Caso Bankia: Adiós a un hombre bueno: en la muerte de Paco Pons (Importaco, Bankia). Noticias de Comunidad Valenciana
promotor de la ética en el mundo de los negocios

Adiós a un hombre bueno: en la muerte de Paco Pons (Importaco, Bankia)

Fue pionero del cooperativismo como director general de Consum, vicepresidente de Eroski y fundador de Caixa Popular. Profesionalizó la Asociación Valenciana de Empresarios

Foto: Francisco (Paco) Pons fue fundador de Consum y Caixa Popular y presidente de Importaco. (Bankia)
Francisco (Paco) Pons fue fundador de Consum y Caixa Popular y presidente de Importaco. (Bankia)

Ha muerto un hombre bueno. No en el sentido de buenismo o candidez, sino el que se reconoce en el humanismo y el derecho como aquel cuyo compromiso con su entorno le lleva a ejercer de mediador, de persona capaz de empujar a la sociedad hacia metas más elevadas soslayando la mezquindad y los intereses estrictamente personales. Nacido en 1942 en Beniparrell, en el entorno metropolitano de la ciudad de Valencia, Francisco Pons Alcoy (Paco Pons, para familia, amigos y conocidos) falleció en la madrugada del sábado tras varios años peleando para que el cáncer no le acortará la vida, a la que nunca renunció.

Moderado, prudente, sosegado, reflexivo, lector voraz, combinó una exitosa actividad empresarial con el compromiso social y la visión intelectual de la economía y el mercado. La historia del cooperativismo en la Comunidad Valenciana no puede escribirse sin la figura de Paco Pons; tampoco la del asociacionismo patronal, la de su propia empresa e, incluso, la de Mercadona, de cuyo dueño, Juan Roig, fue mucho más que un interproveedor: un amigo, un asesor y un confesor.

Francisco Pons en una jornada de buenas prácticas empresariales. (AVE)
Francisco Pons en una jornada de buenas prácticas empresariales. (AVE)

Vinculado a los movimientos obreros y rurales cristianos de corte progresista en el ocaso de la dictadura, Pons fue uno de los pioneros del emprendedurismo social, cristalizado en torno a una primera actividad empresarial compartida que le llevó a ser fundador en 1975 de la cadena de supermercados Consum y del banco cooperativista Caixa Popular, todavía hoy en marcha y del que fue presidente. Formó parte de la operación para tratar de propiciar la fusión con la otra gran cooperativa de la distribución española, Eroski, en la que llegó a ocupar el cargo de vicepresidente. Pero la concentración no funcionó y las dos marcas decidieron seguir camino por separado.

La repentina muerte de su hermano le obligó a abandonar la aventura cooperativista y tomar el mando de la empresa familiar, Importaco (Casa Pons). La compañía especializada en el negocio de los frutos secos creció de su mano hasta convertirse en un grupo alimentario de primer nivel en España, con una facturación de más de 450 millones de euros e intereses en otros segmentos como la fabricación de helados o las bebidas embotelladas. Aunque Pons fue cediendo el testigo en los últimos años a sus sobrinos e hijas, ha estado comprometido con su empresa hasta el último día, aportando desde su presidencia la visión estratégica que otorga la experiencia.

Antecesor de Vicente Boluda (ha publicado una carta de despedida), fue presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios entre 2003 y 2011. Hay un antes y un después en la historia del 'lobby' de los grandes patronos valencianos. Pons profesionalizó la organización, la dotó de una estructura ágil y efectiva y la empujó hacia la entidad de prestigio e influyente que es hoy en España, siempre desde la independencia, la honestidad y la honradez, la misma que explica su papel clave en la Fundación Étnor, entidad que promueve la ética en el mundo de los negocios, tan proclives a la creación de tiburones.

Francisco Pons. (AVE)
Francisco Pons. (AVE)

Por toda esta trayectoria, reconocida por todos los agentes sociales en la Comunidad Valenciana, Francisco Pons fue la persona elegida como sucesor de los restos de Bancaja en la fusión con Caja Madrid de la que surgió el nacimiento de Bankia. Pons ocupó el puesto por la presión ejercida desde los poderes patronales y políticos valencianos. Pero nunca fue el candidato de Rodrigo Rato, que recelaba de cualquiera que no fuera persona de su confianza y trató de promover en vano a José Manuel Serra Peris.

Para cuando Paco Pons ocupó su despacho en el cuartel general de Bankia en Madrid todo estaba atado y bien atado, también la salida a Bolsa y las cuentas por las que Rato, Pons y otros treinta directivos figuran como procesados por falsedad contable. Lo que tenía que haber sido la guinda a un trayectoria impoluta se convirtió en estos últimos años en una mácula y un incordio judicial por la melé que acompaña a este tipo de procedimientos, en la que justos y pecadores reciben el mismo trato. Paco Pons siempre estuvo en el grupo de los primeros. El de los justos. El de los hombres buenos.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios