El yerno de Zaplana justifica sus ingresos en Suiza por una venta a Amancio Ortega
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
PAGÓ EL PISO DE ZAPLANA EN VALENCIA

El yerno de Zaplana justifica sus ingresos en Suiza por una venta a Amancio Ortega

Luis Iglesias asegura que las trasferencias a España por más de dos millones de euros proceden de la venta en 2015 de Gran Vía 32 al dueño de Inditex y no pertenecían Zaplana

Foto: El yerno de Zaplana justifica sus ingresos en Suiza por una venta a Amancio Ortega
El yerno de Zaplana justifica sus ingresos en Suiza por una venta a Amancio Ortega

Luis Iglesias, yerno del exministro de Trabajo Eduardo Zaplana, justificó este martes ante la jueza del caso Erial que la repatriación de más de dos millones de euros que sirvieron parcialmente para pagar el alquiler de un piso para su suegro en Valencia procedía de una operación inmobiliaria con el dueño de Inditex, Amancio Ortega. En su declaración como investigado por un presunto delito de blanqueo en la trama de comisiones que alcanza al expresidente de la Generalitat valenciana, Iglesias alegó que los fondos trasferidos desde Suiza proceden de una transacción a Ortega a través de la sociedad Drago Capital, de la que era socio, y que los 2,2 millones que ingresó en una cuenta del Banco de Sabadell coincidiendo con la negociación del alquiler del apartamento en Valencia eran parte del dividendo obtenido con la operación.

Fuentes conocedoras de su declaración indicaron que Iglesias no aportó documentación para acreditar su testimonio, pero señalaron que explicó que el dinero procedía de la venta del edificio madrileño Gran Vía 32 a Pontegadea Inmobiliaria. La venta se produjo en enero de 2015 y el inmueble estaba valorado en más de 400 millones de euros. Las plusvalías alcanzaron los 90 millones. El activo estaba a nombre de una sociedad extranjera, según Iglesias, de ahí que los fondos se depositasen en Suiza cuando se efectuó el reparto de las ganancias, según su testimonio.

Foto: Casoplón en Madrid, fondos de Curaçao y Suiza… La UCO destapa al yerno de Zaplana

Según se supo en aquellas fechas, la sociedad propietaria se denominaba Langshore y en ella participaban al 50% PSP Investments, un fondo de Canadá y Drago Real Estate Partners, donde figuraban como fondistas APG, Sun Capital Partners o la aseguradora británica Phoenix Group.

Pinche para ver el documento de flujo de fondos desde Suiza.
Pinche para ver el documento de flujo de fondos desde Suiza.

Drago Capital es una consultora e intermediaria fundada por el propio Iglesias de la que formó parte también Oleguer Pujol, uno de los hijos del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol. El inmueble de Gran Vía 32, sede de empresas como la Cadena SER, antigua base del Grupo Prisa, cuenta con una galería comercial con tiendas de Inditex o Primark, entre otras marcas. Drago fue investigada por la Audiencia Nacional por posible delito contra la Hacienda Pública y blanqueo en una operación de más de 2.000 millones de euros con más de un millar de oficinas del Banco Santander, pero finalmente el juez Santiago Pedraz optó por archivar el caso en 2016.

Iglesias, casado con María Zaplana, que también compareció este martes como investigada, aseguró ante la magistrada Isabel Rodríguez que todos esos movimientos bancarios están declarados en la Agencia Tributaria. La magistrada ha recibido comisiones rogatorias del extranjero que revelan importantes movimientos del yerno de Zaplana en cuentas 'offshore', como Curaçao o las Antillas Caribeñas.

Foto: El 'esquema Zaplana' lleva hasta Hong Kong: diez países y 23 sociedades tras las mordidas

En diciembre de 2015, transfirió desde Suiza a España 2,2 millones de euros que fueron depositados en una cuenta en el Banco Sabadell. Esa misma cuenta fue empleada (vea los movimientos) para pagar los gastos del alquiler del piso de Eduardo Zaplana en Valencia, hasta un total de 115.000 euros. El beneficiario fue Miroslav Shopoff, un ciudadano austriaco, fundador de Oro Direct e investigado en otra causa que ha ido perdiendo fuelle a lo largo de la instrucción y que ahora se centra en un posible delito fiscal. El marido de María Zaplana justificó por razones familiares que fuese el matrimonio y no el propio exministro del Partido Popular el que asumió los costes de ese arrendamiento.

La jornada sirvió para que la mujer de Zaplana, Rosa Barceló, y su hija María compareciesen por primera vez asistidas por sus abogados ante la jueza instructora. Las investigadas atribuyeron a “errores” su presencia en el sumario. María Zaplana justificó su elevado tren de vida y la operaciones inmobiliarias a su nombre por donaciones de sus padres, algunas cercanas a los 600.000 euros.

Por su parte, la secretaria personal de toda la vida de Zaplana, Mitsouko Henríquez, aseguró que las operaciones económicas por las que es investigada fueron realizadas por orden de Zaplana, y que los 50.000 euros en efectivo encontrados en el despacho del exministro en la empresa Telefónica, en Madrid, eran para imprevistos, como viajes, restaurantes y gastos médicos.

Amancio Ortega Eduardo Zaplana Drago Capital Noticias de Comunidad Valenciana Suiza
El redactor recomienda