se busca a dos hombres

"Era un ángel": la autopsia apunta a que el niño de ocho años de Elda murió por asfixia

Se desconocen las causas de la muerte, pero investigan si pudo ser un asesinato. La mujer con la que se encontraba, pareja de su padre de acogida, fue maniatada y golpeada por dos hombres

Foto: Agentes de la Policía Local investigan la casa de Elda en la que apareció muerto el menor. (EFE)
Agentes de la Policía Local investigan la casa de Elda en la que apareció muerto el menor. (EFE)

El próximo 11 de septiembre, cuando comience el curso en el Colegio Padre Manjón de Elda (Alicante), padres y profesores tendrán que explicar a los alumnos por qué Lucas* no va a volver al centro tras el verano. "Se nos presenta una tesitura porque, claro, a ver cómo les explicas tú a unos niños de ocho años que su compañero ya no va a estar más con ellos", señala a El Confidencial la madre de uno de los alumnos. Al fin y al cabo, ni siquiera los adultos son capaces de digerir lo que sucedió este miércoles en una casa del centro de la localidad, donde una vecina encontró a Lucas muerto y a la novia de su padre amordazada.

La mujer se dio de bruces con la escena del crimen pasadas las 21:00. Tras escuchar un grito en el edificio, salió al rellano y vio que la casa de la que procedía el ruido tenía la puerta entreabierta, por lo que decidió entrar a ver qué ocurría. Una vez en la vivienda, se topó con el cuerpo de Lucas inmóvil en el suelo y, junto a él, a la pareja de su padre maniatada. "Sufrió tocamientos y la golpearon, pero no la violaron", aseguran en este sentido fuentes de la Policía Nacional a este diario. La mujer, embarazada y de unos 40 años, fue entonces trasladada en estado de 'shock' al Hospital General Universitario de Elda. La mañana de este jueves se ha sabido que el hijo que espera no corre peligro.

Dadas las circunstancias en las que se halló el cuerpo de Lucas, en un primer momento se pensó en un asesinato, pero sin embargo no presenta heridas por arma de fuego o arma blanca, ni tampoco signos aparentes de violencia. "El niño padecía diversas patologías y podría haber sufrido una parada cardiorrespiratoria al ver lo que le hacían a la pareja de su padre", responden a El Confidencial los agentes cuando se les pregunta por un posible asesinato. En lo que se refiere a la discapacidad del menor, personas que le conocían explican a este diario que sufría varias enfermedades, entre ellas autismo y epilepsia. A esto se suma la autopsia practicada este jueves que, según informa EFE, sugiere la posibilidad de que el niño muriese por asfixia. De todos modos, debido a la inconcreción de los resultados, los agentes han enviado muestras biológicas del niño al Instituto Nacional de Toxicología, en Madrid, para ver si se obtienen más datos que permitan esclarecer el caso.

Por otra parte, cabe señalar que Lucas vivía en Elda con unos padres de acogida desde los cuatro años. "Cuando llegó aquí, apenas se le entendía, andaba y corría con dificultad... Pero desde 2013, gracias a toda la gente que le ayudó, avanzó hasta el punto de ser un niño completamente normal. La labor de sus padres es para quitarse el sombrero", asegura una amiga de la familia. Aunque en el colegio asistía a clases de apoyo por su discapacidad, esto no le impidió seguir el ritmo de sus compañeros, y el 11 de septiembre se disponía a comenzar tercero de primaria. "Tendrías que ver cómo le cuidaban y le querían sus amigos del cole. Iba a todos los cumpleaños, a todos los planes... Va a ser duro".

Agentes de la Policía Científica inspeccionan las inmediaciones de la vivienda. (EFE)
Agentes de la Policía Científica inspeccionan las inmediaciones de la vivienda. (EFE)

Según explican varias personas que le conocían, su discapacidad nunca fue un impedimento para que se apuntara a todo tipo de deportes. "Nadaba perfectamente y tenía su bici de dos ruedas como cualquier otro niño", afirman. De hecho, Lucas no dudó en seguir los pasos de su padre de acogida, un hombre que ejerce como entrenador deportivo en la localidad. Prueba de ello son las fotos que este cuelga en su Facebook, donde se puede ver cómo el pequeño participó durante los últimos meses en varios entrenamientos con él. De todos modos, Lucas prefirió apuntarse a triatlón en lugar de atletismo, para lo que se unió a un club especial con el que participó en varias carreras en la Comunidad Valenciana. "Solo puedo decir que no nos lo creemos", responden miembros del mismo ante la llamada de El Confidencial.

Los padres de acogida de Lucas están separados y el menor vivía la mayor parte del tiempo con la madre, pero a finales de agosto le correspondía pasar unos días con su padre por vacaciones. En el momento en que se produjo el suceso, este se encontraba en las pistas de atletismo de Elda, mientras que el niño estaba bajo el cuidado de su actual pareja, con la que lleva algo más de un año de relación. Tras conocer la noticia, el hombre se marchó a toda prisa a su domicilio, donde sufrió un ataque de nervios y tuvo que ser reducido por la policía. Mientras esta escena tenía lugar frente a la atenta mirada de los curiosos, el resto de agentes rastreaba la zona en busca de pistas que pudiesen ayudarles a descubrir el móvil del crimen.

"Era un ángel": la autopsia apunta a que el niño de ocho años de Elda murió por asfixia

En este sentido, fuentes cercanas a la investigación explican a El Confidencial que las pesquisas se centran, de momento, en dos hombres que habrían sorprendido en el rellano a la mujer y al niño cuando ambos se disponían a salir a la calle antes de las 21:00. "Llevaban casco de moto, eso es todo lo que podemos decir", señalan desde la Policía Nacional. De todos modos, por ahora se descarta el móvil del robo, ya que "no faltaban objetos de valor en la vivienda, simplemente estaba removida". Otro aspecto a tener en cuenta es que la mujer agredida habría recibido durante los últimos meses notas con dibujos intimidatorios, según adelanta este viernes 'Radio Elda', pero desde el cuerpo que se encarga de la investigación no confirman este hecho.

Ante la falta de información sobre lo ocurrido, la tristeza que sienten los vecinos de Elda por la muerte de Lucas se mezcla ahora con la rabia de no saber quiénes son los responsables del crimen. "Era un ángel. Estaba totalmente integrado", lamenta una mujer cercana a sus padres.

* El Confidencial ha optado por identificar al menor con el nombre ficticio de Lucas por respeto a la familia

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios