DE NACIONALIDAD BÚLGARA

Detenidos dos menores en Valencia por torturar a un joven y grabarlo con el móvil

Son dos hermanos de 15 y 17 años que usaron alicates para la tortura y reanimaban a la víctima con cubos de agua cuando perdía la conciencia

Foto: Los agentes de la Guardia Civil pudieron identificar y detener a los dos agresores (EFE/Salvador Sas)
Los agentes de la Guardia Civil pudieron identificar y detener a los dos agresores (EFE/Salvador Sas)

La Guardia Civil ha detenido a dos hermanos menores de edad por torturar a un joven de 20 años en su propia casa de Cheste, en la provincia de Valencia. Los hechos se han conocido ahora, aunque sucedieron el pasado mes de noviembre, y los dos menores han sido recluidos en un centro en régimen cerrado por orden del juez.

Según publica Levante-EMV, el origen de los hechos estaría en una deuda por drogas que la víctima tendría con los dos hermanos. Estos, de 15 y 17 años respectivamente y de nacionalidad búlgara, encerraron a la víctima en su vivienda de Cheste. Allí, durante más de una hora, le sometieron a todo tipo de lesiones y vejaciones, utilizando unos alicates durante la tortura.

Además, se ha sabido que cuando la víctima, de 20 años y también de origen búlgaro, perdía la conciencia, los detenidos le reanimaban volcando sobre él un cubo de agua fría para poder seguir torturándole. Se les imputa un total de tres delitos: detención ilegal, contra la integridad moral y lesiones agravadas con instrumento peligroso.

Deuda por drogas

Fue la propia víctima quien se presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Cheste para denunciar los hechos. Relató que los dos hermanos, a los que conocía, se presentaron en su casa y comenzaron a agredirle nada más entrar. La denuncia recoge que además de los golpes, le vejaron haciéndole bailar casi desnudo mientras sus agresores le grababan con su teléfono móvil.

Se les imputa un total de tres delitos: detención ilegal, contra la integridad moral y lesiones agravadas con instrumento peligroso

El joven reconoció que llegó a perder el conocimiento por los golpes sufridos, pero los torturadores le echaron agua fría por encima para reanimarlo. La víctima recuerda parte del diálogo entre los dos hermanos detenidos, cuando uno le dijo al otro "vete a por algo que me duele la mano de tanto pegarle". En ese momento uno de ellos apareció con unos alicates.

El móvil que se esconde detrás de la paliza es una deuda por drogas. La Guardia Civil pudo identificar a los dos agresores, dos hermanos búlgaros de 15 y 17 años, respectivamente, y que tienen varios antecedentes por robos con fuerza. En el registro de su vivienda pudieron recuperar el teléfono móvil de uno de ellos, donde encontraron el vídeo de la agresión. Ambos se encuentran recluidos en un centro de menores en régimen cerrado.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios