el fuego destroza uno de los centros 'okupas'

Incendio 'okupa' en el Cabañal: Ribó sigue sin domar el barrio que quiso borrar Barberá

Las llamas devoran el cuartel general del movimiento anarco y la Policía Local aprovecha para tapiarlo. Pese a los planes de rehabilitación, el barrio sigue sufriendo degradación

Foto: El centro de malabares de los 'okupas' del Cabañal de Valencia, en llamas.
El centro de malabares de los 'okupas' del Cabañal de Valencia, en llamas.

Un nuevo incidente en el Cabañal ha dejado en evidencia la lentitud con la que el gobierno municipal que encabeza Joan Ribó está ejecutando las promesas de recuperación y puesta en valor del emblemático barrio valenciano. Más de dos años después del cambio político que liquidó los planes de la fallecida Rita Barberá para abrir en canal la barriada y llevar una avenida hasta el mar, siguen sin desaparecer los conflictos derivados de la degradación a la que se vio sometida por los anuncio de demolición.

El último episodio se ha vivido este mismo miércoles. Poco antes del mediodía se ha declarado un incendio en uno de los cuarteles generales del movimiento 'okupa', la conocida como casa de los Payo-asos. Este local sirve de escuela de malabares y números de circo con los que muchos 'okupas' se ganan la vida en semáforos y plazas, pero a la vez es habitual que en él pernocten personas de forma fija o que llegan de paso a la zona.

Incendio 'okupa' en el Cabañal: Ribó sigue sin domar el barrio que quiso borrar Barberá

Vecinos de la misma calle y algunos de los ocupantes han tratado de sofocar las llamas hasta que han aparecido los bomberos. Como consecuencia del fuego, el interior del edificio ha quedado todavía más castigado de lo que estaba y agentes de la Policía Local, por orden de la concejala de Seguridad Ciudadana, Anaïs Menguzzato, han procedido al desalojo definitivo y el tapiado al considerar que no reunía las condiciones básicas de seguridad.

La edil de Seguridad Ciudadana ha ordenado tapiar la casa incendiada, lo que ha provocado el enfrentamiento de 'okupas' con la Policía Local

La actuación policial ha provocado la reacción airada de una parte de los 'okupantes', que se negaban a abandonar definitivamente el inmueble. Uno de ellos, de origen colombiano, ha sido detenido tras enfrentarse a dos agentes, que han sufrido contusiones.

La casa de los Payo-asos no es la única que ejerce de centro de reunión 'okupa'. También está La Fusteria CSOA (Centro Social Okupat Autogestionat), donde se celebran charlas de corte anarquista y exposiciones, y el Samaruc, el bar de copas. Todos ellos funcionan sin licencia. Además de estos inmuebles hay otras casas ocupadas. Se estima en más de un centenar las viviendas habitadas de forma irregular, muchas de ellas por familias de etnia gitana de origen rumano, ajenas al movimiento anarco.

Punto de referencia 'okupa' internacional

"Es un paso muy importante cerrar esta casa. Funcionaba como un hostal que era punto de referencia del movimiento 'okupa' internacional'", señalan fuentes de la sociedad Plan Cabañal.

Los vecinos reconocen algunos avances en materia de seguridad en las calles de llamada 'zona cero', las más afectadas por los derribos parciales y el abandono de la época de Rita Barberá como alcaldesa. Se ha instalado un retén permanente de la Policía Local gracias al cual parecen haber remitido los conflictos por drogas, Incluso se ha reducido el número de familias instalados de forma irregular en viviendas abandonadas.

Los planes de rehabilitación de viviendas se han activado, pero no avanzan al ritmo que quieren los vecinos. La sociedad pública responsable de la regeneración del barrio ha puesto en el mercado varias viviendas para su recuperación y ha anunciado otro plan de choque para el año que viene para activar más rehabilitaciones, con nuevas subastas de inmuebles ahora en manos de la Administración pública. Hay vías de financiación europea y del Plan de Vivienda del Ministerio de Fomento para mejorar calles y elementos dotacionales. Pero los trámites burocráticos son muy lentos y sigue sin ser visible su impacto en todas las calles del barrio marinero.

Solamente las iniciativas privadas, ligadas a inversores hosteleros o compradores privados que han reformado casas por su cuenta, están contribuyendo a la limpieza de cara y recuperación de la normalidad, sobre todo en las zonas menos degradas que no estaban afectadas por los planes de demolición del PP. Su irrupción, no obstante, ha generado cierta inquietud a su vez entre algunos movimientos vecinales, que temen un proceso de gentrificación en el barrio a medio plazo. Lo cierto es que si llega a completarse el proceso de regeneración y rehabilitación, lo lógico es que se transforme en uno de los barrios más cotizados de la ciudad por su carácter singular y la cercanía a las playas y la fachada marítima de Valencia.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios