del juez castro a manos limpias

Los actores secundarios de Nóos...quién es quién en la trama de Urdangarin

La causa que llega hoy a término lanzó a la fama a varias personas más allá del exduque de Palma y la infanta Cristina

Foto: Urdangarin el día que conoció la sentencia. (EFE)
Urdangarin el día que conoció la sentencia. (EFE)

La sentencia del caso Nóos, conocida hoy, cierra un ciclo que se inició en 2010. La causa lleva coleando, por tanto, más de ocho años, y va mucho más allá de la figura del exduque de Palma Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. Estos son los actores secundarios del caso que ha llevado a la cárcel a un miembro de la familia real:

1. El juez José Castro: bajo su dirección se desarrolló toda instrucción del caso que nació como una derivada del caso Palma Arena. Pese a que la pieza se inauguró en julio de 2010, el año negro que el exduque fue 2011. Unos meses después de la imputación en la trama de corrupción del socio de Urdangarin Diego Torres, en plena Navidad de aquel año, Urdangarin pasó también a la categoría de investigado. Días antes se le apartó de sus actividades oficiales.

El juez José Castro. (EFE)
El juez José Castro. (EFE)

El juez de instrucción número 3 de Palma, saltó de golpe a la fama. Ahora jubilado, instruyó la causa durante cinco años y tomó la delicada decisión de imputar también a la infanta Cristina, propietaria del 50 por ciento de la sociedad del duque, Aizoon. Lo hizo ya en 2016 y después de que la Audiencia Provincial de Palma le señalara la posibilidad de que hubiera incurrido en un delito fiscal.

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach. (EFE)
El fiscal anticorrupción Pedro Horrach. (EFE)

2. Pedro Horrach. Otro de los nombres que volvió familiares el caso Nóos fue el del fiscal del caso. Miembro de la Fiscalía Anticorrupción en la región, abandonó el MInisterio Público para ejercer como abogado al término del juicio por el caso. Pese a que siempre se opuso a la imputación de la infanta Cristina, vio claro desde un inicio el papel esencial de su marido en la trama. Pidió para él 19 años de prisión, muy lejos de la pena final.

3. Manos Limpias. El supuesto sindicato liderado por Miguel Bernad, abanderó la acusación popular en la causa y persiguió la imputación de la hija del rey casi desde un inicio. La hermana de Felipe VI se sentó en el banquillo de los acusados sólo por su actuación. Una investigación de la Audiencia Nacional que saltó en mitad del juicio, acabó desvelando que junto a la asociación de Luis Pineda, Ausbanc, trataron de sacar un rédito económico de su acción penal. Bernad y Pineda se pusieron de acuerdo para "negociar la retirada de la acusación contra la infanta Cristina" a cambio de un acuerdo que les beneficiara económicamente y que alcanzaba hasta los tres millones de euros.

La abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete. (EFE)
La abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete. (EFE)

4. Virginia López Negrete. Abogada de Manos Limpias durante el juicio, fue la cara visible de la acusación contra la infanta. La Fiscalía considera que formaba parte del aparato de extorsión de su jefe Bernad y pide para ella 12 años de prisión.

Diego Torres durante el juicio. (EFE)
Diego Torres durante el juicio. (EFE)

5. Diego Torres. Socio de Urdangarin al frente del Instituto Nóos y presunto autor de delitos de prevaricación, fraude, tráfico de influencias, malversación, contra Hacienda, falsedad, estafa, falsificación y blanqueo. Fue condenado a penas de ocho años y seis meses de cárcel en primera instancia. Considerado el ideológo de la trama que empleaba la figura del duque para conseguir contratos a dedo, se llevó la peor parte.

6. Jaume Matas. El expresidente del Govern y del PP balear y exministro de Medio Ambiente también fue otra de las piezas fundamentales de la trama. Expresidente balear y exministro, es el único político condenado por su contratación de la mercantil Nóos Consultoría Estratégica por parte de la administración que dirigía para la realización de los eventos denominados Illes Balears Fórum 2005 y 2006. La contratación se llevó a cabo prescindiendo de la tramitación legal que era aplicable y, respondió, a la decisión unilateral de Matas, "debido a la influencia ejercida por Urdangarin, concertado con su entonces socio, Diego Torres".

El exministro Jaume Matas. (EFE)
El exministro Jaume Matas. (EFE)

7. Ana María Tejeiro. Esposa de Torres y responsable de personal de las empresas del entramado Nóos. Su papel en la red se sometió a permanente comparación con el de la infanta Cristina. Como ella, resultó absuelta pese a que en su caso la Fiscalía la acusa de blanqueo de capitales y proponía una pena de 2 años de cárcel. También como la infanta fue declarada partícipe a título lucrativo por un importe algo superior: 344.934 euros. La hija del rey emérito tuvo que abonar a medias con su esposo 265.000 euros.

Comunidad Valenciana
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios