Mercadona: Menos beneficios, mismo dividendo: los Roig se reparten 120 millones de Mercadona
la cifra es la misma que el año pasado

Menos beneficios, mismo dividendo: los Roig se reparten 120 millones de Mercadona

Los accionistas de la compañía aprueban una distribución de ganancias idéntica a la del año anterior pese al recorte del 49% en el resultado. Necesitan liquidez para sus programas de mecenazgo

Foto: Juan Roig celebra el título de campeón de la ACB el año pasado. Invierte una media de 10 millones anuales en el club. (EFE)
Juan Roig celebra el título de campeón de la ACB el año pasado. Invierte una media de 10 millones anuales en el club. (EFE)

Hay una diferencia enorme entre una empresa como Mercadona y otra como, por ejemplo, Repsol. La segunda cotiza en bolsa y la primera no. Es gracias a esto que los dueños de la cadena de supermercados pueden permitirse hace un 'profit warning' en toda regla y sacrificar beneficios para multiplicar las inversiones y transformar sus tiendas. No tienen que dar cuentas a una masa accionarial.

Mercadona ha pasado de ganar más de 600 millones en 2016 a 320 en 2017. La previsión para 2018 no es mucho mayor (330 millones). Pero el hachazo en el beneficio neto no tendrá en realidad consecuencias en el bolsillo de sus accionistas, que han aprobado repartirse un dividendo de 120 millones de euros, exactamente la misma cifra que en el ejercicio anterior, según han confirmado fuentes del gigante de la distribución.

El 50,6% de ese dinero (algo más de 60 millones) engrosará el balance de Inmo Alameda, la patrimonial con la que Juan Roig participa en la compañía de supermercados. Su mujer, Hortensia Herrero, posee cerca del 28%, por lo que recibirá 33 millones de euros con su sociedad Herrecha Inversiones. Fernando Roig, hermano de Juan, tiene derecho a 10,8 millones con su 9%. Los hermanos Gómez Gómez, los socios andaluces de Mercadona, recibirán 8,4 millones como corresponde a su 7%, por lo que la estrategia de reducción de beneficios no tendrá ningún impacto en su renta anual.

La decisión de mantener el dividendo en esta etapa de recorte en beneficios tiene que ver con los muchos compromisos que los Roig Herrero tienen adquiridos en materia de fomento empresarial, promoción deportiva y cultural o mecenazgo. Solamente el Valencia Basket le cuesta al empresario valenciano una media de 10 millones al año.

A esto hay que sumar la inversión periódica en Lanzadera, la aceleradora de empresas instalada en la Marina de Empresas, o los fondos que destina a la Fundación Trinidad Alfonso, que patrocina maratones, carreras populares y becas a deportistas con discapacidad. Roig se gasta unos 50 millones al año en este tipo de actividades, mientras que su mujer destina una parte importante de recursos a la Fundación Hortensia Herrero, de apoyo a proyectos culturales y recuperación de patrimonio artístico.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios