La Generalitat valenciana no reunió material médico hasta el 17 de marzo pese a los avisos
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
SEGÚN LOS ESTADOS DE COMPRAS EN EL JUZGADO

La Generalitat valenciana no reunió material médico hasta el 17 de marzo pese a los avisos

Los estados de compras remitidos por Sanidad al juez revelan 'stocks' vacíos en hospitales de referencia en febrero. El departamento de Barceló dice que centralizó cuando apareció la inestabilidad

Foto: El avión Antonov que aterrizó en Valencia este lunes con material de protección sanitario. (EFE)
El avión Antonov que aterrizó en Valencia este lunes con material de protección sanitario. (EFE)

La Generalitat valenciana está siendo una de las administraciones autonómicas más activas en la compra de material sanitario en las últimas semanas a través de proveedores chinos. Hasta cuatro aviones han aterrizado en España con centenares de miles de mascarillas, guantes y trajes de especial protección (EPI) que el Consell de Ximo Puig está repartiendo entre el personal sociosanitario y fuerzas y cuerpos de seguridad. Sin embargo, el acopio que el Gobierno regional está haciendo en plena pandemia, con 7.733 casos positivos detectados (1.188 de ellos profesionales sanitarios) y 637 fallecidos en la Comunidad Valenciana, ha sido un movimiento acelerado que se ha ejecutado en los últimos 20 días.

La Conselleria de Sanidad no encargó la primera gran compra de material, con 200.000 mascarillas FFP2 a 4,40 euros por valor de 880.000 euros, hasta el pasado 17 de marzo, según revelan los estados de compras remitidos en documentos Excel a los juzgados que instruyen las demandas presentadas por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), en las que se denuncian carencias de medidas de protección entre las plantillas de hospitales y centros de salud. Un juzgado de lo social de Valencia exigió a la Generalitat el pasado 26 de marzo que dote de los recursos necesarios a los trabajadores para afrontar su trabajo.

Los documentos de 'stock' remitidos al juez revelan vacíos de mascarillas y batas en los hospitales de referencia de la Comunidad Valenciana

Según estos archivos judicializados, a los que tuvo acceso El Confidencial, Sanidad comenzó a centralizar compras desde el 10 de marzo, aunque inicialmente solo diferentes pedidos de soluciones hidroalcohólicas a empresas de suministros médicos o químicos como Dismeval o Cleanity. El 10 de marzo es la fecha en que, ante el crecimiento constante de los contagios, la Comunidad de Madrid decretó el cierre de colegios, institutos y universidades y recomendó la aplicación del teletrabajo en las empresas. El 24 de enero, el Gobierno de Pedro Sánchez, a través del Ministerio de Sanidad, había lanzado las primeras recomendaciones de protección a través del uso de guantes y mascarillas al personal fronterizo que atendía pasajeros procedentes de China. En la Comunidad Valenciana, Sanidad reconocía 63 casos activos positivos por coronavirus.

placeholder Ana Barceló, 'consellera' de Sanidad. (EFE)
Ana Barceló, 'consellera' de Sanidad. (EFE)

El 31 de enero, después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretase la "emergencia sanitaria internacional", el sindicato CSIF presentó un escrito por registro de entrada de la Generalitat dirigido a la 'consellera' Ana Barceló en el que solicitaba que informase al personal sanitario "sobre los pasos a seguir, el protocolo que esté elaborado, y si se suministran los EPI que correspondan para garantizar la seguridad de los empleados públicos". El 5 de marzo, el CESM advirtió a Sanidad de que estaba considerando los casos de posibles contagios por Covid-19 de personal como enfermedad común cuando debería hacerlo como enfermedad profesional.

En su descargo, a preguntas de El Confidencial, Sanidad dio la siguiente explicación señalando a los gerentes de las áreas de salud: "Hasta finales del mes de febrero, los diferentes departamentos de salud continuaron gestionando, como siempre se ha hecho desde su independencia de gestión, las compras de material. Aunque en esos momentos los departamentos disponían de 'stock', empieza a detectarse en esas fechas la inestabilidad que había alcanzado el mercado de suministros de material relacionado con la lucha contra el Covid. Es cuando desde la 'conselleria' se opta por realizar esas determinadas compras de forma centralizada para dar respuesta a las necesidades de todo el sistema de salud de la Comunidad Valenciana".

Foto: El Antonov 124 que aterrizó este lunes en Valencia desde Shanzhen con escala en Moscú y Krasnoyarsk.

"El objetivo era conseguir el mayor número de material necesario y distribuirlo posteriormente entre los departamentos, según las necesidades aportadas por cada uno de ellos. Es por eso que las compras empezaron a realizarse con esa fórmula de compra centralizada por parte de la 'conselleria", insistieron. Las mismas fuentes señalaron que la primera compra centralizada se efectúa el 27 de febrero: "En concreto, se adquieren mascarillas FFP2 a Palex", en referencia al fabricante catalán Palex Medical.

No obstante, no es esa la fecha que aparece en los documentos Excel remitidos a los juzgados tras la demanda del Sindicato Médico, donde la primera adquisición de mascarillas que recoge la relación es un lote de 200.000 mascarillas FFP2 desechables sin válvulas a la empresa Ibersurgical, un proveedor al que también recurrió la Comunidad de Madrid en el primero vuelo en el que logró importar material de China y que aterrizó en Zaragoza.

Otras empresas proveedoras de mascarilla o batas estériles, cuyos nombres fueron adelantados por 'eldiario.es', fueron pymes locales con negocios de importación como Tanuki 2010, del empresario de Agullent (Valencia) Salvador Belda, Exclusivas de Pascual y Furió, Promechi o Sosmi. En el listado, que solamente recoge pedidos hasta el 26 de marzo, no figuran empresas ligadas al importador chino afincado en Ontinyent, Chen Wu Keping, aunque el primer avión con material que la Generalitat atribuye a la mediación de este empresario llegó el 24 de marzo a Zaragoza. Desde entonces, han aterrizado en España otros tres vuelos, el último de ellos, con destino Valencia tras hacer escala en Moscú desde Shenzhen, un Antonov 124 con 65 toneladas de mascarillas, guantes y trajes EPI, el mayor cargamento.

Aunque Sanidad sostiene que comenzó a centralizar compras cuando los hospitales y departamentos de salud comenzaron a sufrir "inestabilidad" en los suministros, los Excel de 'estocaje' de enero y febrero remitidos al juzgado por la Abogacía de la Generalitat también revelan que algunos centros sanitarios presentaban importantes déficits de productos que posteriormente han resultado fundamentales para garantizar la protección de todo el personal que trabaja en primera línea contra el Covid-19. Centros de referencia como el Hospital Clínico, el Doctor Peset, Doctor Moliner o La Fe en Valencia; el General de Alicante; Alcoi-Virgen de los Lírios, o el área de Xàtiva estuvieron muchos días sin reservas de mascarillas FFP2, batas de protección desechables o calzas para cubrir la ropa.

Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda