el panorama en la "mayor fábrica de españa"

De Huevos Guillén a Verdifresh: quién gana (y quién gana menos) en la nueva Mercadona

Unos crecen y otros no en la renovada enseña que prepara Juan Roig. La “mayor fábrica de España”, como denomina a su red de productores, vuelve a superarse en cifras… pero sin pasarse

Foto: Juan Roig en la presentación de resultados de 2016 de Mercadona. (EFE)
Juan Roig en la presentación de resultados de 2016 de Mercadona. (EFE)

La leche marca Hacendado tiene sede en Córdoba. La Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (Covap), una enseña fundada en 1959 que agrupa a una veintena de ganaderos, es la interproveedora que pone los cartones de tetrabrick en los lineales de Mercadona. El año pasado facturó 413 millones de euros y se embarcó en la creación de la mercantil Lactia Agroalimentaria para suministrar a los supermercados de Juan Roig en Cataluña de la mano de otra cooperativa, Lleters de Catalunya, con la que acaba de comprar una fábrica de envasados lácteos en Vidreres (Girona). Su crecimiento ha sido constante y ya da empleo a más de 600 personas, aunque porcentualmente sus ventas tampoco se han disparado entre 2015 y 2016, con un aumento del 2%, menos incluso que el 3,6% de aumento de facturación del conjunto de Mercadona el año pasado.

La mayor parte de los grandes interproveedores alimentarios de cadena líder de supermercados han vuelto a registrar plusmarcas en ventas al calor del crecimiento de su principal (y en muchos casos único) cliente. Los constantes cambios que periódicamente se producen en la relación entre Mercadona y sus interproveedores revela que esa conexión no es ni eterna ni inmutable y que está permanentemente en revisión pero que cuando las cosas encajan, la “mayor fábrica de España”, como define Juan Roig a la red de producción de sus más de 120 fabricantes, es una máquina industrial que mueve 16.000 millones de euros anuales y da empleo a casi 50.000 trabajadores.

Grupo Siro es uno de los interproveedores que ha reducido ventas en 2016.
Grupo Siro es uno de los interproveedores que ha reducido ventas en 2016.

Mercadona ha revisado la estrategia que la llevó a crecer como la espuma durante los años de mayor impacto de la crisis económica. Ha comenzado a introducir marcas de fabricante y a tratar de mejorar la experiencia de compra aún a costa de reducir sus márgenes (los de sus proveedores). Para este año, la previsión es reducir beneficios para reinvertir en nuevas tiendas y ensayar mejoras en la relación con “el jefe” (el cliente). Los giros en la política logística y en la relación con algunos productos ya derivó en cambios importantes para algunos interproveedores el año pasado. El fabricante cárnico Martínez Loriente fue troceado y la portuguesa Sovena se ha visto obligada a buscar nuevos clientes tras esfumarse su exclusiva con Mercadona y perder un bocado de su facturación de más del 14%.

El Grupo Siro, que suministra pastas, galletas y bollería, sigue siendo un gigante alimentario, pero el año pasado, coincidiendo con la entrada (o reentrada) de nuevos fabricantes como Dulcesol o Gullón, vio descender sus ventas de 600 millones a 562. Su Ebitda positivo ha pasado de 90 millones en 2015 a 80 millones en 2016, según admite en sus memorias anuales. Sin embargo, ha mejorado su beneficio neto en algo más de un millón de euros, según recogen sus cuentas anuales de 2016. El más reciente cambio en la nómina de proveedores ha sido el de Refrescos Jeiber, que ha dejado de suministrar para ceder su relación comercial a Refresco Iberia (de la holandesa Refresco), la firma que, en realidad, aportaba ya la cadena de producción.

Explorando la exportación

Los interproveedores de Mercadona en 2016.
Ampliar
Los interproveedores de Mercadona en 2016.

Pese a casos como estos, la mayor parte de interproveedores de Mercadona cerró el ejercicio del año pasado con mejoras en sus balances. Los productos Deliplus de RNB Cosméticos crecieron un 8% en ventas, hasta rozar los 100 millones de euros; y las ensaladas o smoothies de la marca Verdifresh generaron 240 millones de ingresos en la cuenta de resultados de Grupo Alimentario Citrus, la compañía que dirige Rafael Boix. Como RNB, Citrus es uno de los interproveedores criados bajo el ala de Mercadona que ha comenzado a explorar mercados internacionales. En su caso ya representan el 10% de la cifra de negocio. También Font Salem (Grupo Damm) se ha lanzado a la exportación de productos. La filial de los Carceller que fabrica cervezas y refrescos se apuntó un crecimiento de más del 8,5% al pasar de 198 millones en ventas a más de 215 millones. Sus beneficios netos rondaron los 19,7 millones de euros.

Tras cerrar la compra de la extremeña Arrocerías Dorado en 2015 y elevar su capacidad de producción, Arrocerías Pons es otra de las compañías que ha registrado alzas en sus ventas el año pasado tras superar los 50 millones de euros, un 5% más. El negocio de Huevos Guillén ha crecido casi en paralelo al de Mercadona, hasta superar los 172 millones (166,9 en 2015), mientras que Importaco, proveedor de frutos sectos (Casa Pons) y aguas, se ha consolidado en el grupo de los grandes facturadores con 452 millones de euros en ventas (442 en 2015). Ubesol-Laboratorios Maverick (productos de Bosque Verde y Deliplus) forma parte también de ese grupo de grandes facturadores, con más de 200 millones en ventas, si bien el año pasado registró un ligero retroceso respecto de 2015.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios