Facturación cruzada y relación comercial

Antifraude también investiga ayudas a las empresas ligadas al hermano de Ximo Puig

Documentos internos revelan la relación comercial y los intercambios económicos entre las empresas que À Punt pilló pactando precios en uno de sus concursos y que investiga la CNMC

Foto: Sede de la Agencia Valenciana Antifraude.
Sede de la Agencia Valenciana Antifraude.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no es el único organismo que tiene abierto un expediente a empresas ligadas al hermano del presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, por un posible pacto de tarifas en un concurso de corresponsalías de la televisión autonómica À Punt. La Agencia Valenciana Antifraude también ha iniciado pesquisas tras haber recibido una denuncia que alerta del posible falseamiento de contenidos y justificación de gastos en expedientes de ayudas públicas para la promoción del valenciano de las sociedades Canal Maestrat y Kriol Produccions, que forman parte de un grupo de comunicación participado por los hermanos Juan y Enrique Adell Bover y su madre, Juana Bover.

Se trata de las mismas empresas que À Punt ha llevado a Competencia junto a Comunicacions dels Ports, de Francisco Javier ‘Francis’ Puig, tras aparecer indicios de que se pusieron de acuerdo para coordinar sus propuestas de tarifas en el proceso de licitación de las corresponsalías de la televisión autonómica con la intención de copar tres lotes correspondientes a la provincia de Castellón.

Documento contable de Canal Maestrat que refleja cruce de pagos con una empresa de Francis Puig.
Documento contable de Canal Maestrat que refleja cruce de pagos con una empresa de Francis Puig.

Antifraude ha recibido documentación en la que se pondrían en duda las justificaciones de gastos, la veracidad de la documentación presentada e, incluso, la difusión de los contenidos que sustentaron la percepción de ayudas para la promoción del valenciano en los medios de comunicación gestionados por las empresas de los Adell Bover, concesionarias de frecuencias de radio en Castellón y explotadoras de la televisión TVCS, con licencias de TDT para las demarcaciones de Castellón y las comarcas de Baix Maestrat y Els Ports. Kriol y Canal Maestrat han recibido más de 340.000 euros desde 2015 dentro de los programas de subvenciones de la Conselleria de Educación para el fomento de la lengua autóctona a través de los medios de comunicación. La agencia ha abierto un expediente de comprobación y está en fase de reclamación de documentación a las partes, sin que haya llegado todavía a ninguna conclusión.

Para justificar el uso de esas ayudas en la creación y difusión de contenidos, las empresas de los Adell Bover presentaron a la Dirección General de Política Lingüística de la 'conselleria' que dirige en funciones Vicent Marzà, de Compromís, distinta documentación cuya veracidad está bajo la lupa del organismo de prevención de conductas irregulares relacionadas con la Administración que dirige Joan Llinares. Según ha podido comprobar El Confidencial, en los papeles que maneja la Agencia Antifraude figuran facturas cruzadas de las empresas de los Adell Bover con sociedades de Francis Puig, lo que revela la estrecha relación comercial que los dos grupos de comunicación mantienen desde hace años y que confirmaría la existencia de intereses compartidos previos a la decisión de concurrir de manera presuntamente concertada a la licitación de los lotes de corresponsalías de À Punt.

Un ejemplo: para justificar una ayuda de 22.609 euros por unos talleres de televisión en colegios denominados ‘Telescola, la televisió a l’escola’, Kriol Producciones aportó pagos realizados a Comunicacions dels Ports y también a Mas Mut Produccions, empresas del hermano del presidente en funciones de la Generalitat, por conceptos como elaboración de grafismos o asistencia técnica. La misma circunstancia se produjo en el caso de la elaboración de un programa radiofónico denominado 'La nostra música', para el que se aportaron facturas de Mas Mut Produccions por servicios de producción o grabación de programas. El Confidencial ha accedido a cuantiosa documentación que acredita esa relación comercial entre los Adell Bover y Francis Puig, que optó el 8 de abril por el “desistimiento voluntario” del concurso para las corresponsalías de À Punt tras el requerimiento de aclaraciones por parte de la mesa de contratación de la televisión autonómica que no entregó en plazo.

Aunque Kriol y Canal Maestrat tienen su sede en Vinarós, Juan Adell ha constituido en los últimos dos años otras tres nuevas sociedades con domicilio en la plaza Silvestre Segarra de la localidad de Vall d’Uixó, Bicuda Produccions, Primera Plana Media y Comunicación Plana Baixa. Las tres mercantiles comparten el mismo objeto social, básicamente la explotación y la prestación de servicios de medios de comunicación. También está vinculada a este grupo la sociedad Ona Valenciana de Radiodifusión.

El Confidencial se ha puesto en contacto con Juan Adell para conocer su opinión sobre los hechos investigados por Competencia. El empresario de comunicación justificó que estaba reunido para no atender la llamada del periodista y no contestó mensajes posteriores por WhatsApp.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios