trata de sortear resistencias vecinales

Metrovacesa, de verde para desatascar su mayor proyecto urbanístico en Valencia

La promotora inicia la tramitación del PAI de Benimaclet en el ayuntamiento para urbanizar una iniciativa de 280 millones de inversión en la que hay una considerable resistencia vecinal

Foto: La almendra central del PAI de Benimaclet de Metrovacesa concentrará las zonas verdes y dotacionales.
La almendra central del PAI de Benimaclet de Metrovacesa concentrará las zonas verdes y dotacionales.

Metrovacesa ha puesto en marcha el reloj administrativo del que es su mayor proyecto urbanístico en la Comunidad Valenciana. La promotora presentó este lunes en el Ayuntamiento de Valencia una alternativa a la ordenación de la ampliacion del barrio de Benimaclet, una actuación en la que contempla una inversión de 280 millones de euros y la construcción de 1.345 viviendas. Como propietaria del 40% del suelo del sector, la compañía controlada por Banco de Santander y BBVA mantiene negociaciones con pequeños propietarios para sumar el 51% de los derechos de superficie y convertirse en agente urbanizador. Para ello, ha activado el procedimiento burocrático con un proyecto con el que pretende sortear algunas resistencias vecinales asimilando los criterios y requisitos que salieron de un proceso participativo abierto por el consistorio valenciano (gobernado por un pacto a tres bandas de Compromís, PSPV-PSOE y Podemos) para reformular el planeamiento del barrio.

Metrovacesa ha concentrado la edificación en altura, con torres de hasta 30 pisos, para diseñar una almendra central verde de 80.000 metros

El nuevo PAI de Benimaclet que plantea la promotora no renuncia a la edificabilidad prevista para un sector que ocupa una superficie de 269.775 metros cuadrados, pero eleva las zonas verdes y dotacionales para crear un gran espacio central público de 80.000 metros cuadrados y un paseo perimetral adosado a las parcelas residenciales privadas, con un reparto de suelo público y suelo privado del 82% y el 18%, respectativamente.

El sector urbanizable en Benimaclet y la propuesta de Metrovacesa, en la frontera de la trama urbana de Valencia con su huerta protegida.
El sector urbanizable en Benimaclet y la propuesta de Metrovacesa, en la frontera de la trama urbana de Valencia con su huerta protegida.

Para poder acometer la reordenación y cumplir con los criterios de dotaciones, movilidad, paisajismo o relación con la huerta, Metrovacesa ha optado por concentrar la edificabilidad en altura, con cerca de una veintena de torres, la mayor parte de entre ocho y 12 plantas, pero con tres o cuatro de ellas de hasta 30 alturas, ubicadas en los extremos norte y sur del sector urbanizable, junto a las rotondas de acceso. La promotora rechaza así reducir la densidad de construcción como ha reclamado la asociación de vecinos del barrio. Juan Añón, urbanista del despacho AIC Equip y seleccionado por Metrovacesa para desarrollar el proyecto, explicó en la presentación del mismo a los medios de comunicación que las viviendas previstas son las que permitirán hacer sostenible económicamente la propuesta y atender los costes de urbanización y el reequipamiento de un barrio que sufre un déficit de equipamientos públicos. Añón explicó que la densidad de edificación es de 75 viviendas por hectárea, inferior al cententar de pisos que permite la actual legislación autonómica (Lotup). Además, añadió que el porcentaje de reparto de zonas verdes y equipamientos sobre el total de la edificabilidad residencial y terciaria es un 75% superior a los mínimos que marca la misma norma.

Según la propuesta presentada ante el departamento municipal de Urbanismo, entre los elementos dotacionales se incluyen un campo de fútbol y zona deportiva, huertos urbanos, zona educativa y sanitaria y espacios de uso social. También se contempla la protección de una de las alquerías y los camino de acceso a la huerta, además de planificar la trama urbana lo más ajustada posible a una continuidad del barrio actual, caracterizado por sus edificaciones de baja altura y su aspecto de pequeño pueblo dentro de la ciudad, lo que le otorga mucha singularidad.

En la presentación, tanto Añón como el director de suelo de Metrovacesa, Miguel Díaz Batanero, y la responsable en la Comunidad Valenciana, Pilar Salvador, se mostraron dispuestos a mantener el diálogo vecinal e insistieron en que su alternativa cumple con todos los requisitos y necesidades que surgieron del proceso participativo abierto por el Ayuntamiento de Valencia con colectivos sociales implicados, incluida la asociación de vecinos y el colectivo CSOA Benimaclet, un colectivo alternativo de izquierdas ligado al movimiento okupa que propone la desclasificación del suelo, que no haya ningún tipo de edificación y que el suelo se destine por entero a huertos urbanos y actividades sociales. Integrantes de este colectivo se concentraron este martes a las puertas del hotel en el que se celebró la presentación para mostrar su disconformidad con el plan.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios