baldoví se cita con la ministra montero

Del IVA para pañales al tren de la costa: el precio de Compromís a los PGE de Sánchez

Los valencianistas, con cuatro escaños, quieren ajustar el IPREM para ampliar becas o subsidios, un calendario para la financiación o que los hoteles no puedan externalizar ‘kellys’

Foto: El diputado Joan Baldoví, con la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, detrás. (EFE)
El diputado Joan Baldoví, con la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, detrás. (EFE)

Compromís quiere hacer valer sus cuatro diputados en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019. La salida del Partido Popular del Gobierno, que permite a la formación valencianista negociar un voto favorable a cambio de contrapartidas, la debilidad parlamentaria de Pedro Sánchez y el escenario preelectoral que vive el país ante los comicios municipales y autonómicos de la próxima primavera han generado un escenario propicio para que formaciones de implantación regional situadas a la izquierda traten de apuntarse algún tanto político de cara a su electorado. Sánchez necesita sumar a casi todos los partidos de corte nacionalista para sacar adelante sus cuentas y Compromís considera que no va a ser menos a la hora de prestar sus apoyos.

El portavoz de la coalición valenciana en el Congreso, Joan Baldoví, se ha citado con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para un encuentro explotatorio en el despacho del ministerio, probablemente la semana que viene. Este miércoles, en el transcurso de una interpelación parlamentaria en la que el también parlamentario de Compromís Ignasi Candela preguntó a Montero sobre la reforma del sistema de financiación, ésta se comprometió a repartir entre las autonomías los incrementos en la recaudación del IVA que hasta ahora se quedaba el Gobierno. Se trata de una de las medidas transitorias que Pedro Sánchez ha pactado con los barones infrafinanciados, como el socialista Ximo Puig. Pero, aunque este tipo de compensaciones son bien recibidas, Compromís, socio del 'president' valenciano, las considera insuficientes. Quiere más.

El portavoz de Compromís se ha citado con la ministra María Jesús Montero para negociar concesiones presupuestarias y el voto favorable

"Queremos que eso se cuantifique y que se dote además de verdad el Fondo de Competitividad (un fondo que redistribuye dinero entre territorios para favorecer su convergencia de renta). Cada año se dejan de ejecutar más de 2.000 millones. Si se ejecutase totalmente, el 25% le correspondería a la Comunidad Valenciana. También pedimos un calendario claro en la reforma del sistema de financiación", señala Joan Baldoví en declaraciones a El Confidencial.

La ministra de Hacienda María Jesús Montero, durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE)
La ministra de Hacienda María Jesús Montero, durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE)

La formación valenciana, que agrupa el alma nacionalista del Bloc de Baldoví con la ecosocialista de la Iniciativa del Poble Valencià de Mónica Oltra, ha divido en dos líneas su paquete de condiciones para respaldar el proyecto presupuestario de Pedro Sánchez. La primera tiene que ver con ampliar el sesgo social de las cuentas del Estado para el año que viene a costa de elevar el gasto público. Compromís quiere ir más allá de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros y que se produzca además una actualización en el modelo de cálculo del llamado Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Se trata de un índice desvinculado del SMI desde 2004 que se utiliza como referencia para otorgar ayudas públicas, becas, subsidios o subvenciones. Compromís quiere elevar el índice para que un número mayor de familias puedan beneficiarse de esas ayudas públicas.

Otra de las medidas del paquete social que Baldoví llevará a Montero está relacionada con ampliar el abanico de productos de higiene que puedan beneficiarse de un IVA superreducido. El Gobierno ha anunciado su intención de atacar a través de este tributo la llamada 'tasa rosa', el sobreprecio que algunas marcas aplican a compresas, tampones o productos de higiene femenina. Hacienda considera que se trata de productos de primera necesidad a los que es imposible renunciar y tiene previsto rebajar su IVA del 10% actual al 4%. Compromís pretende ir más allá y reclama que esta reducción fiscal se aplique también a productos básicos para bebés, como los pañales. "Lo pedimos porque es algo que necesitan las familias", insiste Baldoví.

La tercera gran reclamación de Compromís para dar su apoyo a los Prespuestos no está en las cuentas propiamente. La coalición quiere que el Gobierno del PSOE haga algún gesto normativo con el colectivo de camareras y limpiadoras de habitaciones de hotel, las llamadas 'kellys', en su mayoría mujeres. Para ello, pretende que ese servicio se considere fundamental en el funcionamiento de los establecimientos, de tal forma que las empresas hoteleras no puedan externalizarlo, dando por hecho que el origen de la precariedad y los bajos salarios está en las condiciones de contratación que imponen las agencias contratistas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el president de la Generalitat, Ximo Puig (i), durante el acto Institucional de Entrega de Altas Distinciones de la Generalitat. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el president de la Generalitat, Ximo Puig (i), durante el acto Institucional de Entrega de Altas Distinciones de la Generalitat. (EFE)

En lo que se refiere a la línea de condiciones relativas al territorio de origen de Compromís, la Comunidad Valenciana, Baldoví avanzó que pedirá a la ministra de Hacienda que el Estado ponga fin al desajuste "histórico" en materia de inversión en obra pública con respecto al peso poblacional. En su visita del pasado 3 de octubre a la Moncloa, Ximo Puig aseguró que había arrancado a Sánchez el compromiso de que la autonomía recibiría el 10% de la inversión territorializada de los PGE, acorde a su aporte demográfico. Compromís es todavía más ambicioso. Baldoví habla de entre un 13% y un 14%. "Querríamos que hubiera algunos puntos por encima de nuestro peso específico para compensar la serie histórica negativa", señala. Entre los proyectos concretos que reclaman los ecosocialistas está el inicio de las obras del llamado Tren de la Costa, una vía ferroviaria reivindicada históricamente por las poblaciones de Gandia, Oliva y Dénia (sin conexión ferroviaria) para conectarse entre ellas y con las capitales de Valencia y Alicante.

"Irnos con las manos vacías no sería negociar", advierte Joan Baldoví sobre sus conversaciones con la ministra de Hacienda

También exigen fondos para el transporte metropolitano de Valencia y la ejecución de nuevos accesos a la autopista AP-7 a su paso por la Comunidad Valenciana con vistas a la próxima eliminación del peaje que el Ministerio de Fomento de José Luis Ábalos ha prometido para cuando finalice la concesión de Abertis en 2020. Este plan de acceso, que ya está en la mesa de Fomento, tiene un coste superior a los 200 millones de euros.

Sin líneas rojas

¿Rechazará Compromís los Presupuestos si Sánchez y Montero no asumen al completo su catálogo de peticiones? Baldoví admite que su carta a los Reyes Magos es una propuesta de máximos en la negociación, pero también advierte que no va de farol. "Una negociación es una negociación y no me gusta hablar de líneas rojas, pero si otros grupos políticos negocian y tendrán contrapartidas, los valencianos no podemos ser menos. Irnos con las manos vacías no sería negociar", dice.

Lo cierto es que a menos de ocho meses para las elecciones autonómicas y municipales y con Ximo Puig tratando de apuntarse cualquier concesión de Sánchez a la Comunidad Valenciana, Compromís no quiere aparecer sin algún triunfo en la manga. Los últimos sondeos publicados apuntan a que no estaría en riesgo del Consell del Botánico que comparte con el PSPV-PSOE, pero también que Compromís no consigue arrancar nuevos apoyos electorales e incluso pierde respaldo electoral. Baldoví tampoco puede romper la cuerda con los socialistas porque su electorado no entendería que propiciase un bloqueo de las cuentas y favoreciese un adelanto electoral o un desgaste tras el cambio de color en la Moncloa. Una baza que seguro que también tiene en cuenta la ministra de Hacienda a la hora de saber hasta dónde pueden llegar sus concesiones.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios