Ryanair abre una guerra con Air Nostrum al llevar a Bruselas 3 millones en ayudas de Puig
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
bruselas mantiene abierto un expediente

Ryanair abre una guerra con Air Nostrum al llevar a Bruselas 3 millones en ayudas de Puig

La Comisión Europea abre un expediente y reclama información a la Generalitat. "Constituye una ayuda estatal", dice la irlandesa. El Consell valenciano la justifica por razones medioambientales

placeholder Foto: Carlos Bertomeu, con Ximo Puig y el 'conseller' de Hacienda, Vicent Soler. (GVA)
Carlos Bertomeu, con Ximo Puig y el 'conseller' de Hacienda, Vicent Soler. (GVA)

La Comisión Europea ha abierto un expediente de investigación al España y la Generalitat valenciana por la concesión de tres millones de euros en ayudas finalistas a Air Nostrum. Los fondos, incluidos en el presupuesto autonómico de 2018, servirán para colaborar en la renovación de flota de aviones y comenzarán a librarse a partir de este mismo mes de septiembre en función de las certificaciones de compras de aparatos.

La Dirección General de la Competencia ha solicitado documentación a la Administración autonómica y sus pesquisas se iniciaron tras recibir "una reclamación oficial" de Ryanair, según han confirmado a El Confidencial fuentes de la compañía irlandesa. "El subsidio propuesto por el Gobierno para Air Nostrum constituye una ayuda estatal, que va en contra de la legislación nacional y de la Unión Europea. Ryanair, la primera aerolínea en Valencia y España, ya ha presentado una reclamación oficial a la Comisión Europea, que tiene una investigación en marcha", señalaron desde la central en Dublín.

"Constituye una ayuda estatal, que va en contra de la legislación nacional y de la Unión Europea", dice la empresa irlandesa sobre la ayuda a Air Nostrum

El Gobierno valenciano que preside Ximo Puig lleva desde antes de verano remitiendo documentación a Bruselas. Aun así, el pasado 14 de septiembre decidió seguir adelante y dar por aprobado el convenio con la empresa participada por su presidente, Carlos Bertomeu, y los dueños del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).

placeholder Michael O'Leary, CEO de Ryanair. (Reuters)
Michael O'Leary, CEO de Ryanair. (Reuters)

Fuentes de la Generalitat señalan a El Confidencial que confían en que el expediente abierto por la Comisión Europea no se traduzca en una sanción contra España. Según explican, la subvención se justifica dentro de las excepciones recogidas en la normativa para ayudas públicas por razones de protección de medio ambiente. El proyecto de renovación de flota iniciado por Air Nostrum contempla la sustitución de aviones antiguos por una docena de nuevos Bombardier CRJ 100. El plan de compras está valorado en más de 350 millones de euros, de los cuales 200 millones contarán con financiación del Banco Europeo de Inversiones, según ha relatado la aerolínea valenciana.

A contrario que el BEI, la ayuda del Gobierno valenciano no es a crédito, sino que se trata de una inyección a fondo perdido justificada por los recortes en las emisiones de CO2 de los nuevos aparatos sobre los antiguos. "Según nuestros cálculos, por el volumen de inversión, podríamos haber contribuido con hasta 15 millones de euros", se justifican desde una administración que mantiene acuerdos similares con otras empresas privadas como Ford España y su plan de producción de Almussafes.

Foto: Los responsables de Air Nostrum y CityJet, en la presentación del acuerdo.

Las ayudas se enmarcan dentro del Plan de Transformación del Modelo Económico Valenciano y permitirán "reducir las emisiones de CO2 hasta un 10,45% por asiento respecto a la tecnología anterior, un menor consumo de combustible, la reducción de la contaminación acústica, la incorporación de nuevos sistemas y tecnologías que permitan acortar los tiempos de vuelo y la minimización de residuos peligrosos y lumínicos", según señala el convenio aprobado por el Consell valenciano.

"Podríamos haber concedido hasta 15 millones", se justifican desde la Generalitat alegando razones medioambientales en el acuerdo de ayudas

La pugna de Ryanair con Air Nostrum y la Generalitat no es nueva. La compañía irlandesa ya advirtió el año pasado, antes de conocerse el contenido del convenio, de que la ayuda podría ser "ilegal", aunque en un primer momento parecía que la subvención iba ligada a la decisión de la empresa valenciana de abrir una línea comercial entre Valencia y Barcelona. Esta ruta se anunció en un acto de Bertomeu con el propio presidente valenciano celebrado el 12 de diciembre de 2016. En esta reunión, Ximo Puig avanzó un acuerdo de colaboración para promocionar la Comunidad Valenciana que nunca llegó a concretarse. La colaboración económica reapareció en los Presupuestos de la Generalitat para 2018 en forma de subsidio para la renovación de flota de aviones.

No obstante, sorprende el celo de Ryanair en someter a juicio las ayudas económicas públicas recibidas por una compañía de la competencia. La empresa dublinesa llegó a retirar su base de Valencia y ejecutó un recorte en las frecuencias de vuelos desde el aeropuerto de Manises cuando la Generalitat se negó en 2008 a incluirla en sus campañas de marketing en líneas áreas, de los que también se beneficiaba Air Nostrum. Sin embargo, la aerolínea llegó a recibir hasta 80 millones de subsidios públicos en forma de acuerdo de promoción con administraciones españolas, según datos publicados en 2010 por 'Expansión', antes de que Bruselas pusiese freno a este tipo de acuerdos tras las denuncias de compañías como Iberia o Air France. Ryanair parece haberse servido ahora la venganza en plato frío al denunciar a Air Nostrum, la franquiciada de Iberia para vuelos regionales.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ryanair Bruselas Aerolíneas
El redactor recomienda