vencimientos millonarios en las cuentas de 2018

Puig y Oltra, otro año en manos de Montoro con 4.649M en deuda que no pueden pagar

La Generalitat presenta unas cuentas para 2018 marcadas por los elevados vencimientos de deuda y un incumplimiento confeso de los objetivos de déficit de más de 1.300 millones de euros

Foto: Vicent Soler y Mónica Oltra, en la rueda de prensa de presentación de presupuestos de 2018. (GVA)
Vicent Soler y Mónica Oltra, en la rueda de prensa de presentación de presupuestos de 2018. (GVA)

La Generalitat valenciana afronta otro ejercicio presupuestario condicionado por sus problemas de suficiencia financiera. El Consell comandado por Ximo Puig y Mónica Oltra ha elaborado unas cuentas voluntaristas con un gasto no financiero de 15.224 millones a los que ha sumado otros 4.732 millones de euros en operaciones financieras, de los que 4.649 son vencimientos de deuda que es consciente que no podrá asumir sin respaldo del Ministerio de Hacienda. Un año más, la Administración valenciana va a depender de Cristobal Montoro y el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para poder ejecutar sus cuentas y sacar adelante sus compromisos presupuestarios.

Así lo ha reconocido el propio conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la rueda de prensa de presentación de los Presupuesto de la Generalitat para 2018, en la que ha vuelto a reclamar la necesidad de actualizar y reformar el sistema de financiación autonómico. El conseller ha revelado que Montoro ha convocado para este jueves 2 de noviembre por sorpresa a la comisión técnica que debe elaborar la propuesta de nuevo sistema de reparto, con el documento base redactado por los expertos desigandos por las autonomías. Sin embargo, hay serias dudas de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy vaya a completar el procedimiento para reformular el modelo antes de fin de año, tal como recogían los compromisos de la Conferencia de Presidentes.

El grueso de los vencimientos de deuda de la Generalitat valenciana es con el propio Estado, por préstamos del FLA o de pago a proveedores

En conjunto, el presupuesto de gasto para operaciones no financieras crecerá un 6,7%. También lo hace el del sector público instrumental, que agrupa a medio centenar de empresas públicas, organismos autónomos, fundaciones o consorcios con un presupuesto conjunto de 2.430 millones de euros, un 5,36% más que en 2017. Si se consolida este gasto, las cuentas ascienden a 21.185 millones de euros. La nueva radiotelevisión autonómica es la empresa pública que experimenta un mayor crecimiento en sus cuentas, con 46,8 millones de euros. Está previsto que la radio estrene las emisiones antes de acabar este año y que la televisión haga los propio a partir de la próxima primavera, de ahí el crecimiento del gasto.

Por grupos funcionales, la deuda es el segundo grupo que más recursos consume de la Generalitat.
Por grupos funcionales, la deuda es el segundo grupo que más recursos consume de la Generalitat.

Las cuentas valencianas se han cuadrado casi a martillazos. Oficialmente el déficit autorizado es de 457,7 millones de euros. Pero el desfase podría alcanzar casi los 1.800 millones de euros porque el Consell de Puig y Oltra ha incorporado de nuevo una partida de ingresos “reivindicativa” de 1.325 millones de euros. Se trata de ingresos ficticios, que no tiene base real ni sobre la recaudación tributaria ni sobre las trasferencias del Estado. Tienen como objetivo “garantizar la calidad de los servicios públicos fundamentales y acercarse a la media de otras comunidades” y se justifican por la menor recepcción de fondos por los desequilibrios del sistema. A esta cantidad hay que sumar otros 300 millones de euros que la Generalitat ha presupuestado como ingresos pendientes de cobro de las liquidaciones de concesiones sanitarias. Se trata de otro acto de fe, porque gran parte de esos derechos de cobro están judicializados.

Así las cosas, Soler da por hecho que la Generalitat no cumplirá los objetivos de déficit, que podría elevarse hasta el 1,7% del PIB regional, según ha confesado. De esta forma, la Administración valenciana tendrá que valerse de nuevo del instrumento del FLA extraordinario para cuadrar ingresos y gastos no financieros una vez superado el ejercicio. A esto hay que sumar las obligaciones derivadas de la deuda acumulada. "El servicio de la deuda es ya la segunda sección presupuestaria, sólo por debajo de Sanidad y superando a Educación. Esa es la realidad con la que nos encontramos al llegar al Consell y que está lastrando nuestro futuro. En la actualidad 1 de cada 4 euros van a amortizaciones e intereses. La subida de la deuda y de los intereses supone casi el 60% del incremento del Presupuesto", ha lamentado el conseller.

El gasto de la Generalitat valenciana para 2018 por capítulos.
El gasto de la Generalitat valenciana para 2018 por capítulos.

En realidad, gran parte de esos compromisos son con el propio Estado. De los 4.649 millones en pasivos financieros, solamente 974,5 millones con operaciones por préstamos bancarios que la Generalitat deberá refinanciar o amortizar. El resto se corresponde mayoritariamente con vencimientos del FLA (2.705,7 millones), del Fondo para el Pago a Proveedores (946,4 millones) o del Fondo Social (15,04 millones). Lo lógico es que estos vencimientos se refinancien. De hecho, el presupuesto de ingresos contempla nuevas emisiones por importe de 5.239 millones de euros destinadas a cubrir esas obligaciones y tapar el desfase entre ingresos y gastos que contempla las cuentas.

Apoyo crítico de Podemos

Todos esos equilibrios servirán para cubrir unas partidas presupuestarias que, un año más, se han presentado como “las más sociales de la historia”. “Hemos continuado eliminando copagos a colectivos vulnerables y destinamos 34,99 millones diarios a gasto social, cuando en 2017 se destinaban 32,8 millones al día". Soler incluye en ese gasto social el prespuesto conjunto de los departamentos del ramo, que ascenderá en 2018 a 12.762 millones, frente a los 11.982 millones de 2017. Se reparten entre los 6.390,7 millones de Sanidad, 4.720,25 de Educación, 1.194,7 de bienestar social, 363,95 de Empleo y Formación y 93,1 de Vivienda.

Los presupuestos llegan a las Cortes Valencianas con el respaldo inicial del PSPV-PSOE y Compromís, pero no de Podemos. Los tres integrantes del Pacto del Botánico todavía no han cerrado un acuerdo definitivo. De momento, el lider de Podemos en la Comunidad Valenciana, Antonio Estañ sigue en posición crítica, aunque ha arrancado 150 millones de los 300 reclamaba en políticas sociales. La previsión es que, una vez superado el trámite de enmienda, las cuentas puedan aprobarse en la Cámara autonómica por mayoría absoluta.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios