mucha expectación por el nombramiento en valencia

Corredor mediterráneo, autopistas gratis… A Ábalos ya le ponen deberes en Fomento

El nombramiento en Fomento colma una reivindicación histórica del PSPV y los patronos valencianos. El impulso del eje ferroviario puede ser un elemento de distensión con Cataluña

Foto: Ábalos (i), con Ximo Puig (c), en un acto del PSOE en la campaña de 2015.
Ábalos (i), con Ximo Puig (c), en un acto del PSOE en la campaña de 2015.

José Luis Ábalos llega al Ministerio de Fomento con un montón de carpetas esperándole encima de la mesa de su despacho. Si de algo no pecó su antecesor, Íñigo de la Serna, es de pasividad y parsimonia. Como exalcalde que fue, de Santander, se pateó muchas ciudades escuchando y apuntando en su libreta el habitual 'qué hay de lo mío' que todo representante público reivindica más allá de la M-40. De la Serna recibió un serio aviso de Cristóbal Montoro apenas llegó al Gobierno de Mariano Rajoy sobre lo que era o no era capaz de prometer, pero en sus últimas cuentas y, sobre todo, en sus previsiones plurianuales (siempre se es mucho más generoso en las patadas hacia adelante), pudo darse algunas alegrías en materia de planificación de carreteras y en puesta en marcha, aunque fuera en forma de redacción de proyectos, de nuevos compromisos inversores. En ámbitos empresariales dan por hecho que Ábalos tratará de imprimir su sello propio, pero a la vez advierten de que "lo importante es que no se pare nada" y la rueda de las licitaciones y las adjudicaciones siga girando.

El Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras se ha quedado a puertas del Consejo de Ministros por el cambio de Gobierno. También ha quedado sin resolver cómo afrontará el Gobierno el fin de un buen número de concesiones de autopistas a partir del año que viene. De la Serna siempre mantuvo discreción sobre este asunto. Aunque anunció que contratos como el de la AP-7 Alicante-Tarragona , AP-1 entre Burgos y Álava o la AP-4 entre Sevilla y Cádiz, todas ellas en manos de Abertis, no se renovarían, tampoco dejó claro si el regreso a la gestión pública iba a significar la liquidación definitiva de los peajes o una simple transición hacia una nueva licitación con la que hacer caja, una de las opciones que más fuerza comenzaban a coger en el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

La Asociación Valenciana de Empresarios, la que más 'lobby' ha hecho en favor del corredor, celebra el nombramiento de José Luis Ábalos

Si, como tiene en mente, Pedro Sánchez logra agotar la legislatura, que termina en junio de 2020, su ministro de Fomento, José Luis Ábalos, no solamente tendrá que gestionar la solución al rescate de las radiales madrileñas. También tendrá que decidir qué hacer con las vías de peaje con concesiones caducadas, la mayor parte de ellas con el plazo límite del 31 de diciembre de 2019. Y en este sentido ya ha comenzado a recibir mensajes, por ejemplo, de la que es su propia federación socialista, la valenciana. En un encuentro con miembros de su Gobierno en Castellón, celebrado el lunes por la noche, antes de conocerse el nombramiento de Ábalos como titular de Fomento, el 'president' Ximo Puig reclamó al nuevo Ejecutivo de Sánchez la gratuidad de la AP-7 como uno de los compromisos en materia de infraestructuras de un paquete más amplio, que contempla también la ejecución de todas las promesas lanzadas por De la Serna en materia de Cercanías o el fin de la pugna judicial entre administraciones por la posible cuestión de inconstitucionalidad de la Ley de Vivienda valenciana.

Ximo Puig e Íñigo de la Serna. (EFE)
Ximo Puig e Íñigo de la Serna. (EFE)

El nombramiento del secretario de Organización del PSOE al frente de Fomento lo hace mucho más sensible a las reivindicaciones que llegan desde federaciones socialistas en materia de inversión en infraestructuras. Especialmente en el caso de la federación valenciana, de la que procede Ábalos. Nacido en Torrent, población del área metropolitana de Valencia, en la que se ha curtido como 'fontanero orgánico', el nuevo ministro de Fomento ha sido la persona de confianza de Sánchez en la Comunidad Valenciana a la hora de abordar las batallas internas. Su nombramiento se ha interpretado en clave de muestra de confianza, al otorgarle un departamento de la potencia de Fomento. Pero también ha sido recibido en Valencia como un mensaje de respaldo a las reivindicaciones en materia de inversiones efectuadas, no solamente desde el Consell de Ximo Puig y Mónica Oltra sino también desde las fuerzas empresariales y patronales. Hay expectación sobre cómo abordará el empuje de las obras del corredor mediterráneo o las inversiones pendientes, si bien Ábalos llega constreñido por las prioridades que marcan los Presupuestos para 2018, pendientes de ratificación por parte del PP en el Senado.

Pese a las enmiendas anunciadas por el PP, Ábalos llega con un Presupuesto ya definido y con pocas opciones de poder hacer otro para 2019 o 2020

"Estamos muy esperanzados porque él es mediterráneo y como buen mediterráneo sabe del problema que hemos tenido y del problema que tenemos en este arco mediterráneo. No me cabe la menor duda de que hará todo lo que pueda por que este asunto se lleve satisfactoriamente donde se tenga que llevar", manifestaba Vicente Boluda, presidente de la influyente Asociación Valenciana de Empresarios, tras conocer la elección del nuevo ministro de la cartera encargada de las obras públicas. "Un ministro valenciano en un área de gran interés para la competitividad de la Comunitat Valenciana y su mejora económica y social, como es el Ministerio de Fomento", tuiteaba la patronal autonómica Confederación Empresarial Valenciana para dar la "enhorabuena" a José Luis Ábalos.

En cualquier caso, un mayor compromiso gubernamental con las obras del corredor mediterráneo o la gratuidad de las autopistas con concesiones caducadas no solamente puede consolidar las opciones del PSOE con vistas a las elecciones municipales y autonómicas de 2019. También puede servir de elemento de distensión con Cataluña, donde algunas fuerzas vivas del independentismo sitúan estos dos elementos en el cuaderno de agravios del Gobierno. No en balde, el levantamiento de barreras de peaje a la fuerza en tramos de la AP-7 a su paso por tierras catalanas fue uno de los gestos de rebelión de los llamados comités de defensa de la república (CDR) en protesta por el encarcelamiento de los líderes independentistas.

Expositor vacío del Ministerio de Fomento en el Salón de la Logística de Barcelona.
Expositor vacío del Ministerio de Fomento en el Salón de la Logística de Barcelona.

Relevos en Puertos del Estado, Renfe o Adif

En ámbitos socialistas se da por hecho que con el cambio de Gobierno la renovación de cargos no se circunscribirá exclusivamente al ámbito ministerial, con las secretarías del Estado o direcciones generales. De la percha de Fomento cuelgan sociedades estatales estratégicas en las que el Partido Popular ha ido situando peones que es cuestión de tiempo que se queden sin destino. Es el caso de Renfe Operadora o Adif, encabezadas por Juan Alfaro y Juan Bravo, personas en la órbita del secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ahora de salida.

En la misma cuerda floja quedan el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, muy cuestionado desde algunas autoridades portuarias, o Jaime García-Legaz, presidente de AENA, que ya ha comenzado a preparar su salida de la empresa pública. Sirve como anécdota de lo que va a ocurrir en los órganos de gobierno de estas sociedades dependientes de Fomento la completa ausencia de representantes en el expositor habilitado por el ministerio en el Salón Internacional de la Logística que este martes se inauguró en Barcelona.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios