Casado esquiva el huracán Villarejo en su puesta de gala ante la gran empresa familiar
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
elude a los medios de comunicación en valencia

Casado esquiva el huracán Villarejo en su puesta de gala ante la gran empresa familiar

El líder del PP elude a los medios para no verse envuelto en el escándalo de las grabaciones que salpican a Cospedal y lanza una oferta de rebaja masiva de impuestos ante la gran empresa

Foto: Pablo Casado (c), acompañado de Francisco J. Riberas (IEF) e Isabel Bonig, presidenta regional del PP valenciano. (EFE)
Pablo Casado (c), acompañado de Francisco J. Riberas (IEF) e Isabel Bonig, presidenta regional del PP valenciano. (EFE)

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, eludió este martes dar cualquier explicación sobre el escándalo de las grabaciones del excomisario José Manuel Villarejo que revelan conversaciones con el marido de María Dolores de Cospedal, Ignacio López del Hierro, y reuniones con la propia exministra de Defensa en su despacho de la sede de los populares en la calle Génova. El dirigente conservador evitó atender a los medios de comunicación en su entrada al Palacio de Congresos de Valencia, donde se celebra la XXI convención anual del Instituto de la Empresa Familiar. Como jefe de la oposicion, Casado tenía la oportunidad de exponer ante más de 700 empresarios de la gran empresa familiar su mensaje y programa económico, pero la nueva entrega de grabaciones publicada por Moncloa.com y recogida por El Confidencial ya apuntaba que la mañana amanecía con tormenta sobre las siglas del PP.

Pese al enjambre de cámaras y la insistencia de periodistas, Casado accedió a la sala principal del congreso acompañado por el presidente del IEF, Francisco J. Riberas (Gestamp) en una entrada algo accidentada donde incluso un cámara se tropezó y cayó al suelo. El propio Casado se interesó por su estado, pero siguió su camino con el objetivo claro de comenzar su intervención y tratar de seducir al aforo con su propuesta de rebaja masiva de la fiscalidad y a la vez lanzar un mensaje al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para que la Mesa del Congreso mantenga el veto a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que planea presentar el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Pablo Casado a su llegada

"Hago una apelación a Ciudadanos para que no aprobemos unos presupuestos que son la semilla de una nueva recesión para España". manifestó tras dar por hecho que si las cuentas pasan el primer filtro saldrán adelante con el respado del PSOE, Podemos y las formaciones nacionalistas y las independentistas catalanas. El dirigente conservador aprovechó una pregunta de los empresarios tras terminar su discurso para lanza su mensaje a la formación naranja y anticipar un posible frenazo económico su salen adelante los nuevos PGE que Sánchez ha pactado con Pablo Iglesias.

Tras sortear a la prensa, Casado subió al estrado para ofrecer a un aforo que un día antes señalaba la política fiscal como uno de los asuntos que más le inquietaba un menú de fuertes rebajas tributarias que van desde recortar el Impuestos de Sociedades hasta el 20% o llevar el tipo máximo del IRPF por debajo del 40%. A la vez mostró su oposicion al destope de las cotizaciones de la Seguridad Social que baraja el Gobierno para los sueldos de más de 45.000 euros. También se mostró en contra de la tasa a las transacciones financieras y de una tasa tecnológica que, a su juicio, puede provocar deslocalizaciones en empresas tecnológicas. Del mismo modo reclamó contención en la fiscalidad medioambiental por el impacto que puede tener en la industria automovilística española. Según explicó, más de 40.000 trabajadores están vinculados a la industria del diésel.

Pablo Casado Empresa familiar María Dolores de Cospedal Comisario Villarejo
El redactor recomienda