ACUERDO DE INVESTIDURA CON LOS VALENCIANOS

Sánchez pacta con Compromís presentar un nuevo modelo de financiación en 8 meses

El pacto de investidura del PSOE con la coalición de Baldoví y Oltra contempla condonar la deuda de la Marina de Valencia, elevar inversiones y controlar el impacto de la ampliación del Puerto

Foto: Pedro Sánchez y Mónica Oltra. (EFE)
Pedro Sánchez y Mónica Oltra. (EFE)

El PSOE ha amarrado el voto de Joan Baldoví (Compromís) a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno con la firma de un acuerdo que tiene como primer punto el "compromiso" por parte del Gobierno de presentar en los próximo ocho meses una propuesta de nuevo sistema de financiación autonómica, "mediante el cual se garantice una financiación justa y constitucional para los valencianos y valencianas". Así reza el texto del pacto suscrito por los socialistas y los econacionalistas, que incluye también la decisión de mantener en los próximos Presupuestos del Estado la asunción por parte de la Administración central de la deuda de más de 400 millones de euros del Consorcio Valencia 2007 (gestor de la Marina de Valencia), la ejecución de infraestructuras hídricas y de transporte o el mayor control en la entrada de cítricos procedentes de países extracomunitarios.

Además, el texto, al que ha tenido acceso El Confidencial (pinche para ver el documento completo), incluye una petición expresa de la vicepresidenta valenciana Mónica Oltra para que el Gobierno aporte de forma progresiva a lo largo de la legislatura el 50% del gasto en dependencia de las comunidades autónomas y que España ratifique el protocolo de la Carta Social Europea. También incorpora una referencia a la ampliación millonaria del Puerto de Valencia a la que aspira la naviera MSC, si bien no se hace ninguna alusión a la paralización o suspensión del proyecto, como exigen algunos sectores de Compromís. En concreto, se estipula que el Gobierno y la Generalitat Valenciana trabajarán conjuntamente "para garantizar el cumplimiento de toda la normativa ambiental" con el fin de asegurar que cualquier actuación se produzca con todas las garantías necesarias.

Compromís exigía un plazo claro de arranque de la reforma de la financiación para garantizar su voto afirmativo en la investidura

Con este acuerdo, que se suma a los ya cerrados con Unidas Podemos, el PNV y los dos diputados de Más País, Sánchez tiene ya garantizados 164 votos afirmativos, a la espera de conocer la posición final del BNG, el Partido Regionalista de Cantabria, Coalición Canaria o Teruel Existe. Los partidos que han anunciado un posicionamiento negativo, PP, Vox, Ciudadanos, Navarra Suma, Junts per Catalunya y Foro Asturias, suman 163 escaños. Fuentes de Compromís avanzan que la intención, una vez suscrito el pacto, será seguramente respaldar a Sánchez en primera votación.

Joan Baldoví (i), con Errejón, Adriana Lastra y Rafael Simancas (d).
Joan Baldoví (i), con Errejón, Adriana Lastra y Rafael Simancas (d).

El compromiso de mayor alcance entre los socialistas y los socios de Ximo Puig en el Consell de la Generalitat valenciana es sin duda el de promover un cambio en el actual reparto de recursos entrelos territorios. Compromís, según señalan desde fuentes cercanas a Baldoví, quería que quedase claro en el texto el horizonte temporal para la nueva propuesta y la filosofía de su reforma. En ese sentido, los ocho meses fijados como plazo límite al arranque de su tramitación y una referencia directa al problema de insuficiencia financiera de la Comunidad Valenciana han resultado suficientes para los de Baldoví y Oltra.

Los equipos negociadoras han estado intercambiando borradores en los últimos días hasta cerrar un texto de consenso. En él afirma: "El actual modelo de financiación, pendiente de renovación desde 2014, ha resultado especialmente lesivo para la Comunitat Valenciana en términos de financiación media por población ajustada, lo que ha afectado negativamente a los servicios que reciben las valencianas y valencianos. Por ello el Gobierno se compromete a llevar a cabo a lo largo de esta legislatura la reforma del Sistema de Financiación Autonómica a través de un calendario detallado con las distintas fases de esta reforma". Y añade: "Este compromiso se materializará en que en los ocho primeros meses posteriores a la investidura, el Gobierno de España presentará una propuesta del nuevo Sistema de Financiación Autonómica, mediante el cual se garantice una financiación justa y constitucional para los valencianos y valencianas".

Mientras esta reforma no se produzca, el pacto contempla que en los Presupuestos Generales del Estado se garantizará a la Generalitat Valenciana la prestación de los servicios públicos "al mismo nivel que el resto del Estado". Esto se traducirá, probablemente, en mecanismos de flexibilización del déficit y respaldo a través del Fondo de Liquidez Autonómica, según prevén fuentes de la pata socialista del Gobierno regional que preside Puig.

La apuesta por la reforma de la financiación abrirá un debate político-territorial con impacto en el seno de los grandes partidos. Tanto el PSOE como el PP tiene diferencias internas sobre cómo fijar el nuevo modelo por las discrepancias existentes entre las autonomías. Aunque gran parte del trabajo técnico está hecho por los equipos creados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera en la etapa de Mariano Rajoy, su ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, no se atrevió a llevar un nuevo modelo (y una nueva Ley) al Congreso como consecuencia de esas diferencias.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios