hogares paternos en el caso de los estudiantes, o en las segundas residencias en los municipios de playa. Este éxodo, exagerado para algunos, pero del que quedó constancia en las cifras oficiales de desplazados sanitarios, provocó inquietud e incluso críticas de irresponsabilidad.

Hoy, cuando el cierre perimetral de Madrid parece inminente y el Ministerio de Sanidad ha forzado nuevas restricciones, pero sin llegar todavía a un confinamiento pleno, no son pocos los madrileños dispuestos a buscar un lugar alternativo en el que instalarse. Pero la actitud de los posibles destinos ha cambiado. Tanto como la situación económica.

Dos grupos de hoteles y apartamentos de Benidorm tienen ya ofertas de larga estancia para teletrabajadores.
Dos grupos de hoteles y apartamentos de Benidorm tienen ya ofertas de larga estancia para teletrabajadores.

"Todo el mundo está muy concienciado. Hemos tenido un verano con mucha movilidad nacional y parámetros muy buenos, aplicando medidas de seguridad e higiene. No hemos tenido que modular medidas muy extraordinarias, porque somos una ciudad que venía trabajando los estándares que se han exigido con la pandemia, con ampliación de aceras, movilidad ciclista, etcétera", señala a El Confidencial el alcalde de Benidorm, el popular Toni Pérez.

El primer edil no oculta que la ciudad afronta un cuarto trimestre del año muy complicado, pero cree que, cumpliendo las medidas de distanciamiento, limpieza y prevención adecuada, Benidorm está preparada para recibir a quien decida abandonar Madrid, bien porque tiene aquí una segunda residencia o como opción alternativa alquilando un espacio. Precisamente por la caída del mercado internacional, clave en temporada media, lo que no falta es oferta de alojamiento, aunque muchos hoteles permanezcan cerrados y con las plantillas inmersas en ERTE. También los centros de salud públicos y los hospitales privados tienen mucha menos presión asistencial que en otras temporadas. También compañías hoteleras como Grupo Fuster (Benidorm Plaza) o el Complejo Belroy, que además explotan edificios de apartamentos turísticos, han comenzado a trabajar el cliente de larga estancia con medios para facilitar el teletrabajo. "Estamos modulando números por debajo de esta época del año. Tenemos capacidad de absorción; no tendríamos problemas".

Los grupos hoteleros Benidorm Plaza o Belroy están trabajando ofertas de larga estancia para personas que quieran teletrabajar

La reflexión de Pérez es compartida tanto por la Generalitat valenciana como por otros alcaldes de poblaciones turísticas. La Administración que preside Ximo Puig, pese a ser muy crítica con la gestión de Isabel Díaz Ayuso al frente de la Comunidad de Madrid, siempre se ha cuidado mucho de ofrecer una imagen de rechazo a un sector de la población clave para cuadrar las cuentas de sus destinos de playa, como son los madrileños.

Para el Consell dirigido por el barón socialista, su homóloga madrileña está actuando con irresponsabilidad, cambiando de criterio constantemente para escenificar su enfrentamiento con el Gobierno de Pedro Sánchez. Sin embargo, no teme que la enorme incertidumbre que atenaza Madrid se traduzca en un éxodo que pueda estresar el sistema sanitario autonómico. La Conselleria de Sanidad cree que este verano se superó la prueba -aunque no faltaron los rebrotes- y contempla ahora dar más respaldo todavía a la Atención Primaria, contratando auxiliares administrativos y documentalistas que descarguen de trabajos no asistenciales a médicos y enfermería. La Comunidad Valenciana presenta la tasa más baja de España de incidencia acumulada de contagios por coronavirus, países europeos como Bélgica han relajado sus medidas de contención y seguridad para con el territorio y la sensación de que la pandemia está bajo control, con los brotes trazados e identificados, permite a las autoridades afrontar con cierta calma la posible llegada de desplazados de otras autonomías.

"Por supuesto que serán bien recibidos. Tienen aquí su casa y sería absurdo decir otra cosa", afirma el alcalde de Torrevieja sobre segundos residentes

El alcalde de Jávea, el socialista José Chulvi, pone en valor la elevada afluencia de dueños de segundas residencias que el pasado verano acudieron a la localidad sin que se produjeran incidencias descontroladas de covid. "Tuvimos más ocupación que la temporada anterior y algunos se han quedado. Tenemos gente ya teletrabajando aquí de Madrid, pero también de otros lugares de España y de países como Holanda. Nosotros lo vemos como una oportunidad, porque somos un destino seguro. Es todo una cuestión de sentido común y de responsabilidad. Se trata de ser prudente y asegurarse de estar sano antes de venir. Pero no hay por qué estigmatizar a nadie", reflexiona Chulvi en conversación con El Confidencial.

Torrevieja es otro caso similar. Los análisis de consumo de agua revelan niveles de ocupación en 2020 este verano similares a los del año pasado. La razón es que la ciudad alicantina se nutre de miles de segundas residencias de manchegos, vascos, madrileños y personas oriundas de otras regiones del interior y el norte de España. "Por supuesto que serán bien recibidos. Tienen aquí su casa y sería absurdo decir otra cosa. Los madrileños son como cualquier ciudadano que vive en Torrevieja", comenta su alcalde, el popular Eduardo Dolón. Al igual que en Benidorm y Jávea, son muchos los que llegaron tras el levantamiento del estado de alarma y han optado por quedarse. Algunos teletrabajan, pero el colectivo de segundo residente sénior o jubilado es alto. "Queda mucha gente en la playa todavía", explica Dolón. Una playa que podría acoger nuevos paseantes este otoño-invierno entre quienes no están dispuestos a encerrarse por segunda vez en la capital del país. El cierre de colegios podría ser la mecha de una nuevo éxodo desde Madrid.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios