el tsj vuelve a suspender la actividad

¿A juicio con mascarilla? Vómitos y malos humos en la Ciudad de la Justicia de Valencia

El TSJ suspende de nuevo la actividad judicial tras una veintena de casos de problemas médicos de funcionarios por inhalación de gases tras la apertura parcial del edificio calcinado el domingo

Foto: Trabajadores del servicio de limpieza de la Ciudad de la Justicia, con máscaras de protección. (EFE)
Trabajadores del servicio de limpieza de la Ciudad de la Justicia, con máscaras de protección. (EFE)

Ni dos horas ha durado la presunta situación de seguridad declarada anoche por la Generalitat valenciana que aconsejaba reabrir el edificio de la Ciudad de la Justicia, castigada por un incendio en la segunda planta el pasado domingo. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha suspendido de nuevo en el mediodía de este miércoles la actividad de todos los órganos judiciales ubicados en el inmueble después de que los servicios médicos atendiesen una veintena de casos de irritaciones, conjuntivitis, dolores de cabeza e incluso vómitos entre funcionarios y trabajadores de los servicios de justicia que han acudido a su puesto de trabajo a primera hora de la mañana.

Tras consultar estos informes médicos, la presidenta del tribunal, Pilar de la Oliva, ha decidido declarar inhábiles todas las jornadas hasta las 24 horas de próximo lunes. La suspensión va a contribuir al colapso ya existente en la tramitación de procedimientos que ya existía y el que se deriva de las causas afectadas por la destrucción de documentos por las llamas, pero ha sido reclamado también por los distintos sindicatos profesionales ante los riesgos para la salud de los trabajadores.

Los informes médicos desmienten la ausencia de riesgos de toxicidad en el aire de los documentos oficiales preliminares

La decisión pone en evidencia la decisión de la 'consellera' Gabriela Bravo, que amparándose en informes del Instituto para la Salud en el Trabajo (Invassat), ordenó anoche la repaertura parcial del edificio, con veinte juzgados aún cerrados, dieciocho de ellos de Primera Instancia y dos de lo Contencioso, afectados por el siniestro dominical. "Los técnicos de la 'conselleria' han comprobado que se cumplen los requisitos solicitados por el Invassat y, por tanto, es seguro proceder a la apertura del edificio, excepto en las cinco plantas del bloque A, en la misma vertical, que la zona afectada por el incendio", señalaba el martes. Según explicó, los informes preliminares indicaban que el edificio había sido suficientemente ventilado y no quedaban restos tóxicos en el edificio.

La Consellera de Justicia, Gabriela Bavo, explica en los pasillos de las Cortes Valencianas la situación de la Ciudad de la Justicia. (EFE)
La Consellera de Justicia, Gabriela Bavo, explica en los pasillos de las Cortes Valencianas la situación de la Ciudad de la Justicia. (EFE)

La reapertura se ha topado con otra realidad, la de las molestias sufridadas por los funcionarios judiciales. Fuentes sindicales apuntan a que la puesta en marcha de los sistemas de aire acondicionado, lejos de diluir los restos ambientales de la combustión, han contribuido a extenderlos, con lo que el ambiente se ha vuelto todavía más irrespirable. Bruno Antuña, delegado de Justicia del sindicato CSI-F ha criticado, en declaraciones a El Confidencial, la improvisación con la que ha actuado la Conselleria de Justicia: "Las personas que están haciendo la limpieza son las señores de la limpieza que vienen todos los días, con sus plumeros y sus productos limitados. No se ha contratado una empresa especializada para hacerse cargo de estas tareas de urgencia, solamente una que se va a encargar de tratar de reconsturir los expedientes".

Críticas a la "improvisación"

Sindicatos, responsables del TJS y de la Generalitat mantenían a la hora de escribir esta crónica una reunión para evaluar el alcance de los riesgos de toxicidad de los restos del incendio y tomar decisiones sobre la reanudación de la actividad a partir de la semana que viene. "Nosotros no hemos tenido acceso a los informes de Invassat sobre la calidad del aire. Justicia sigue diciendo que solamente están afectados los cuatro juzgados y los de alrededor, otros quince o veinte. Pero, aunque es una barbaridad suspender la actividad, abrir de cualquier manera no es la solución", indica Antuña.

También el TSJ ha reclamado a la Generalitat que adopte las medidas que "garanticen la seguridad de funcionarios y usuarios del edificio". La suspensión de plazos no afecta a los juzgados de guardia (detenidos, incidencias y Violencia sobre la Mujer), que seguirán funcionando con normalidad. También el Registro Civil mantiene la celebración de las bodas señaladas para jueves y viernes. Está en un edificio anexo a la Ciudad de la Justicia.

Gabriela Bravo se ha visto obligada a comparecer para explicar que ha encargado un segudo informe que determine la calidad ambiental del edificio y decidir si lo clausura. Aunque la actividad judicial se ha suspendido, el inmueble no está cerrado y es posible acceder a él superando los controles de seguridad. "El (primer) informe decía que ese aire podía respirarse, no obstante se debía realizar pruebas en aires acondicionados y otras medidas. Ayer se estuvo trabajando en la revisión de estas medidas para comprobar que estaban correctas y se determinó que las condiciones eran las correctas", ha explicado la consellera.

Comunidad Valenciana
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios