deducción irregular de donativos

Los Gómez-Trénor (Coca-Cola) pactan con Montoro para cerrar una inspección fiscal

Los segundos mayores accionistas de la embotelladora en España dedujeron donativos de forma irregular entre 2012 y 2015. Una Fundación creada por la familia recibió 37 millones en 2014

Foto: Javier Gómez-Trénor Vergés (d), el 'hereu' de la segunda fortuna de Coca-Cola. (jet-set.com.co)
Javier Gómez-Trénor Vergés (d), el 'hereu' de la segunda fortuna de Coca-Cola. (jet-set.com.co)

La familia Gómez-Trénor ha tenido que pasar por caja de la Agencia Tributaria para regularizar un exceso de deducciones del Impuesto de Sociedades de la mercantil Empresas Comerciales e Industriales Valencianas (ECIV SL) durante los ejercicios comprendidos entre 2012 y 2015. Se trata de la sociedad ‘holding’ a través de la que poseen sus participaciones en Olive Partners (accionista español de Coca-Cola European Partners) y en Ebro Foods, la mayor cotizada española del sector agroalimentario. La compañía tuvo como administrador único y propietario a Juan Luis Gómez-Trénor, hasta que falleció el pasado mes de enero con noventa años de edad y tomó el relevo en la gestión de la empresa su sobrino Javier Gómez-Trénor Vergés.

La Agencia Tributaria abrió inspecciones sobre ECIV el 14 de junio del año pasado para revisar la tributación del Impuesto de Sociedades entre 2012 y 2014 y también las liquidaciones del IVA. En el ejercicio de 2014, Empresas Comerciales e Industriales realizó una aportación de 37 millones como donativo a una misteriosa fundación constituida un año antes bajo la denominación de Fundación para la Promoción de Acciones Solidarias, en la que se nombró presidente al empresario andaluz Ramón Mora-Figueroa Domeq y en la que Juan Luis Gómez-Trénor figuraba como vicepresidente y su hermana y su sobrino (ahora ‘hereu’ de la gestión) como vocales. Esa aportación provocó que ECIV cerrase el año con pérdidas.

La inspección se inició en junio de 2016 por un exceso de deducción de donativos en el Impuesto de Sociedades y se cerró en mayo de este año

La compañía arrastraba varios ejercicios acumulando beneficios multimillonarios por los dividendos recibidos de los ajustes de la fusión con el resto de socios españoles de Coca-Cola (Daurella, Comenge, Usó…). La política de donativos ha permitido al accionista valenciano de la embotelladora obtener importantes deducciones y bonificaciones de la cuota del Impuesto de Sociedades. El año pasado, por ejemplo, abonaron 2,39 millones por este tributo sobre un beneficio bruto de 32,9 millones de euros procedente fundamentalmente de los dividendos de Coca-Cola y Ebro Foods. Es decir, tributaron un 7,2% sobre sus resultados. Según la memoria de 2016, a 31 de diciembre aún disponían de deducciones por donativos pendientes de compensar por importe de 18,9 millones de euros, con un plazo máximo de compensación de diez años.

La Casa Sagnier, en Valencia, donde tienen su sede tanto el 'holding' de los Gómez-Trénor como la Fundación para la Promoción de Acciones Solidarias. (Wikipedia)
La Casa Sagnier, en Valencia, donde tienen su sede tanto el 'holding' de los Gómez-Trénor como la Fundación para la Promoción de Acciones Solidarias. (Wikipedia)

Sin embargo, la inspección efectuada por la Agencia Tributaria ha determinado que los Gómez-Trénor dedujeron una parte de esos donativos de forma incorrecta y ambas partes han firmado un acuerdo para regularizar la situación fiscal. Tras una consulta de El Confidencial, fuentes de ECIV han admitido la existencia de las inspecciones, han señalado que se han admitido las discrepancias y, también, que se ha procedido a abonar las cantidades reclamadas sin que se haya producido sanción por parte del Ministerio de Hacienda.

“Se firmó un Acta con Acuerdo por el Impuesto de Sociedades de ECIV SL de 2012 a 2015, en la que fue objeto de regularización un exceso de deducción por donativos declarado, resultando una cuota a ingresar por los cuatro ejercicios de reducido importe. La sociedad no fue objeto de sanción alguna. En ese Acta, también se regulariza un crédito fiscal por deducción por donativos pendiente de aplicación, que no tendrá consecuencias en la práctica en los futuros Impuestos de Sociedades de ECIV SL”, señala la comunicación remitida a este periódico, en la que no se indica el importe pagado para dar por concluido el expediente.

La Agencia Tributaria también ha firmado un acta de conformidad por el IVA de los ejercicios de 2012 a 2014 “sin que fuese apreciada por la Inspección ninguna cuestión regularizable”. “En la memoria de cuentas anuales del cierre de 2017 se podrá corroborar fehacientemente que dichas inspecciones quedaron cerradas, sin impacto significativo para la sociedad y sin sanciones. Actualmente, ECIV SL no tiene ningún proceso de inspección abierto”, insisten las mismas fuentes.

La inspección fiscal a Empresas Comerciales e Industriales Valencianas ha tenido lugar en pleno proceso de transmisión de la fortuna de Juan Luis Gómez-Trénor, uno de los empresarios más ricos de España (Forbes estimaba su fortuna en 1.900 millones de euros). El fallecido, que nunca se casó y no tenía hijos, era el único propietario de las participaciones en Coca-Cola o Ebro Foods a través de su empresa ‘holding’. El pasado mes de septiembre sus sobrinos procedieron a acupar los cargos correspondientes en la compañía, que ha pasado de estar gobernada por un administrador único (el fallecido) a un modelo de consejo de administración en el que Gómez-Trenor Vergés ejerce de presidente, Álvaro Gómez-Trénor Aguilar, de vicepresidente, y otros sobrinos han sido designados consejeros. Todo ellos se reparten el grueso de la voluminosa herencia de su tío, todavía por inscribir. A los herederos les ha tocado lidiar con la Agencia Tributaria, que el pasado mes de mayo dio por concluida la inspección.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios