DESDE SHENZHEN CON ESCALA EN MOSCÚ

Un Antonov 124 estrena la ruta rusa con 65 toneladas de material sanitario para Valencia

El aparato de la compañía rusa Volga-Dnepr aterriza en Valencia desde Shenzhen tras hacer escala en Krasnoyarsk y Moscú. Lleva 65 toneladas de equipos de protección

Foto: El Antonov 124 que aterrizó este lunes en Valencia desde Shanzhen con escala en Moscú y Krasnoyarsk.
El Antonov 124 que aterrizó este lunes en Valencia desde Shanzhen con escala en Moscú y Krasnoyarsk.

Un carguero Antonov 124 de la compañía rusa Volga-Dnepr Airlines aterrizó este lunes en el Aeropuerto de Manises (Valencia) con 65 toneladas de material de protección sanitaria adquirido por la Generalitat valenciana a través de su proveedor chino radicado en Ontinyent Chen Wu Keping. El aparato, uno de los más grandes de mercado, despegó esta mañana sobre las 8 horas desde Moscú tras haber hecho una primera escala en la capital de Siberia del Este, Krasnoyarsk, procedente de la ciudad china de Shenzhen.

Se trata de una ruta que atraviesa practicamente todo el territorio ruso y es distinta a la que hasta ahora estaba empleando la Generalitat con aviones con destino a Zaragoza de compañías como China Cargo o Air China, compartidos con autonomías como Castilla y León, Navarra o la empresa estatal Ingesa.

En este caso se trata de un vuelo fletado por la Administración autonómica en el que inicialmente iba a participar Baleares, algo que finalmente no ha ocurrido. El Govern de Francina Armengol ha optado finalmente por emplear vuelvos con destino directo en el aeropuerto de Son Sant Joan en Palma de Mallorca.

La Generalitat ha comprado 40 respiradores a Air Liquid y espera recibir nuevos aparatos en los próximos días de China

El avión entre Shenzhen y Valencia transporta 506.800 mascarillas y 994.450 guantes, 216.860 EPIs o trajes de especial protección y 60.000 gafas, pero no carga respiradores. La Generalitat espera recibir los ventiladores de China y por ahora ninguno de los aviones procedentes de Asia los ha tenido en su estómago. No obstante, sí ha adquirido 40 a la empresa Air Liquid y ha recibido otros 22 respiradores no invasivos de Inditex y 49 donados por el BBVA.

Los ventiladores son claves para el tratamiento de infección pulmonar por coronavirus. Las neumonías acaban provocando insuficiencia respiratoria y el Gobierno ha encargado la compra de aparatos para distribuir en los territorios más colapsados. Madrid, Castilla-La Mancha y Cataluña son las autonomías más castigadas y con problemas de saturación de camas UCI.

La Comunidad Valenciana, aunque acumula ya 637 fallecidos (24 más que el domingo), con los datos actualizados este lunes por la consellera de Sanidad, Ana Barceló, dispone todavía de camas libres en la red pública. Tiene sin usar unidades de cuidados intensivos y está derivando a hospitales privados a pacientes de otras patologías en los departamento de salud en los que acumula más problemas. "La presion asistencial, que tuvo un pico muy alto, se ha ido relajando", señaló la responsable de la política sanitaria. La ocupación de camas UCI o de críticos es del 63,5%, con 353 camas libres. La necesidad de respiradores es mucho menor que en otras autonomías.

Los contagios de profesionales sanitarios han seguido creciendo, con 1.188 personas que han dado positivo. Dos enfermeras han fallecido como consecuencia del Covid-19. La Administración valenciana ha recibido 86.000 test del Gobiero central que empleará en primer lugar en buscar positivos entre los profesionales, tanto de hospitales como de centros de salud. Además, hay 206 trabajadores de residencias de ancianos también enfermos. Los centros de mayores siguen acumulando contagios, con 791 residentes que han dado positivo y 166 muertos. Ya son 98 los geriátricos afectados.

Si hay suficientes test, los trabajadores de empresas privadas de sectores esenciales o de que aquellos que regresen a la actividad a partir del 14 de abril también podrán hacerse la prueba.

Además del material adquirido por la Generalitat, el sector privado sigue colaborando tanto en compras como en fabricación. Empresas textiles valencianas como Marie Claire, Cotoblau o Funcotex han transformado sus líneas de producción para elaborar hasta 125.000 mascarillas en sus factorías.

También Sp-Berner, la empresa líder en España en la fabricación de productos de plástico para el hogar, fabricará y donará mascarillas para colaborar en la crisis sanitaria. La compañía valenciana organizó un grupo interno de trabajo en el que colaboran más de 50 profesionales de todas las áreas (innovación, ingeniería, diseño, I+D, matricería moldes, automatización, materiales, packaging y producción) para diseñar y fabricar en menos de dos semanas los moldes que les permitirán entregar cerca de 50.000 mascarillas mensuales a la red sociosanitaria.

La empresa de plásticos ha contado con la colaboración de centros tecnológicos como el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), que ha cedido el diseño anatómico en el que se basa la ergonomía facial de la mascarilla. También el centro tecnológico ITENE, la Conselleria de Sanidad y la Fundación Miguel Hernández han colaborado en este proyecto para colaborar en la batalla contra el COVID-19.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios