concurrirá a los métricos españoles por 650M

La planta valenciana de Stadler logra en Gales 36 trenes antes de la puja de Renfe

La factoría de la antigua Vossloh en Albuixech se adjudica la fabricación del nuevo tranvía de Wales & Borders, franquiciado por un consorcio liderado por Amey, filial de Ferrovial

Foto: Simulación de uno de los trenes-tram que Stadler Valencia fabricará para la filial de Ferrovial en Gales.
Simulación de uno de los trenes-tram que Stadler Valencia fabricará para la filial de Ferrovial en Gales.

La planta española del grupo Stadler se ha apuntado un tanto importante en carga de trabajo para los próximos años. La factoría de Albuixech fabricará 36 de los 71 trenes que el grupo suizo se acaba de ajudicar en Gales tras ganar el proceso de selección convocado por Wales & Borders, el operador ferroviario británico franquiciado desde el año pasado por el consorcio Keolis-Amey, filial de la española Ferrovial. El contrato fue anunciado este jueves y se compone de 36 trenes-tram tipo Citylink y 35 Flirt. Los primeros serán desarrollados íntegramente en la planta valenciana, mientras que los segundos son los modelos que Stadler aspira a colocar también a Renfe dentro del millonario proceso de renovación de flota que ha iniciado la empresa estatal y cuyo primer hito ha sido la licitación de convoyes autopropulsado de ancho métrico y alpinos por un valor conjunto estimado de 650 millones de euros.

Stadler Rail España no informó de la cuantía del contrato con Wales & Borders, pero el pedido implica que la fábrica valenciana tendrá carga de trabajo hasta el año 2022, cuando está previsto que se hayan entregado todos los trenes. Según informó la compañía, el contrato incrementará notablemente su presencia en Reino Unido, país que cuenta con trenes de la marca desde 2013. Los trenes-tram Citylink se componen de tres coches y pueden operar tanto en modo eléctrico como mediante el uso de baterías. Del total de unidades Flirt, 11 dispondrán de tracción diésel y se destinarán a la red de Gales del Sur, mientras que las 24 unidades restantes están diseñadas para operar en tres modos diferentes: tracción diésel, tracción eléctrica y baterías. De estos trenes tri-modales, cuya entrada en servicio en Cardiff está prevista para 2023, 7 constarán de tres coches y los restantes 17 estarán equipados con 4 coches. Wales & Borders prevé operar con tracción eléctrica al norte de Cardiff y con diésel al sur, por lo que el uso de trenes tri-modales garantizará una conectividad continua a lo largo de la ciudad, señalaron.

Los vehículos de Stadler prestarán servicio a las líneas de tranvía de Cardiff.
Los vehículos de Stadler prestarán servicio a las líneas de tranvía de Cardiff.

El presidente de Stadler Valencia, Íñigo Parra, aseguró que el pedido para Wales & Borders, además de reforzar la presencia en el mercado británico, "nos posiciona como un referente mundial en el segmento de trenes-tram incorporando la propulsión con batería en la plataforma Citylink, lo que nos sitúa a la vanguardia de la tecnología más respetuosa con el medio ambiente”.

El acuerdo con la filial de Ferrovial introduce carga de trabajo en Stadler Valencia hasta el año 2022

Por su parte, Kevin Thomas, director ejecutivo de Transport for Wales Rail Services, nombre que recibe la sociedad del consorcio Keolis-Amey, destacó el hecho de que la ciudad galesa de Cardiff vuelva a disponer de tranvía "tras setenta años" al tiemo que indicó que los trenes tri-modales que serán construidos por Stadler "ofrecerán un servicio eficiente y rentable operando tanto en modo eléctrico como con baterías. Tanto nuestros pasajeros como nosotros mismos estamos ya ansiosos por que llegue 2022”.

La carga de trabajo alivia la presión en la fábrica valenciana, que había comenzado el año con el marcador en blanco en cuanto a nuevos contratos. Stadler aspira a hacerse un hueco, además, entre los grandes fabricantes que pujan por los lotes millonarios de cercanías y regionales de Renfe. La primera licitación se produjo este mes vía Boletín Oficial del Estado con el anuncio de la contratación de dos lotes. El primero, por valor de 323,5 millones de euros, es el de fabricación de 31 vehículos y suministro de piezas y mantenimiento durante 15 años para trenes de ancho métrico, el tradicional ferrocarril de vía estrecha que actualmente solo circula por el norte de España. El segundo lote, por 329,2 millones, el de suministro y mantenimiento de seis trenes alpinos.

A estos concursos, seguirán otros hasta junio, por un importe cercano a los 2.000 millones de euros, y que deben servir para renovar la flota de Cercanías de Renfe, muy cuestionada en grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. Las compras han despertado el interés de los fabricantes con plantas españolas, que además de Stadler, incluyen a CAF, Siemens, Talgo o Almston.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios