La Justicia niega a Zaplana su puesta en libertad: gestionó negocios desde el hospital
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
CONSIDERA QUE SU ESTADO DE SALUD NO ES PEOR

La Justicia niega a Zaplana su puesta en libertad: gestionó negocios desde el hospital

La Audiencia Provincial de Valencia ha vuelto a desestimar el recurso de la defensa del expresidente valenciano insistiendo en que no se aprecia un empeoramiento en su salud

placeholder Foto: Eduardo Zaplana, expresidente de la Comunidad Valenciana, en la comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos. (EFE)
Eduardo Zaplana, expresidente de la Comunidad Valenciana, en la comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos. (EFE)

La Justicia ha denegado por cuarta vez que Eduardo Zaplana sea puesto en libertad por motivos de salud. La Audiencia Provincial de Valencia ha desestimado este martes el recurso de apelación interpuesto por el expresidente de la Comunidad Valenciana, que solicitaba abandonar la prisión en la que ingresó el pasado mayo ante un evidente "empeoramiento de su estado de salud", basándose en distintos informes médicos del doctor Guillermo Sanz, del Hospital La Fe. Un hecho que la Justicia no ve en absoluto, como demuestra la conclusión del auto: "No se aprecia que el estado de salud de Eduardo Zaplana, a fecha de hoy, sea incompatible con su estancia en prisión, al menos no más que la vida que llevaba en libertad".

La Audiencia asegura que "no se duda en absoluto que padece una leucemia" (enfermedad oncológica grave), pero recuerda que el hoy apelante "ha sufrido recaídas de su enfermedad estando el libertad" que conllevaron ingresos hospitalarios, y durante al menos uno de ellos "estuvo gestionando telefónicamente sus negocios desde el hospital", tal y como se desprende de las intervenciones telefónicas practicadas.

Además, los jueces insisten en que "desde que entró en prisión no se ha requerido un nuevo ingreso hospitalario", por lo que entienden que no se ha producido un empeoramiento en su condición física. Los magistrados afirman también que Zaplana "recibe el tratamiento prescrito" en el centro penitenciario de Picassent, "y es controlado diariamente por los servicios médicos en prisión", recibiendo "más atención médica de la que tenía incluso en libertad".

Foto: Un grupo de reclusos corre este verano en uno de los patios de Picassent en una actividad en colaboración con el atleta Martín Fiz. (EFE)

La petición del expresidente de la Comunidad Valenciana sobre su puesta en libertad se basaba en el alcande de su libertad, la inexistencia de riesgo de fuga y la imposibilidad de que pueda obstruir la acción de la Justicia. Este último argumento también es desmontado por los jueces en el auto, ya que consideran "claro" que "de encontrarse en libertad y dada la fluidez de los actuales medios de comunicación", resulta evidente que "sí podría alterar algunas pruebas de gran importancia para el buen fin de la instrucción".

El auto concluye que, como dijo el Ministerio Fiscal, "la vida del señor Zaplana en libertad no transcurría en el estado de asepsia que ahora dice necesitar para sobrevivir, ni era precisamente una vida tranquila, propia de persona enferma", e incluía, entre otras muchas cosas, viajes semanales, reuniones, pasos continuos por aeropuertos y aviones, etc. Por eso, los jueces consideran que el exdirigente popular debe continuar entre rejas.

Foto: Eduardo Zaplana, en uno de los registros cuando fue detenido. (EFE)

La defensa pide que hablen los forenses

La defensa del expresidente valenciano ha reaccionado de forma inmediata al auto de la Audiencia, reprochando el fallo y asegurando que ignora la gravedad de los informes médicos. "Dos eminencias oncológicas y el equipo forense judicial coinciden en el diagnóstico de la enfermedad, en el tratamiento y en que existe riesgo de empeoramiento irreversible de la salud", insiste el abogado de Zaplana en un comunicado.

Además, critica que la jueza "haga caso omiso al recurso de que declaren los forenses" que emitieron el primer informe médico y recuerda que todos los recursos y peticiones de libertad presentados hasta la fecha a cada nuevo informe de los doctores "reflejan progresivamente un empeoramiento de su salud".

Eduardo Zaplana Hospitales Prisiones
El redactor recomienda