Cierre de campaña de Abascal en Valencia

Tras Sevilla, reventón de Vox en Valencia con 4.000 personas: “Vamos a por todas el 28-A”

La formación de Abascal sorprende llenando una de las plantas del Museo de las Ciencias con un público enfebrecido. Los 'trackings' del PSPV detectan una subida la última semana

Foto: Santiago Abascal, en su entrada al Museo de las Ciencias de Valencia. (EFE)
Santiago Abascal, en su entrada al Museo de las Ciencias de Valencia. (EFE)

Una señora pregunta confusa al personal de seguridad dónde está el ADN. Se refiere a la pieza escultórica con la secuencia del genoma que preside el ‘hall’ del Museo de las Ciencias de Santiago Calatrava en Valencia. Imposible entrar, le dicen. Este jueves no es día de visitas científicas. Más de 4.000 personas ocupan ya el espacio desde más de un buen rato antes del horario previsto, con su bandera de España y su banderín blanco y verde de Vox. Es hasta la fecha el mayor acto de campaña en la ciudad, y revela, un día después del reventón del pabellón Fibes en Sevilla, que el auge de la derecha radical no es un fenómeno exclusivo de Andalucía, el Madrid centralista o la España interior.

Los últimos ‘trackings’ internos del PSOE detectan un crecimiento en la última semana en la Comunidad Valenciana del partido del otro Santiago, Abascal. Lo sitúan rozando el 10% en las autonómicas para las Cortes Valencianas, porcentaje que podría ser superior en las generales en la Comunidad Valenciana. Y tiene en vilo a los populares, que ven en Vox tanto el clavo al que poder agarrarse para gobernar con un pacto a la andaluza como el riesgo de sufrir un bocado irreparable en su base electoral.

Militantes y simpatizantes de Vox, en el Museo de las Ciencias en el acto de cierre de campaña. (EFE)
Militantes y simpatizantes de Vox, en el Museo de las Ciencias en el acto de cierre de campaña. (EFE)

“Estáis aquí para ofrendar nuevas glorias a España”, asestó Abascal micrófono en mano a varios centenares de personas que habían quedado fuera del museo. Lo hizo parafraseando la letra oficial del himno de la Comunidad Valenciana y rodeado de un visible cuerpo de seguridad, todos con aspecto de policías de paisano. El arranque denotaba truco, en lo que ya es una liturgia de los mítines de Vox: dejar gente fuera para escenificar el reventón. En la planta alargada del edificio todavía había sitio para más público. El aforo apalabrado por Vox con la dirección de la Ciudad de las Ciencias era de 5.500 personas. Aun así, no había sensación de vacío sino de llenazo.

Vox practica el mismo discurso que el PP y Ciudadanos en materia de exaltación nacional española, pero más alto y más claro. Ha sido alimentado por Pablo Casado y por Albert Rivera. El resultado queda a la vista. Mientras populares y naranjas no se han atrevido a organizar un gran acto en Valencia por miedo al pinchazo, los de Santiago Abascal recogen los frutos de la polarización. “Van al rincón a lloriquear en cuanto uno les llama fachas y se quedan paralizados”, ironizó el líder de Vox sobre las otras dos derechas. "Se han inventado otro eslogan, 'Valor seguro'; lo que es seguro es que no tienen valor para derogar todas las leyes de la izquierda". Tampoco Compromís o el PSPV-PSOE han convocado a tanta gente en un acto electoral. Los socialistas celebran este viernes su cierre de campaña en los jardines del Parque Central, donde quieren echar el resto.

Así estaba el Museo de las Ciencias en el acto de Vox en Valencia. (Vox)
Así estaba el Museo de las Ciencias en el acto de Vox en Valencia. (Vox)

Abascal lanzó el discurso que esperaban sus fieles. “Estáis aquí por un sentimiento rojigualdo, por un sentimiento patriótico (…) frente a la dictadura progre y el Frente Popular que une a comunistas, terroristas, a los burguesitos de Barcelona y los anarquistas, a los enemigos de España”. “Valencianos, es un honor veros al lado de la España viva. Vamos a por todas el 28 de abril. Hemos despertado el alma dormida de España, asentada en los mejores valores de nuestros padres”, insistió en tono emocional.

El líder repasó todos sus clásicos: las alusiones contra el Estado de las autonomías, “la ideología de género”, “el artículo 155 de chiste”... “Somos la España del pladur frente a la locura de los progres”, dijo erigiendo a Ismael, el “currante de la España que madruga” interpelado por la web Contexto, en nuevo símbolo del mensaje transversal y españolista que precisamente busca Vox.

Las referencias más guerracivilistas y de confrontación contra la izquierda son las que de verdad alimentan a su público. Los gritos y los aplausos surgen de esa parte del relato, también de las alusiones contra la corrección política. “No vamos a consentir que [José Luis] Ábalos esté rindiendo homenaje en la fosa común de Paterna dando la espalda a otros españoles caídos por España”, manifestó José María Llanos, candidato de Vox a la Generalitat, en referencia a los trabajos de exhumación de cadáveres en el llamado Paredón de España, donde la represión franquista fusiló y enterró sin tumbas con nombre a más de 2.000 personas por su filiación republicana.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios