Asaltó a la víctima mientras dormía

Prisión permanente revisable por asesinar y violar a su expareja en Almería

La Audiencia de Almería ha condenado a un hombre por violar a su expareja mientras dormía y después degollarla en Huércal de Almería

Foto: Audiencia Provincial de Almería (Google Maps)
Audiencia Provincial de Almería (Google Maps)
Autor
Tiempo de lectura3 min

La Audiencia Provincial de Almería ha impuesto la pena de prisión permanente revisable a un joven acusado de violar y degollar en Huércal de Almería a su excompañera sentimental, el 15 de enero del 2017. El acusado asestó más de cien cuchilladas a la víctima y, después de morir, mutiló sus genitales. Según la sentencia, el presunto autor no actuó bajo los efectos del alcohol, las drogas o a consecuencia de alguna enfermedad mental, por lo que se le condena a 15 años de cárcel por un delito de agresión sexual y prisión permanente revisable por asesinato con agravante de parentesco.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señala que entre las 06:35 y las 07:15 horas de ese día el acusado, Francisco S. García, entró en el domicilio de la víctima, Antonia G.A., que tenía 33 años, mientras esta dormía se abalanzó sobre ella y la violó.

Para ello, utilizó un cuchillo de borde aserrado con el que le dio más de cien golpes en distintas zonas del cuerpo, como en los brazos, antebrazos y en la cabeza, e incluso llegó a mutilarle la lengua.

Tras causar un "prolongado sufrimiento" a la víctima y con la intención de causar su muerte, aprovechando que estaba muy debilitada para poder resistir la agresión, le realizó varios cortes en el cuello, uno de ellos muy profundo y, una vez fallecida, mutiló sus genitales. Después, arrastró el cuerpo de la mujer hasta un baño de la vivienda donde lo limpió con la intención de ocultar los hechos que había causado.

El presidente del tribunal, Ignacio F. Angulo González de Lara, considera probada la crueldad del acusado en el momento de los hechos, que se muestra en los informes de la autopsia y el informe pericial; según los cuales, el autor empleó hasta tres instrumentos diferentes para agredir a la víctima, informan medios locales.

El teléfono de la víctima y el cuchillo con el que la mató fueron enterrados en un descampado próximo a la vivienda.

La resolución

El fallo resalta que no ha resultado acreditado que de forma previa el acusado hubiese ingerido una gran cantidad alcohol, ni que sufriera un retraso mental que afectara a sus facultades de inteligencia y voluntad. Por estos hechos, ha sido condenado a 15 años de prisión por un delito de agresión sexual, por el que se le impone además la medida de libertad vigilada durante diez años.

Asimismo, ha sido condenado a prisión permanente revisable por un delito de asesinato en el que concurre la agravante de parentesco y a indemnizar con 150.000 euros a cada uno de los padres de la víctima, y con 80.000 euros a cada uno de sus tres hermanos.

Nueve miembros del jurado popular de Almería coincidieron en la resolución de la condena el pasado mes de marzo, declarándole culpable de los hechos, según 'La Voz de Almería'.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios