pacto de presupuestos de la generalitat

PSPV, Compromís y Podemos pactan las cuentas de 2019 y estabilidad hasta las urnas

Las tres formaciones avalan por primera vez las cuentas antes de su presentación y entrega en las Corts Valencianes y rebajan las tensiones para afrontar la campaña electoral

Foto: Mónica Oltra, Ximo Puig y Antonio Estañ en la firma del acuerdo para presupuesto de la Generalitat para 2019. (EFE)
Mónica Oltra, Ximo Puig y Antonio Estañ en la firma del acuerdo para presupuesto de la Generalitat para 2019. (EFE)

PSPV, Compromís y Podemos cerraron este martes un acuerdo sobre los Presupuestos de la Generalitat de 2019 que garantiza la estabilidad política e institucional hasta la celebración de las próximas elecciones autonómicas, para cuya campaña se prevé que surjan diferencias programáticas y de perfil político entre los socios. En un acto formal protagonizado en el Palau en Valencia por el presidente autonómico, el socialista Ximo Puig, la vicepresidenta, Mónica Oltra, y el portavoz parlamentario de Podemos, Antonio Estañ, las tres formaciones garantiza por primera vez unas cuentas antes de su presentación y entrega al Parlamento, que tendrá lugar este miércoles. Se allana, de este modo, el camino de los presupuestos en su tramitación parlamentaria, que se prolongará hasta el 21 de diciembre.

Representantes de Podemos, que no forma parte del llamado Gobierno del Botánico, han mantenido en las últimas semanas diversas reuniones con las 'conselleries' para negociar la incorporación de sus principales reivindicaciones, especialmente en materia de vivienda. El presupuesto de este departamento crecerá el año que viene un 30%, según avanzó Estañ, con medidas dirigidas al fomento de soluciones habitacionales para colectivos más desfavorecidos.

Ximo Puig y la presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, en una imagen de archivo. (EFE)
Ximo Puig y la presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, en una imagen de archivo. (EFE)

El acuerdo parta los Presupuestos Generales del Estado alcanzado por el Gobierno de Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha allanado el camino para un pacto de alcance autonómico en la Comunidad Valenciana que evitará muchas semanas de tiras y aflojas entre los tres grupos en las Cortes Valencianas, como ocurrió el año pasado. El objetivo busca garantizar las cuentas del final de la legislatura y "de la próxima legislatura", como señaló Oltra en la presentación del acuerdo. Socialistas, Compromís y Podemos están pensando ya en clave electoral y han considerado que la mejor forma de garantizar una reedición del acuerdo de izquierdas era ofrecer una imagen de estabilidad y unidad en la formulación de los presupuestos autonómicos.

"Se presentan los presupuestos del momento valenciano, que unirán dos legislaturas en la misma dirección. El objetivo seguirá siendo la creación de empleo; sitúan la inversión en servicios públicos básicos en la media nacional y demuestran que somos un gobierno estable", indicó Puig.

El documento básico presentado este martes (consúltelo aquí), a la espera de conocer su concreción en forma de cifras, hace especial hincapié en medidas de cáracter social, con extensión de la oferta educativa, incrementos en las partidas de sanidad primaria o salud mental, en dotación de fondos para el fomento de la política industrial o en el dinero dirigido a la dependencia. El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha podido cuadrar las cuentas gracias a la mayor aportación financiera que recibirá del Gobierno por las medidas transitorias pactadas para compensar en parte la infrafinanciación, por la mejor perspectiva de recaudación fiscal por el crecimiento económico previsto y porque el Consell sigue presupuestando más de 1.300 millones en ingresos ficticios que atribuye a lo que correspondería a la Comunidad Valenciana por un reparto justo de los recursos entre autonomías en la reforma pendiente. Este dinero, que ya los gobiernos del PP incluían con distintas partidas simuladas, se cubre posteriormente con cargo a inyecciones extraordinarias del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) por parte del Ministerio de Hacienda.

La previsión de incremento del presupuesto, que se conocera este miércoles con exactitud, asciende a más de dos mil millones, si bien el departamento de Soler insiste en que el gasto per cápita de la Administración autonómica sigue siendo inferior a la media en el caso de la Generalitat valenciana.

"El Botànic no és el Titànic", escribía este martes el periodista de La Vanguardia, Salvador Enguix, en referencia a la expresión que habitualmente emplea la líder regional del Partido Popular, Isabel Bonig, para referirse al acuerdo tripartito que sacó a los conservadores de la Generalitat en 2015 tras veinte años en el poder. El pacto sellado libera a los socios de muchas de las tensiones internas que han tratado de dirimir internamente, pero no hará que desaparezcan las diferencias con las que buscarán marcar su propio espacio electoral en los próximos meses y que irán acentuándose conforme se acerque la cita con las urnas. No obstante, esas diferencias tendrán menor impacto en la gestión diaria de la Generalitat con el acuerdo presupuestario.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios