tras los pasos de investindustrial y goldcar

Asalto a Italia y márgenes del 16%: por qué Portobello ha comprado Centauro Rent a Car

La operación de la gestora liderada por Ramírez y Sánchez-Asiaín sigue los pasos del 'pelotazo' de Investindustrial con Goldcar. Los socios se han dado cinco años para engordar la compañía

Foto: Erik Devesa, presidente y CEO de la alicantina Centauro Rent a Car. (EC)
Erik Devesa, presidente y CEO de la alicantina Centauro Rent a Car. (EC)

Los fondos de inversión han puesto el ojo en las flotas de coches de alquiler. El 'boom' del turismo y la existencia en España de agencias de corte familiar de tamaño medio que han logrado hablar de tú a tú a los grandes del sector (Avis, Europcar, Hertz) han atraído el interés del capital riesgos, que ve en estas compañías una oportunidad de hacerlas crecer para, posteriormente, salir de su accionariado con la obtención de jugosas plusvalías.

Una operación de este tipo se produjo el pasado mes de junio, cuando Investindustrial, el vehículo inversor de la familia Bonomi, salió de la alicantina Goldcar al traspasarla a la francesa Europcar por una cifra estimada en 1.000 millones de euros, tras haberla adquirido en 2014 por no más de 300 millones. La compañía de alquiler de coches facturó más de 240 millones el año pasado y su fundadores, la familia Alcaraz, han hecho una fortuna con el traspaso, pues conservaban el 20% de las acciones tras la entrada de Investindustrial.

El esquema es casi el mismo en su inicio al que se ha practicado en otra compañía alicantina, en este caso afincada en Benidorm. Portobello Capital, la gestora de fondos que lideran Juan Luis Ramírez e Íñigo Sánchez-Asiaín, cerró el pasado mes de abril la adquisición del 80% de Centauro Rent a Car, la enseña fundada por la familia Devesa que ha crecido al calor del flujo de turistas en España, especialmente en la Costa Blanca. Con 18.000 vehículos y 15 oficinas repartidas por aeropuertos y estaciones de AVE de España y Portugal (Faro, Lisboa y Oporto), la empresa cerrará 2017 con una facturación de 81 millones de euros y márgenes de explotación del 16%, un ratio que contempla mantener o mejorar en los próximos ejercicios.

Oficina de Centauro en Oporto.
Oficina de Centauro en Oporto.

Portobello ha canalizado la compra a través de la sociedad limitada Sildoscan Spain. Esta mercantil es propiedad en un 80% del tercer instrumento creado por la gestora para lanzar inversiones, Portobello Fondo III, y ha recibido el 100% de Centauro Rent a Car. A través de la patrimonial Fadesik, la familia Devesa mantiene un 20% como accionista de Sildoscan, de la que es presidente Erik Devesa, que conserva el mismo puesto y el cargo de consejero delegado en la agencia de alquiler de coches. Los fundadores seguirán al frente de la gestión.

Centauro aspira a facturar el año que viene 100 millones y tener crecimientos anuales de ventas por encima del 10%

Ambas partes han suscrito un plan estratégico a cinco años vista que contempla el análisis de mercados exteriores para propiciar la expansión internacional de la compañía y hacerla ganar tamaño. Italia es el primer destino de ese plan. Centauro abrirá el año que viene cuatro oficinas junto a los aeropuertos de Milán, Bérgamo y Roma (2) con la intención de abrirse un hueco en el mercado turístico italiano, según explica Erik Devesa en conversación con El Confidencial tras participar en Alicante en el congreso anual de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE).

"El objetivo es desarrollar de forma más acelerada el plan de crecimiento que ya teníamos. Ahora podemos ir más rápido porque tenemos solidez económica mucho más potente. Nuestro primer objetivo es abrir cuatro oficinas más en estaciones de AVE y consolidar en Portugal, donde ya somos una de las empresas líderes", afirma Devesa. "En febrero, abriremos las cuatro oficinas de Italia. Intentamos ir a países maduros y con estabilidad política. Hay en mente otros países europeos que estamos analizando y que valoraremos en función del mercado y de la evolución del sector turístico", añade.

Puesto de Goldcar en la estación del AVE de Alicante. (Goldcar)
Puesto de Goldcar en la estación del AVE de Alicante. (Goldcar)

Centauro se ha marcado objetivos de crecimiento de facturación de entre el 10% y el 15%, con la intención de elevar sus ventas hasta los 100 millones en uno o dos ejercicios. La expectativas son mayores que en la media del sector (por debajo de los dos dígitos) porque la compañía aspira a ganar cuota de mercado frente a sus competidores. Su cuenta de resultados refleja márgenes de explotación superiores al 16% que, si se mantienen, permitirán a Portobello obtener rentabilidades inmediatas y a la vez engordar la valoración general de la empresa.

El equipo directivo trabaja con un plan estratégico que no tiene marcada fecha de salida de inversor. "La compra de Goldcar y la nuestra demuestran que hemos puesto en valor empresas de nuestro tamaño. El momento de globalización del mercado hace que seamos empresas apetecibles porque tenemos un potencial de crecimiento importante. Los fondos buscan empresas que puedan crecer, no solamente que les otorguen una rentabilidad", afirma el presidente de Centauro.

La apuesta de Portobello llega en un momento crítico para el sector turístico en general, y el de alquiler de coches en particular. La recuperación de la demanda de destinos turísticos del Mediterráneo oriental como Egipto o Turquía obliga a todos los actores a mejorar los estándares de calidad y los atractivos de la oferta para no perder el flujo de visitantes. En el caso del 'rentacar', además, esta circunstancia ha coincidido con una política de compra de flotas optimista y generosa que puede minar las cuentas de resultados.

"El sector espera un peor año en 2017 debido a la gran masificación de flota que ha habido. Se han comprado muchos coches y los fabricantes no venden al particular lo que tenían previsto, y eso repercute en los volúmenes de flotas. Eso hace que las rentabilidades bajen. Se han adquirido más coches de los que en realidad se van a rodar", dice Devesa, quien considera que Centauro sorteará estos factores con su plan de crecimiento y con estrategias de mejoras del servicio y de digitalización. Actualmente, recibe más reservas por móvil que por el canal clásico y su 'app' propia acumula más de 15.000 descargas, según explica.

Centauro es la segunda empresa turística en la que invirtió Portobello. El pasado mes de enero, sumó a su portfolio la cadena hotelera Blue Sea Hotels & Resorts, con sede en Mallorca y establecimientos en gestión y en propiedad en Benidorm, Costa Brava, Torremolinos, Tenerife y Lanzarote.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios