tuitero y eminencia en tumores hematológicos

¿Quién es Guillermo Sanz? El doctor ángel de la guarda que desafía a la jueza de Zaplana

Muy activo en Twitter, donde tiene cuenta abierta desde 2014, el médico se hace eco de todas las informaciones relativas al estado de salud del exministro. Es una eminencia en cáncer de sangre

Foto: Guillermo Sanz, jefe de hematología del Hospital La Fe de Valencia. (IISLAFE)
Guillermo Sanz, jefe de hematología del Hospital La Fe de Valencia. (IISLAFE)

Guillermo Sanz salvó una vez la vida de Eduardo Zaplana. El jefe de servicio de Hematología del Hospita La Fe de Valencia, uno de los mejores centros sanitarios públicos de España, fue el responsable del equipo médico que realizó el trasplante al exministro, al que trata desde que se le diagnosticó una leucemia en 2015, con médula de su hermana. La operación fue un éxito, pero, al igual que ocurre con otros muchos cuadros de trasplante, el que fue presidente de la Generalitat desarrolló una Enfermedad de Injerto contra el Huésped (EICH) que debe ser tratada y le provoca descensos importantes en la calidad de sus defensas y una inmunodeficiencia vigilada por el equipo médico.

Esta circunstancia ha llevado a Sanz a elaborar diversos informes que han servido a la defensa de Zaplana para reclamar su excarcelación a la jueza instructora del caso Erial, Isabel Rodríguez, que ha rechazado librarle de la prisión provisional en varias ocasiones, decisión ratificada por la Audiencia Provincial. En su informe más reciente, fechado el pasado 21 de noviembre, el hematólogo advierte de que la “EICH, las secuelas de problemas previos, pulmonares y cardiovasculares fundamentalmente, que ha presentado, los medicamentos que está obligado a tomar y la grave situación de inmunodeficiencia que presenta convierten a Eduardo Zaplana Hernández-Soro en una bomba de relojería pudiendo sobrevenirle la muerte de forma súbita e inesperada”, según señala el documento difundido por 'El Periódico de Aquí'.

Zaplana, antes de dar una conferencia en el Ateneo Mercantil de Valencia en abril de este año. (EFE)
Zaplana, antes de dar una conferencia en el Ateneo Mercantil de Valencia en abril de este año. (EFE)

Coincidiendo con las fiestas navideñas, Zaplana fue trasladado hace una semana desde su celda en el módulo de enfermería del centro penitenciario de Picassent hasta el hospital para someterlo a nuevas pruebas, algunas de alto riesgo de derivar en una infección, según el propio Sanz, como una colonoscopia o una limpieza de la sangre. Con mucho menos peso que cuando entró en la cárcel hace siete meses, la familia ha elevado el tono para exigir la excarcelación cuando reciba el alta. El propio Zaplana, en un comunicado difundido por su esposa Rosa Barceló, defiende la posibilidad de recibir arresto domiciliario. Hasta ahora la jueza ha negado esta posibilidad por riesgo de fuga y destrucción de pruebas y por entender que está bien vigilado en la prisión, al menos igual o mejor de lo que podría estar en su casa.

La misma decisión de mantener la prisión provisional tomó la magistrada con Joaquín Barceló 'Pachano', considerado el principal testaferro de Zaplana. La Audiencia Provincial de Valencia ratificó esta posición en un auto del 26 de diciembre notificado este jueves a las partes. La Sección Quinta de la Audiencia también desestimó un recurso de apelación de Zaplana contra otro auto del 18 de diciembre de la jueza tras una vistilla celebrada antes de su ingreso hospitalario, según informa el TSJ valenciano.

Sanz tiene que entregar este viernes a la jueza Isabel Rodríguez un nuevo informe sobre la salud de Zaplana para que decida si vuelve a prisión

El plan de la Fiscalía Anticorrupción era mantenerlo bajo llave hasta obtener respuesta de las comisiones rogatorias remitidas a los países en lo que se investigan movimientos de fondos de procedencia presuntamente ilícita y blanqueo de capitales, como Uruguay o Luxemburgo, y otorgarle entonces la libertad, coincidiendo con el levantamiento del secreto de sumario.

El futuro inmediato de Zaplana se conocerá probablemente este viernes, cuando la jueza, a partir de un nuevo informe de Guillermo Sanz, deberá decidir entre tres opciones: devolverlo a Picassent, mantener su ingresos hospitalario o enviarlo a casa por razones humanitarias, como pide la familia. Si la opción es que regrese a prisión, la defensa volverá a presentar una recurso contra la decisión de la instructora, señalan fuentes de la familia.

A la espera de conocer ese último informe médico, sí puede decirse que Sanz es un ferviente defensor de la excarcelación del exministro de José María Aznar. Y esa opinión no solamente la expresa en los documentos médicos, sino que la difunde activamente desde su cuenta de Twitter, donde es muy activo e igual tuitea noticias sanitarias que mensajes en favor de la Ley de Memoria Histórica o del 'president' valenciano Ximo Puig defendiendo el nuevo Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana. Desde este altavoz personal da cobertura a todas las informaciones que se publican en medios de comunicación relacionadas con la salud y la situación penitenciaria de Zaplana y ha llegado a escribir frases como: “La pregunta del millón es: ¿Quien quiere matar a Eduardo Zaplana?” o “en un Estado de Derecho no hay razón alguna para mantener en prisión preventiva a una persona con una grave enfermedad y jugar con su vida alegremente”.

Pero, ¿quién es Guillermo Sanz Santillana? ¿Es la suya una opinión meramente personal derivada de la relación trabada con el expolítico u obedece a razones médicas?

Nacido en Madrid en 1957, se licenció en medicina en la Universidad Autónoma de esta ciudad pero se formó como especialista en hematología en el hospital valenciano de La Fe, precisamente en tumores hematológicos como el síndrome mielodisplásico que sufre Zaplana. En este hospital de referencia en la Comunidad Valenciana, además de ser jefe del servicio de su especialidad, ha desarrollado una reconocida carrera investigadora en el Instituto de Investigación Sanitaria cuyo último hito fue su selección para coliderar el Proyecto Harmony. Se trata de un programa financiado con 40 millones de euros por la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), un consorcio europeo público-privado que impulsa la innovación farmacéutica y el desarrollo de medicinas.

El Proyecto Harmony pretende generar un mapa de casos continental a través de la acumulación de diagnósticos anónimos de miles de pacientes. Es una iniciativa de 'big data' aplicado a la salud para desarrollar tratamientos más eficaces, agilizar la toma de decisiones e “identificar marcadores específicos para desarrollar 'a priori' terapias innovadoras y efectivas” para este tipo de tumores hematológicos.

Con más de 250 publicaciones en revistas científicas a sus espaldas, Sanz ha participado en el desarrollo de modelos de pronósticos empleados internacionalmente para tratar el síndrome mielodisplásico. Según su currículum, está considerado además un experto en el trasplante de sangre de cordón umbilical (TCU) en adultos. “Su investigación clínica ha contribuido a consolidar en el mundo el TCU como una alternativa al trasplante de médula ósea”. Su departamento ha sido premiado por la Sociedad Americana de Hematología. Además, es evaluador de proyectos de investigación, supervisor de revistas científicas de la especialidad y miembro del comité editorial de 'Leukemia Research', entre otros méritos.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios