IVF DICE QUE NO SABÍA QUE XIMO PUIG ERA SOCIO

El Instituto de Finanzas se escuda en Deloitte para explicar la quita a Moll para Grupo Zeta

El director del Instituto Valenciano de Finanzas dice que no sabía que Ximo Puig era accionista de 'Mediterráneo'. Admite que el 'president' se interesó por la operación, pero que no intervino

Foto: Manuel Illueca, director del Instituto Valenciano de Finanzas. (EFE)
Manuel Illueca, director del Instituto Valenciano de Finanzas. (EFE)

El director del Instituto Valenciano de Finanzas, Manuel Illueca, justificó este jueves la decisión de sumarse a la operación de venta de la deuda del Grupo Zeta a Prensa Ibérica Media con un descuento del 70% en que informes encargados a Deloitte advertían de que la liquidación del conglomerado mediático de Antonio Asensio podía haber sido todavía más perjudicial para las arcas públicas. El responsable del conocido como banco de la Generalitat compareció de urgencia ante la prensa después de que El Confidencial y otros medios de comunicación publicasen que el 'president' valenciano, Ximo Puig, mantiene una participación por valor de 177.886,06 euros en Promociones y Ediciones Culturales (Pecsa), editora de 'Mediterráneo de Castellón', uno de los periódicos del grupo que han pasado a manos de imperio mediático de Javier Moll.

Pecsa era la empresa que originalmente garantizaba dos préstamos del IVF de tres millones de euros cada uno a una filial de impresión para la puesta en marcha de una rotativa en Biar (Alicante). Pese a que se trata de una participada del Grupo Zeta saneada, en el año 2009, según explicó Illueca, se produjo una primera refinanciación global y esos créditos pasaron a integrarse en una financiación sindicada en la que participaban de forma mayoritaria CaixaBank, Sabadell o Santander. En total, en el momento del acuerdo con Prensa Ibérica, quedaban pendientes de pago 99 millones de euros, de los que 1,9 millones correspondían a la entidad de la Generalitat, que finalmente ha cobrado cerca de 500.000 euros.

Illueca admite que Puig se interesó por la operación, pero asegura que no le dio instrucciones y que la decisión de venta a Moll fue "técnica"

Illueca explicó que decidió participar en la operación de venta de "un activo deteriorado" tras recibir informes que advertían de los problemas financieros del Grupo Z, entre ellos un informe encargado a Deloitte que señalaba que, en caso de que la compañía también editora de 'El Periódico de Cataluña' no obtuviese financiación adicional, el IVF apenas podría recuperar entre el 18% y el 31% del dinero pendiente de cobro. "Prensa Ibérica planteó adquirir el crédito por el 30% del riesgo vivo. Tenía miedo a que se hiciera con la mayor parte de la deuda y con posterioridad pudiera encontrarme con unas condiciones todavía peores o que la homologación judicial fuera una venta con condiciones peores", indicó.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, con el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. (EFE)
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, con el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. (EFE)

El director del Instituto de Finanzas admitió que suscribió un acuerdo con Prensa Ibérica condicionado a la aprobación por parte de pleno del Consell de un decreto regulador del funcionamiento de la entidad que la facultaba legalmente para sumarse a refinanciaciones o reestructuraciones junto con otros bancos. Negó que dicho decreto estuviese motivado por la operación del Grupo Z, pero confesó que fue su manera de blindarse ante posibles críticas de la oposición, como las que ahora ha recibido. "Si tengo que hacer refinanciaciones, quiero que todo el mundo lo sepa. Si hay algún problema jurídico, quiero que salga antes. Intentamos protocolizarlo todo y dar máxima transparencia", insistió. "Estamos satisfechos de la operación, lo hemos hecho en los mismos términos que la banca comercial. Este es un préstamo de seis millones de euros y habremos recuperado 4,8", añadió.

En esa reunión del 15 de marzo en la que se aprobó al decreto impulsado por Illueca participó el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que votó a favor pese a que la primera operación que se iba a acoger a la norma era la que afectaba al grupo propietario del periódico del que es accionista, con un 1,6% del capital. El barón valenciano no se abstuvo en la votación. Illueca admitió que Puig "se interesó" personalmente por la operación en los meses anteriores a la firma. "Hablé con el presidente de este tema en la medida en que estaba en los medios de comunicación. Me preguntó qué créditos tenemos, cuánto dinero se nos debe. Son conversaciones que tenemos día a día. Pero nunca ha dado luz verde o luz roja a ninguna actuación del instituto. Siempre ha habido el máximo respeto a la decisión técnica que se adopta en esta casa", aseguró Illueca, que le explicó que el "Grupo Zeta estaba mal y yenía una situación complicada". Sobre si sabía que Puig era accionista de 'Mediterráneo de Castellón', el director del IVF aseguró que lo desconocía.

El responsable del Instituto de Finanzas, que ha pedido comparecer en las Cortes valencianas para explicar la venta de la deuda, también aseguró que barajó exigir al comprador de la deuda algún compromiso de sostenimiento del empleo, pero señaló que su posición de 1,8% en el 'pool' bancario era muy débil como para exigir condiciones. Tras la capitalización de la deuda del Grupo Zeta, comprada con un descuento del 70%, Prensa Ibérica ha acometido importantes ajustes de empleo en sus periódicos tradicionales. En la Comunidad Valenciana ha cerrado 'Levante de Castellón', que competía con 'Mediterráneo', el diario en el que comparte accionariado con Puig, y ha realizado despidos.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios